Final Fantasy, La era de la Luz
Bienvenido a Cetus,
El lugar donde se desenvuelve Final Fantasy: La era de la Luz.

Si deseas registrarte no olvides leer las reglas obligatorias en el subforo "Centro de Leyes" y luego crear tu personaje en el subforo "Ficha de Personaje" guiandote de la ficha modelo.

Que disfrutes tu estadia.
Afiliados Élite (32/40)
Hermanos (02/05)
Directorio (02/10)

© HARDROCK
Últimos temas
» La Pluma y la Ficción [Cambio de botón - Normal]
Lun Mayo 23, 2016 6:33 pm por Invitado

» Jormungand Boarding School [Afiliación-normal]
Sáb Abr 23, 2016 6:52 pm por Invitado

» Accademia Di Cielo || Afiliación {Élite}
Sáb Abr 23, 2016 2:57 am por Invitado

» Hiccup Hofferson
Vie Abr 22, 2016 7:59 pm por Juez Alraheim

» Sailor Moon Crystal - Afiliación Élite -
Miér Abr 20, 2016 5:29 pm por Invitado

» Ficha de Adinal Sanát
Mar Abr 19, 2016 6:01 pm por Juez Alraheim

» Ritz Astori
Mar Abr 19, 2016 3:19 am por Juez Alraheim

» Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]
Jue Abr 14, 2016 3:06 am por Juez Alraheim

» Fire Emblem: The Liberation Wars [Afiliación normal]
Mar Abr 12, 2016 11:47 pm por Invitado

» — Hopes and Dreams { Normal }
Lun Abr 04, 2016 10:48 pm por Invitado


Escapando a nuestra realidad [Amalia | Alraheim | Gabranth]

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Escapando a nuestra realidad [Amalia | Alraheim | Gabranth]

Mensaje por Amalia Abagnale el Vie Dic 25, 2015 9:06 pm

Duesel había entrado a la tienda nos dio los buenos días acompañada de unas manzanas para nosotras, la cual aceptamos encantadamente, le di una mascada y pude sentir lo sabrosa y jugosa que estaba. Luego de tragar lo miré, quería saber el porqué de enviar a Bowgan a buscar a Noah, quizás sabía algo y no nos había contado.

- Señor Duesel ¿acaso Noah le comentó que vendría a Macalania? Es que no me explicó el hecho de Bowgan haya ido en su búsqueda. – Volví a darle na mascada a mi manzana. Si bien Kotsaru nos había ofrecido aquella casona, quería saber si contaba con algún baño para poder tomar una ducha. – También quiero saber si acaso hay algún lugar en donde tomar una ducha. – Miré a Sophia y le brillaban los ojos, sabía que ella también lo quería. Si teníamos un lugar para sacarnos el sudor, sería ideal.

Si bien Duesel no me entrenaría hasta dentro de un día más, eso no quería decir que no pudiera entrenar en el arte de la espada y tenía a mi compañera para ello.

- ¿Te parece si entrenamos con la espada, Sophia? –
- Por supuesto, creo que sería bueno para ambas. –
- Bien. – dije mientras tomaba las ropas que nos habían entregado las mujeres el día anterior, serían ideales para poder entrenar. - Si no le molesta señor Duesel, nos cambiaremos de ropa. – sonreí mientras lo invitaba a salir de la tienda.

Me emocionaba el hecho de poder hacer algo ligero junto a Sophia como los hacíamos antes.

Amalia Abagnale

Nivel : 18
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escapando a nuestra realidad [Amalia | Alraheim | Gabranth]

Mensaje por Juez Alraheim el Sáb Dic 26, 2015 12:08 am

Gabranth no escuchaba u obedecía órdenes. Me urgía darle un golpe en la cara, pero debía controlar mi ira y evaluarlo como me ordenaron. El bosque, el entorno, la flora y la fauna calmaban mi ira hasta cierto punto, mientras veía como tanto animales como monstruos recogían cosas para su sustento diario. Algunos cazaban, otros recogían hierbas u otro tipo de hojas y frutos para su supervivencia.
Después de un rato, pude sentir como unos pasos sigilosos se aproximaban con cautela. Pensé que sería una bestia que estaba buscando alimento, pero eran muy grandes para ser de un monstruo. Parecía ser alguien quien nos seguía, así que puse mi mano en el cañón de bolsillo que tenia. Si era un espía, no dudaría en perforarle el vientre de una bala de cañón, sea o no un espía del senado.
Parecía que Gabranth fué el primero en encontrarlo. Se postró ante nosotros un antrolobo color piro y cura en nuestro frente. Gabranth parecía conocerlo bien, pero lo que a mí me sorprendió fué que ese lobo mencionó a una persona en particular. "¿Gabranth lo conoce? De seguro tendrá muchas cosas que explicar y si no me lo explica el, haré que lo explique en el senado", pensaba con rabia.
Cuando me catalogó como su "guardaespaldas", me entraron unas ganas de dispararle desde la espalda, pero como tenía testigos y no sabía a donde ibamos, solo trate de quejarme en mi mente. "Bien, Alraheim... cálmate. Cuenta hasta cien, no... mejor mil. Bien. Comprensión, cero, respeto a la autoridad, cero." Me resigné y me quedé callado, mientras dejaba que el antrolobo nos guiase hasta donde sea que él se escondiese.

Juez Alraheim

Nivel : 80
Raza : Bangaa

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escapando a nuestra realidad [Amalia | Alraheim | Gabranth]

Mensaje por Juez Gabranth el Sáb Dic 26, 2015 6:18 am

Bowgan pidió que lo siguiésemos, mientras caminábamos nos contó que el lugar era agradable y los Kaihi eran unas personas muy serenas y místicas. No sabía a qué tipo de gente se refería, porque nunca había oído aquel nombre, aun debía colocarme al tanto de muchas cosas en este nuevo mundo para mí. Fue así que durante un par de horas llegamos a la entrada de una cueva, Bowgan dijo unas palabras y unas personas de cabellos blancos aparecieron frente a nosotros. Bajamos por aquella cueva hasta llegar nuevamente al bosque, podía ver una gran casona enterrada y gente trabajando en ella, realmente todos en aquel lugar poseían cabellos plateados. Di unos pasos y de una tienda blanca salió Duesel, levanté mi mano y lo salude, luego volteé hacia el Bangaa a mi espalda para dirigirle unas palabras.

- Solo espero que seas de una mentalidad abierta, no saques conclusiones antes de tiempo, primero escucha, Yango. – Lo miré a los ojos. – Y mi nombre es Noah, así deberás llamarme. – Giré para dirigirme a Duesel, quien no traía aquella armadura de costumbre, se veía algo distinto con su traje de lino. – Me hice un tiempo para venir con ustedes, espero no les moleste, pero traje a alguien, es de confianza. – Señalé al Bangaa. Pude ver como un grupo de hombres de cabelleras plateadas se acercaban hacia nosotros, supuse que eran los que están a cargo de este campamento. Miré por todas partes, pero no pude ver a Amalia por ninguna parte, quizás nuestro encuentro tendría que posponerse. Al estar frente a nosotros, aquel hombre se dirigió hacia Duesel.

- He suponer que este es el hombre de quien me habéis contado. Mucho gusto, mi nombre es Kotsaru Kaihi. – Estiró su mano hacía mí.
- Mi nombre es Noah Fon Rosenburg. – Le di la mano. – Es bueno saber que aún hay gente que está del lado correcto. – Solté su mano. Pude sentir como trataba de atravesarme con su mirada, como si quisiera encontrar algo, giré mi mirada hacia Yango para que se acercara y se presentase. – Espero no les haya molestado el que hayamos venido, pero estaba preocupado con ellos. Este es mi guardaespaldas. – Solo esperaba que el Bangaa siguiera la corriente y no saliera con sus arrebatos.

_________________
I.II.III.IV.V.
Juez Gabranth




«El guardián de la ley que preside los juicios a vida o muerte, su verdadera fuerza se ejerce cuando se pone el yelmo.»

Juez Gabranth

Nivel : 80
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escapando a nuestra realidad [Amalia | Alraheim | Gabranth]

Mensaje por Duesel Hawkner el Sáb Dic 26, 2015 6:21 pm

Amalia no entendía mucho lo que sucedía, pero estaba contenta por saber que hoy Noah podría venir. "Ah... el amor joven... ¿En que rayos piensas, Duesel? No eres tan viejo." Me reí internamente. Hace bastante tiempo que no tengo un momemto así de relajo en mi cabeza, y la verdad me aliviaba un poco que estemos en esta estancia de seguridad mutua. Tanto Amalia como Sophia querían saber si había baños.
- Dentro de la casona hay uno, si les apetece. - Dije, mientras me invitaron a salir de la tienda, para cambiarse. Salí de la tienda para darles tiempo y al salir, vi a Noah, Bowgan y un Bangaa viendo las inmediaciones. Ya me imaginaba el rostro de Amalia al ver a Noah, parecía que esos dos estarían unidos hasta el fin de los tiempos. Kotsaru salió del hogar para recibirlos a ambos. Parecía que Noah traía un guardaespaldas con él, me imaginaba que ese Bangaa era uno de sus secuaces del senado, así que le di la bienvenida a ambos con un apretón de manos. Kotsaru se presentó ante ellos y luego comenzó a observarlos, tratando de ver sus auras. Al terminar de observarlos, Kotsaru hizo lo que mejor sabe hacer: Evaluar. Decidió dirigirse a Noah primero.
-Veo arrepentimiento, pero estás haciendo lo posible por tratar de enmendar las cosas. Me agrada. - Luego miró de reojo al bangaa y no le tomó mucho en hablar. -Parece que tienes problemas con la ira. Intenta contar hasta cien... mejor mil. - Dijo. Tal parece que Noah traía un compañero bastante interesante. No he visto a un bangaa desde el encuentro que tuve con el pequeño Renn. Noah probablemente estaba pendiente de Amalia, así que sería mejor decirle.
-Amalia está cambiándose en este momento. Si la esperas, puedes sorprenderla aquí mismo. Estoy seguro de que le alegrará verte. - Dije mientras me dirigí a Bowgan y el banga. -¿Quieres un café, Bowgan? Oye... ¿También quieres un café...? Perdón. Que clase de modales son éstos... Soy Duesel Hawkner, mucho gusto. - Dije mientras volvía a estrechar su mano.

Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escapando a nuestra realidad [Amalia | Alraheim | Gabranth]

Mensaje por Amalia Abagnale el Sáb Dic 26, 2015 8:23 pm

Una vez que Duesel salió de la tienda, comencé a vestirme para ir con Sophia a entrenar. Me coloqué unos pantalones cortos de lino y una polera blanca de algodón, arremangué mis mangas y luego tome mi cabello con una coleta, así no estorbaría para cuando quisiera luchar. Sentimos gente a hablar fuera de la tienda, pero solo eran murmuros.

- ¿Qué estará pasando? – pregunté mientras miraba a Sophia quien me esperaba sentada en una silla.
- No lo sé. – dijo levantándose. Mientras tomé mi Lohengrin para dejarla en mi cinturón. Mi compañera de entrenamiento abrió un poco la carpa para asomar su cabeza, no duró ni  cinco segundos cuando la entró y la cerró abruptamente, se volteó hacia a mí y me miro con una sonrisa en el rostro.
- ¿Qué sucede? – dije mientras me acercaba.
- Es Gab – calló. – es Noah, al parecer si eran acertadas las suposiciones. – Traté de ocultar la felicidad de aquella noticia inesperada, pero no pude. Me dirigí a la entrada de la tienda e inhalé así para luego exhalar. Abrí la cortina de la tienda de par en par con mis brazos, al ver a aquel grupo de hombres pude divisarlo de inmediatamente, su cabellera roja, su armadura ligera y ese dragón en el pecho, era él definitivamente. Me acerqué lentamente hacía aquel grupo, nerviosa, mi amiga me acompañaba atrás, quizás vigilando el que no me desmayase, mi corazón latía a mil.
- Es bueno verte. – mi boca se encontraba seca y mis manos temblaban. Miré a Kotsaru para dirigirme hacia él. – Junto a Duesel, Sophia y Bowgan, Noah me salvó, pues escuchó los planes de Edwards con un desconocido y sin importar quién era o si me conocía, se lanzó en mi búsqueda, a los cuatro les debo la vida. – Los miré a ellos y les di una leve sonrisa, pues siempre me ha costado sonreír en situaciones así. – Le pido que por favor lo acepté como lo hizo con nosotros. – Hice una reverencia hacia el hombre de cabellos plateados y sus acompañantes. Cuando me levante pude observar que había un Bangaa al lado del Juez. No sabía quién era, si estaba antes o no en el campamento o si venía con Noah.

Amalia Abagnale

Nivel : 18
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escapando a nuestra realidad [Amalia | Alraheim | Gabranth]

Mensaje por Juez Alraheim el Dom Dic 27, 2015 5:57 pm

El lobo nos guiaba por el espeso bosque hasta llegar a una cueva alejada de todo camino. Se aproximó a ella y unas llamas de color piro se vieron adentro... "¿Este tipo nos lleva a la boca del lobo?", pensaba. Pero al decir unas palabras, un pequeño chico de cabellera blanca apareció ante nosotros. "Pero qué... ¡¿Un Kaihi?!" Recordaba a ese tipo de magos. Podían ver a través del aura de las personas, y un Kaihi de cabellos blancos era siempre confiable. Me parecía extraño, pero con mucho sentido que esa persona estuviese aquí... como prisionera o algo peor... pero lo único que ahora me importa es saber el motivo de por que los Kaihis están aquí. Lo último que supe de ellos es que habían desaparecido de Mysidia y no habían dejado rastro por una razón inexplicable. Pero aquí había uno, al fin y al cabo. Nos indicó ir por la cueva hasta el fondo. La santa cueva tenía muchas bifurcaciones, pero gracias a que el camino era recto, llegamos a una parte del bosque oculta dentro de la misma cueva. Al llegar, divisé algo que me dejó totalmente boquiabierto... "Esa es... ¡Mi vieja base!" La recordaba a la perfección. La base de nuestro clan en donde pasamos tan buenos tiempos... totalmente sepultada en la tierra y al parecer todo el clan Kaihi tratando de sacarla a flote... sin éxito. Nos movimos por el área, y a pesar de no ser tan grande por las mismisimas cuevas, el sol parecía pegar desde arriba de lo que parecía ser una montaña hueca dentro del bosque. Me asombraba lo bien oculta que había quedado mi base gracias a la guerra oscura... pero me dolía verla así. De no ser por la furia que tenía en ese momento, me hubiese tirado a llorar ahí mismo. Al llegar pude ver muchas tiendas de campaña, médicas... de todo tipo dentro de la cueva, casas a medio hacer, chozas improvisadas... todo mal construido, y a cada área que miraba había un Kaihi ahí, niños, adolescentes, adultos... parecía como si todo el clan estuviese ahí.
Al llegar a cierto punto, pude ver a esa persona, por supuesto... sin su armadura. Su color particular de pelo no me confundía. Era Duesel Hawkner. Parecía que Gabranth le conocia y me dijo que no sacara conclusiones apresuradas... "Yo te sacaré conclusiones apresuradas en el senado... ya lo verás." Me confesó un nombre, "Noah". Por estar atrapado con mi ira, no pude ver al nuevo integrante de la conversación, y al verlo lo reconocí en el acto. El profesor de la escuela de magia Kaihi, Kotsaru Kaihi. Pareció saludar con tranquilidad a Duesel. Yo sabía que tenían una relación cercana, ya que la esposa de Duesel era una familiar cercana a Kotsaru, su hermana para ser preciso. Empecé a dudar de la culpabilidad de Duesel, pero aún así la furia no me dejaba pensar bien. Kotsaru evaluó a Gabranth y a mí. Cuando me dijo que debería controlar la ira no sabía si enojarme o estallar en risa, adivinó mis sentimientos en lugar de mis intenciones, pero para mí eso me traía sin cuidado... no me gusta revelar mis intenciones a las personas. Cuando me di cuenta, una chica de cabellera roja salió de la tienda, junto a otra chica detrás de ella. Las palabras y la actitud de la chica me sorprendieron, y hablar de que gracias a Gabranth está aquí presente ha puesto mi cerebro en jaque. Realmente me estaba cuestionando que esa chica dijera la verdad, pero...
- Te creo - Esa frase dejó a mi cerebro en mate. Posiblemente todo lo que dijo Edwards fuese todo errado o que haya mentido, pero lo que si sé de los Kaihis es que nunca mienten, y ese te creo me lo probó. Luego sentí que alguien me hablaba. Era Hawkner, quien quería invitarme un café.
- Un café no suena mal... - Dije mientras me ajustaba los googles. - Mi nombre es Yango Razum. - Dije, tratando de imitar una sonrisa. Si quería evaluar a Gabranth, también debería evaluar a éstas personas, así que seguí al hume y al lobo.

Juez Alraheim

Nivel : 80
Raza : Bangaa

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escapando a nuestra realidad [Amalia | Alraheim | Gabranth]

Mensaje por Juez Gabranth el Dom Dic 27, 2015 9:08 pm

La tienda se abrió y dejó ver a la chica pelirroja, vestía prendas un traje de lino y llevaba su cabello tomado. Se acercó hasta nosotros para saludar y explicarle al Kaihi quien era yo y como la habíamos salvado de la muerte. Tal como ella había dicho en los suburbios, la sangre llama aun cuando no sabía de quien se trataba. El hombre de cabellera larga y plateada nos hizo un comentario a cada uno, como si nos analizara. No estaba lejos de la verdad, en especial sobre el Bangaa, pues vivía lleno de irá, me preguntaba si lo estaría en estos momentos.

- Cuando me encontró y preguntó por Amalia, parecía exaltado, por lo que negué la información de su ubicación, pero al decirme que estaba en peligro, debelé su ubicación y partió rápidamente en su ayuda. Luego Duesel, Bowgan y yo lo seguimos. – Sophia había hablado de aquel momento y se acercó a Amalia. – debía acudir, pues eres mi amiga. – le sonrió. Amalia pidió que nos aceptasen en el campamento junto con el Bangaa.

Duesel se llevó al Bangaa junto con Bowgan. Sophia me saludó para luego retirarse e ir tras del lupino de pelaje rojo. Kotsaru siguió su camino junto a sus hombres y solo habíamos quedado la chica pelirroja y yo. Aquel malestar que me invadía había desaparecido una vez que la vi aparecer tras aquella tienda. Deseaba hablar con ella.

- Me dieron la semana libre después del incidente con Edwards. –
Dije mientras me acercaba a ella para poder hablar algo más bajo. – Y decidí venir hasta acá para verlos. ¿Cómo están tus heridas? – le pregunté. Deseaba darle sus regalos, pero debía seguir al lagarto, no quería dejarlo solo con ellos, pues era mi responsabilidad el protegerlos y yo había traído a ese odioso hasta acá. - ¿No me envitarás algo para beber? Además, traje regalos. – bromeé. La tenía frente de mí, mis ojos estaban clavados en su rostro y en ese momento recordé el asunto de su apellido falso. – Además, quiero que me cuentes más de nuestra familia y de ti. Creo que eso fue lo que me prometiste si nos volvíamos a ver.

Tenía curiosidad de saber más de ella y quizás de esa manera podía averiguar lo que me tenía intranquilo.

_________________
I.II.III.IV.V.
Juez Gabranth




«El guardián de la ley que preside los juicios a vida o muerte, su verdadera fuerza se ejerce cuando se pone el yelmo.»

Juez Gabranth

Nivel : 80
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escapando a nuestra realidad [Amalia | Alraheim | Gabranth]

Mensaje por Duesel Hawkner el Lun Dic 28, 2015 4:22 am

El bangaa se había presentado como Yango Razum, y aceptó el café. Kotsaru dijo que el bangaa tenía problemas de ira, pero ahora parecía tan calmado que dudaba de las palabras de Kotsaru. "Posiblemente éste Yango sepa controlar la ira de una manera impresionante...", dije en mi mente mientras me moví. Pude escuchar una conversación atrás...
-Bien, yo iré con Bowgan... los dejo solos. - Dijo Sophia al despedirse y tomar el brazo de Bowgan, mientras él miraba avergonzado a otro lado.
-Yo debo atender asuntos importantes también. Espero poder hablar con todos cuando el sol empiece a ponerse. Mientras tanto, espero que disfrutéis su día. -  Y así como vino, se fue de ahí. Me dirigí con Bowgan, Sophia y Yango adentro. Nos perdimos un buen rato, el lugar era bastante grande, pero al final logramos llegar a la cocina. Todos nos hicimos un café y nos sentamos en unos sofás bastante viejos. Miré la casa y habían muchos cuadros de dos bangaas y un moguri, otro de un escuadrón completo... La casa estaba cargada de recuerdos, y probablemente haya sido de un clan bastante grande. Tenía muchas habitaciones y todo lo necesario para levantar un clan, como zonas para guardar tesoros y cosas así. Después de acabarme el café, me levanté del sofá en el que estaba sentado y comencé a explorar un poco los alrededores de la gran zona que eran los pasillos del comedor. Realmente ésta casona no se veía tan grande por fuera, pero por dentro era otra historia... "De seguro me perdería en tamana casona como ésta", pensaba.
-Ésta casona es bastante grande... me pregunto que clase de personas habrán habitado éste lugar... - Decía mientras volvía a mirar uno de los cuadros. Algunos estaban cubiertos con telarañas, otros con polvo, y otros habían sucumbido al paso del tiempo. Ví uno que estaba restaurado, am menos la mayor parte de él y todos parecían sonreír felices. Tan solo esperamos que nosotros también podamos llegar a eso...


Última edición por Duesel Hawkner el Vie Ene 01, 2016 6:36 am, editado 1 vez

Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escapando a nuestra realidad [Amalia | Alraheim | Gabranth]

Mensaje por Amalia Abagnale el Lun Dic 28, 2015 10:11 pm

Todos se retiraron, solo habíamos quedado nosotros solos. Noah se me acercó un poco más. Era increíble la tranquilidad que poseía en este momento, todo ahora era calmo, sentía que todo había vuelto a la normalidad, pero sabía que no dudaría mucho tiempo. El lugar era tranquilo, estábamos a salvo, pero no pensaba vivir atrapada en este bosque el resto de mi vida. Ahora debía enfocarme en entrenarme y salir a buscar las pistas correspondientes para poder probar mi inocencia. Sabía que había encubierto a Duesel cuando se me había enviado a encontrarlo, pero aquel había sido mi único error, en ningún momento se me había pasado por la cabeza conspirar contra Cetus. Gabranth interrumpió mis pensamientos.

- Vaya, creo que algo mucho más complicado de lo que creíamos, lamento escuchar aquello. – lo lamentaba de verdad. Lo que menos queríamos era meterlo en problemas. – Aunque es bueno saber que estés preocupados  de nosotros, realmente nos has brindado mucha ayuda y ya eres parte del grupo. – Se acercó a mí. – Mis heridas están bien, en dos días ya tengo el alta, solo debo reposar, pero no soy de las que se quedan quietas, ya lo estuve por mucho tiempo. Es más, antes de que llegaras iríamos con Sophia a entrenar. – dije mientras le enseñaba mi nueva espada. – Se la compré a unos mercantes camino hacia Macalania. – Me encontraba orgullosa de mi espada, era muy bella, pero la de Noah lo era mejor aun. – Tu espada es muy extraña, si no fuera mucho pedir, ¿algún día me dejarías envainarla? – no perdía nada con preguntar. Sentía que la confianza entre nosotros era mayor después de saber que éramos parientes. Noah hizo un comentario y me hizo sentir algo avergonzada. – Por supuesto, vamos. Yo te invitaré un café, es lo mínimo que puedo hacer si has traído algo para nosotros. – Sonreí levemente, pues no era de las que sonreía mucho y menos ahora. Camino a la casona el hombre a mi lado me recordó aquella promesa que habíamos hecho antes de partir. – Por supuesto, tenemos toda una semana para colocarte al día y contarte algo de mí.

Entramos y buscamos a los demás. Por fuera no se veía tan grande como lo era por dentro, me costó algo encontrar a Duesel junto a al Bangaa y a la pareja. Una vez con ellos le serví café a Noah, su amigo estaba con Duesel, me acerqué a él para saludarlo.

- Hola. – le dije mientras me sentaba a su lado. – Soy Amalia, no me presenté hace unos momentos, pero aquí estoy. ¿Eres amigo de Noah? Es bueno saber que al menos tiene a alguien dentro de aquel lugar lleno de corruptos. Bueno, no todos, pero sí la mayoría. Cuando te das cuenta de ello es difícil digerirlo, pero sé que me entiendes, por algo estas aquí con nosotros ahora. – Me levanté para ir a sentarme junto a Gabranth. – Espero estés a gusto en este lugar. Con tu permiso. – Me retiré para sentarme junto al Juez y poder seguir conversando.

Amalia Abagnale

Nivel : 18
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escapando a nuestra realidad [Amalia | Alraheim | Gabranth]

Mensaje por Juez Alraheim el Miér Dic 30, 2015 5:03 am

Conocía la casa como la palma de me mano... después de todo, pasé los mejores años de mi vida aquí. Ayudé al de la armadura color piro a llegar al comedor y luego me aproxime a el pasillo afuera de éste. Habían muchos cuadros de antaño y podía reconocer a dos de mis amigos en ellos. Me invadió por momentos la tristeza y no pude hacer otra cosa más que perderme en los buenos recuerdos de esos cuadros... buenos recuerdos que nunca van a volver aunque quiera. "Algún día tendrás que superarlo, Alraheim". Autoconsolarme no daba resultados y la depresión me atacaba fuerte en ese momento. Aunque gracias a la pregunta de Duesel y el café en mis manos pude ignorar todo y sentarme a contestar esa pregunta.
- Escuché que un antiguo y famoso clan tenía su base en Macalania, pero nunca creí que fuese ésta... - Nosotros fuimos uno de los primeros clanes en establecer una base en el bosque, y eso fue gracias a mis delirios sobre enfrentar a mis demonios. Tomé un sorbo del café y note que estaba bastante amargo, pero aún así me ayudó a calmar esa ira que llevaba. Ya estaba bastante más relajado y calmado cuando llegó Gabranth con la chica y parecía que también venían por el oscuro brebaje. La chica me habló sobre lo bueno que era tenerme de su lado entre todo el nido de traidores. Eso me hubiese molestado si no hubiese escuchado sobre la red de conspiración en esa carreta. La chica volvió con Gabranth. Parecían estar muy apegados, y solo pude recordar una lección que un amigo me dio hace mucho tiempo atrás. Me levanté de el sofá para estirar las piernas.
- Voy a recorrer el lugar. No hace falta que me esperen, se como llegar a la entrada. - Aún tenía que ver mi antigua habitación. Subí al tercer piso y me dirigí a la puerta de una de las habitaciones. Tomé una llave que tenía en mi cartera, la cual me vi forzado a guardar rápidamente cuando sentí que alguien se dirigía a donde estaba yo. Era el líder de éstos magos: Kotsaru. Me asusté un poco, pero su calmada sonrisa me hizo sentir menos nervioso.
- Oh, hola. Solo quiero decir que gracias por unirtenos en estos momentos tan difíciles. -
- No hay de qué. ¿Puedo quedarme con ésta habitación? -
- Si puedes abrirla, es tuya. Yo debo hacer mis deberes. Nos vemos. - Cuando el lider se fue, rápidamente saqué la llave de mi bolsillo y abrí la puerta. Estaba bastante impaciente...

Juez Alraheim

Nivel : 80
Raza : Bangaa

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escapando a nuestra realidad [Amalia | Alraheim | Gabranth]

Mensaje por Juez Gabranth el Miér Dic 30, 2015 8:58 pm

Amalia conversó con el lagarto, solo esperaba que este se supiera comportar. Al cabo de unos minutos la chica volvió a mi lado. Allí estuvimos hablando, el Bangaa se levantó y fue a observar la casona, mientras no cometería una estupidez, no me importaba que se fuera del lugar.

- Me asombra el poder que tienen estas personas. Si bien hace dos días no podía moverte muy bien, ahora pareciese que tus heridas nunca fueron tan graves. – recordé el momento en que la vi tirada en el piso en un charco de sangre y cuando la llevamos a los suburbios, nunca creí que sobreviviría. – Dime algo Amalia, ¿de dónde has sacado el apellido que ocupas ahora? No es el de tu madre, me causa algo de curiosidad. – Ya se me había pasado por la cabeza que quizás todo lo que me había dicho era mentira, pero prefería no creerlo. Además de que si cayera aquella posibilidad, no hubiera sabido en ese momento quien era yo. Le estaba dando muchas vueltas al asunto. – Olvídalo, tus razones debes tener y no son de mi incumbencia. – Dejé el café en aquella mesa y tomé mi bolso de viaje para sacar los regalos que había traído. – Traje esto para ustedes chicas. – Sophia se acercó hasta donde nos encontrábamos.

- ¿Qué regalos? – preguntó entusiasmada.  Tomé uno de los paquetes y se lo entregué. Lo abrió a prisa. – Es muy lindo, muchas gracias Noah. – Se volteó para enseñárselo a Bowgan. Luego saque los dos paquetes restantes y se los entregué a la pelirroja a mi lado.
- Espero te gusten. El último vestido que te regalé se manchó producto de tus heridas. El otro es un traje de lino para tu entrenamiento, quiero ayudarte en eso si es que Duesel me deja, claro. – mire al veterano mientras bebía su café.

Sabía que el hombre podía enseñarle muchas cosas a Amalia, pero yo también podía hacer perfectamente aquel trabajo y si ella quería volverse más fuerte, yo podía brindarle mucha ayuda para ello.

_________________
I.II.III.IV.V.
Juez Gabranth




«El guardián de la ley que preside los juicios a vida o muerte, su verdadera fuerza se ejerce cuando se pone el yelmo.»

Juez Gabranth

Nivel : 80
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escapando a nuestra realidad [Amalia | Alraheim | Gabranth]

Mensaje por Duesel Hawkner el Vie Ene 01, 2016 6:35 am

No suelo ser un buen cocinero, y lo comprobé al darle un sorbo al café. Quedó bastante amargo... pero al menos era consumible. No sabía como cocinar o preparar algo, pero últimamente he estado aprendiendo a cocinar. Si bien mis intentos no eran tan exitosos, he estado aprendiendo bastante sobre ello. Amalia parecía divertirse bastante, Noah le dio regalos a las chicas. Estaba empatizando muy bien con ellas y en parte eso me alegraba bastante. "Éstas chicas y sus vestidos...", pronuncié con risa. Al terminar el café, pude oír a Noah decir que ayudaría a Amalia con su entrenamiento si me lo permitía. Aunque apreciaba el gesto, yo estaba obligado por juramento el que Amalia tuviese un entrenamiento completo del arte de mi espada.
-Si tienes algo nuevo que enseñarle, puedes hacerlo después de terminar nuestro entrenamiento - No ponía en duda lo bueno que sería Noah en combate, pero yo también tenía mis prioridades con Amalia. Al mirar hacía mi lado, recién me di cuenta de que Yango había desaparecido. Terminé mi café y pensaba en levantarme del sofá y entrenar en ese lugar otra vez. Mi camisa de lino ya debería estar seca para cuando terminase de entrenar. Me levanté y dije. -Bueno... mi cuerpo necesita acción, así que trataré de entrenar. Ustedes disfruten su día. - Cuando termine de pronunciar mi mensaje, salí de la sala de estar y me dirigí afuera. Había un montón de niños jugando a esta hora y yo podía sentir esa felicidad que los envolvía. Seguí caminando entre las cuevas como la vez pasada y encontré el lugar que buscaba. Me sentía con ánimos de correr y empecé a estirar los músculos. Sin más, me puse a correr. Primero eran doscientas vueltas, no eran la gran cosa.

Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escapando a nuestra realidad [Amalia | Alraheim | Gabranth]

Mensaje por Amalia Abagnale el Sáb Ene 02, 2016 2:03 am

Me senté al lado de Noah y este dejó de beber café, me reparó con la mirada. No sabía porque lo hacía, entonces fue cuando hablo para dirigirse hacia el tema de mis heridas. Le había asombrado de la misma manera que yo lo rápido que habían sanado, pero aun necesitaba reposo para que el tratamiento estuviera completo.

Luego acotó algo más a la conversación, pero me pidió que lo olvidase. Claramente no era el de mi padre y menos me colocaría el de mi madre, aquel apellido lo había sacado de la historia de Cetus o Dalmasca, pues la general militar de esos tiempos tenía el mismo nombre que yo y llevar su apellido sería un honor.

- Es el apellido de una general muy conocida, al parecer participó en la pelea contra ti. – dije mientras dejaba de mirarlo a los ojos. Era algo extraño toda esta situación, pues me llamaba exactamente como una de las personas que había luchado contra él. – quizás no sea bueno hablar ahora de ello.

Fue así como el tema cambio completamente, Noah sacó unos paquetes de su bolso de viaje, traté de no parecer muy curiosa, por lo que me acomodé en el sillón mirando hacia otra parte de la casona.

- Traje esto para ustedes, chicas. – dijo llamando la atención de Sophia que había llegado hacia nosotros en un parpadeo. Tomó uno de los paquetes y se lo entregó a Sophia, quien lo abrió y se encontraba dichosa por su vestido. Luego vino mi turno.

- Muchas gracias. – dije mientras abría uno de los paquetes, era otro vestido blanco. Su función era reemplazar el anterior y Noah esperaba que no se arruinara como el otro. – No dejaré que aquello pase otra vez. – mientras que guardaba el vestido nuevamente. El otro regalo no alcancé a abrirlo cuando ya me había dicho que era. – Por supuesto. – yo también tenía ganas de entrenar con él, sabía que podía lograr grandes avances siendo entrenadas por ellos. Duesel accedió a su petición, pero siempre y cuando fueran después de los entrenamientos con él. – Te lo agradezco señor Duesel. – Miré al Juez. – Será un honor el que me entrenes. – tenia pocos días para estar con él y debía aprovecharlos al máximo.

Duesel se marchó de la habitación y Sophia le mostraba el vestido a Bowgan, por lo que estaría ocupado con él otro rato más, entonces decidí tomar su oferta.

- Mi entrenamiento con Duesel empezara dentro de dos días, mientras estas aquí, podríamos hacer algo ligero, como lo que tenía planeado con Sophia. Claro, si no te molesta. Después del almuerzo sería lo mejor, mientras deseo que descanses. – Quería dejar estos regalos en mi habitación, pero no tenía alguna asignada, fue entonces cuando Kotsaru entró en donde nos encontrábamos nosotros.

- Espero estén disfrutando del café. Su amigo Bangaa se encuentra en el piso de arriba y se ha querido hacer de una habitación, hemos limpiado y acomodado algunas, si lo desean, pueden ir por ellas. – siguió caminando hasta cruzar la puerta y se despidió con una reverencia ante nosotros.

- ¿Te parece si nos vamos a acomodar? Así podrás descansar un momento y yo tendré donde guardas lo que me has regalado. – lo invité. Quizás así tendríamos tiempo a solas para poder hablar de lo que fuese y también encontrar a aquel Bangaa desaparecido.

Amalia Abagnale

Nivel : 18
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escapando a nuestra realidad [Amalia | Alraheim | Gabranth]

Mensaje por Juez Alraheim el Dom Ene 03, 2016 6:19 am

Por fin, después de forcejear bastante con la puerta, logre abrirla y rápidamente la cerré. La verdad no me esperaba el que la habitación siguiera tal como la dejé hace años atrás. La cama estaba ordenada y mis cosas seguían donde las había dejado. Miré en la mesita de noche y sobre ella había una bolsa de canicas, un frasco con arena del color de los arcoíris y algunos collares sin terminar. Al mirar a la derecha de la pequeña mesita pude ver mi viejo Modelo Diclum, cubierto de tela de araña y polvo. No pude evitar sentirme nostálgico por todo ésto, en especial por que éstas cosas las di por perdidas hace mucho tiempo. Abrí el closet y había aún dos trajes ahí. No me los iría a poner... pero debía admitir que extraño el amarillo. Dentro de todas las cosas pude notar una caja en el fondo, y al abrirla pude ver varios recuerdos. Las garras de gato de Damaku, la pacificadora de gautaz, colgantes, cosas varias... Tomé su contenido y como pude lo introdiuje en mi mochila.
Tomé el Modelo Diclum de ese rincón en el que estaba y lo remplaze por el cañón de bolsillo que traía. No me apetecía estar mucho ahí con todo el polvo y solo me fui. Trate de eludir a todos los que me viesen salir y con muy pocos esfuerzos llegué a la entrada. Había bastante niño Kaihi por todo el lugar. Me recordaban un poco a cierto infante el cuál tenía a mi cuidado. Recuerdo que era un gran mago... aun duele el no tenerlos conmigo, pero debo aprender a superarlo poco a poco. Decidí caminar, puesto que era lo único que me quedaba por hacer, unirme al juego con los niños me haría verme infantil y tampoco quería parecer una niñera. Se me acababan las cosas por hacer y empezaba a desesperarme, hasta que me encontré una red de cavernas al lado derecho de la casona. El lugar parecía amplío y sin mayores bifurcaciones. Cuando llegué a cierto punto, pude ver a Duesel corriendo en un gran círculo. El area parecía ser una cueva más grande y amplia que los pasillos que recorría. Las ideas se me acababan, así que decidí correr junto a el. Ésta sesión puede darme más información sobre lo ocurrido ese día en el que Duesel se volvió el más buscado.
- Que tal. - Dije mientras corría junto a él.

Juez Alraheim

Nivel : 80
Raza : Bangaa

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escapando a nuestra realidad [Amalia | Alraheim | Gabranth]

Mensaje por Juez Gabranth el Jue Ene 07, 2016 2:06 am

Acepté la propuesta de Amalia y la acompañé para ir a ver nuestras habitaciones. Pude ver al Bangaa salir a toda prisa, pero lo ignoré. Quería pasar un momento a solas con la chica de cabellos carmesí.

- Claro que me gustaría ir a entrenar contigo, pero creo que Duesel se enfadaría. – no me interesaba el que se enojara, pero si el que Amalia pasara un mal momento. – Prefiero estar contigo. – dije mientras subía las escaleras. – Aunque no lo creas, no hablo con muchas personas en donde trabajo y tampoco me gusta mucho hablar, creo que has sido la persona que más palabras me ha sacado y la que más me agrada. – llegué al segundo piso, todo era muy viejo y si bien habían tratado de sacar algo de polvo, aún quedaba.

Me acerqué a una de las puertas y trate de abrirla, pero estaba cerrada, así que fui a la puerta que le seguía. La cama estaba hecha y se encontraba limpia, las ventanas estaban abiertas y tenía vista a parte del bosque.

- Creo que esta esta habitación es muy buena para ella. – Tomé mi bolso de viaje y la dejé en la cama para quedarme mirando el paisaje desde la ventana.

No recuerdo cuando fue la última vez que me quedé mirando hacia la nada sin preocupaciones y solamente hacerlo para relajarme, estaba disfrutando esto, el dejar de ser juez al menos unos días y ser simplemente Noah Fon Rosenburg y con ella podía serlo.

_________________
I.II.III.IV.V.
Juez Gabranth




«El guardián de la ley que preside los juicios a vida o muerte, su verdadera fuerza se ejerce cuando se pone el yelmo.»

Juez Gabranth

Nivel : 80
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escapando a nuestra realidad [Amalia | Alraheim | Gabranth]

Mensaje por Duesel Hawkner el Jue Ene 07, 2016 5:29 am

Había pasado un momento y ya estaba cerca de las cincuenta vueltas. Mantenerme en movimiento era una manera muy buena de relajarme. El caminar, el correr, el trotar... Esas eran formas que yo tenía de recrear mi mente al máximo y así poder también calentar el cuerpo por si algo sucedía y tenía que actuar. Seguí corriendo y ya empezaba a caer el sudor de mi frente. La armadura era muy pesada, pero ya estaba acostumbrado a correr con ella. En poco tiempo ya había llegado a las ochenta vueltas y aún me faltaba más de la mitad. Seguí corriendo hasta que en el medio del camino divisé una figura que trataba de seguirme el trote. Era el bangaa que acompañaba a Noah, Yango. Me saludó con un "Que tal", lo cuál respondí con un...
-Bien, gracias. ¿Y tú como estás? Espero que no te moleste que me quede callado. Debo recordar cuantas vueltas llevo... - El bangaa no parecía de las personas sociables y esa actitud que tuvo en esa sala de estar me lo demostraban, pero él ahora estaba conmigo, me saludó y me preguntó que tal estaba. Para mi era una actutud bastante rara.
-¿Y que te trae por aquí? No pareces alguien que tenga que correr para mejorar sus habilidades con su arma. - "Aunque puede que me equivoque", decía en mi mente, mientras contaba la vuelta ciento ventiuno. Ya me faltaba poco, pero no paraba de adombrarme el control que el bangaa tenía sobre su cuerpo. Le estimaba a ese cañón en su espalda unos treina o cuarenta kilos y aún podía seguirme el ritmo.
-Dime la verdad... ¿Cuanto pesa ese cañón? No es que me interese, pero me asombra el hecho de que puedas seguirme el ritmo aún con semejante armatoste en la espalda. - Contaba internamente "Ciento cuarenta", mientras seguía corriendo alrededor de esa cueva.

Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escapando a nuestra realidad [Amalia | Alraheim | Gabranth]

Mensaje por Amalia Abagnale el Jue Ene 07, 2016 6:11 am

Subimos con Noah al segundo piso, allí vimos bajar al Bangaa, pero iba tan deprisa que no alcancé a decirle nada. El acompañante de Noah era muy extraño, preferí ignorarlo, pues no quería hacerle muchas preguntas a Noah sobre lo que respectara a los asuntos como juez y por un segundo se me cruzó en la cabeza que ese lagarto lo era. Las palabras de Noah hicieron que se volviera nuevamente mi centro.

- No sé qué decir. – dije mientras entraba a la habitación junto con Gabranth. Algo había murmurado, pero no había podido escucharlo bien. Vi la habitación que era algo más grande que la que había en los suburbios. – Me pregunto para que serviría este lugar y que hacía en medio de este bosque. – Me senté en la cama y observé detenidamente al hombre parado frente a la ventana.

No podía creer que fuera un juez y menos que fuera un pariente muy lejano. Quería saber muchas cosas, como que se sentía ser inmortal. Debía ser muy duro ver morir a la gente que amas y ver pasar tantas vidas ante ti. Me pregunto si aún quedaba algo de lo que fue en su pasado antes de despertar. Como había cambiado, pues la historia no lo describe de muy buena manera, tantas preguntas y solo debía callar. Él quería saber cosas y yo se las explicaría, quizás en algún momento me diría todo sobre él y cómo fue que ocurrieron realmente las cosas.

- Son pocas cosas las que sé de tu hermano, pero una cosa sí sé, se preocupó que su apellido prevaleciese en el tiempo, al menos eso me decía mi padre. Tal vez lo hizo por ti, para que si  en algún momento te sintieras solo, encontraras al menos a una persona de tu familia a la cual recurrir. – fue lo único que atiné a decir para que no se decir alguna estupidez.

Amalia Abagnale

Nivel : 18
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escapando a nuestra realidad [Amalia | Alraheim | Gabranth]

Mensaje por Juez Alraheim el Jue Ene 07, 2016 10:17 pm

Mientras seguía corriendo, pude evaluar a Duesel con la mirada. Realmente había cambiado bastante en estos diez años. Se le notaba más alto, mas fuerte y con más aguante que el Duesel que entrenaba, junto con Edwards y el bruto. Me dijo que no hablaría o prestaría atención, ya que no quería perder la cuenta de su trote de entrenamiento. "Tan exigente como siempre", me dije y segui viendo como corría.
- Tienes una forma divertida de matar el aburrimiento. Yo no hallaba que hacer entre tanta quietud. - Dije mientras seguíamos avanzando, Duesel trató de adivinar mis intenciones con una pregunta indirecta que por desgracia no le salió como esperaba.
- A nosotros, los artilleros tenemos que al menos correr grandes distancias. Nuestro oficio es tan de terreno como el tuyo. Simplemente quería pasar el tiempo, como los demás. A diferencia de ellos, yo no tengo pareja o motivos que revelar. - Dije mientras vi que llevaba la cabeza abajo, probablemente tratando de llevar la cuenta de las vueltas que quería dar a la cancha de piedra. Después de un rato y de unas cuantas vueltas, Duesel preguntó sobre mi capacidad de correr con el modelo diclum en mi espalda. Mi vieja amiga y yo hemos estado tanto tiempo juntos que correr o trotar con ella en mi espalda no era ningún impedimento. - Digamos que he entrenado antes. Esto no es la gran cosa. - No estaba obteniendo nada de información, de hecho la estaba dando. Tal vez siendo directo, pueda obtener la información que necesito.
- Quiero saber todo lo que pasó, y quiero saberlo de la boca del más buscado. He escuchado solo rumores, pero quiero asegurarme de que si son eso, rumores o son verdad. - Arriesgaba mi identidad con esa pregunta, pero ya no soportaba la duda, debía saberlo todo de una vez.

_________________

Juez Alraheim

Nivel : 80
Raza : Bangaa

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escapando a nuestra realidad [Amalia | Alraheim | Gabranth]

Mensaje por Juez Gabranth el Sáb Ene 09, 2016 3:42 am

Amalia había esas palabras y no pude evitar el sentir nostalgia por aquellos días en que Bash y yo éramos tan unidos, aun después de muerto había pensado en mí, como siempre. Era el más enfermizo, pero aun así cuidaba siempre de mí. Me di la vuelta y vi a la chica de cabello rojo sentada en la cama, aun cuando quería estar con ella y conversar toda la tarde, aquel Bangaa me preocupaba.

- Creo que puedes dejar tus cosas en esta habitación, la luz es buena y es amplia. – Caminé hacia la puerta. – Bajaré a buscar a mi guardaespaldas, necesito charlar con él. – Algo me tenía intranquilo, ahora que lo pensaba bien, aquello del permiso era muy extraño, estaba cegado con querer pasar tiempo con Amalia, pero ¿y si realmente todo era para querer inmiscuirse en nuestros asuntos? Ella me había hablado de mi hermano y me hizo recordar el antiguo yo. Debía advertirle al Bangaa, lo mejor sería irnos de este lugar. Si bien trataba de que mi rostro fuera anónimo, ante el senado no lo era.

Bajé y salí de la casona, no encontraba a Bowgan ni a Sophia para saber preguntar si habían visto al lagarto, así que decidí hablar con los niños que se encontraban en los alrededores.

- Pequeños, ¿han visto a un Bangaa algo serio y feo por aquí? –
- Sí, se ha ido con el señor Duesel a la cueva que hay por allá. – dijo uno de los pequeños indicando hacia donde estaba.
- Muchas gracias. – Me dirigí allá a todo paso y lo encontré junto con Duesel. – Yango. – lo llamé. – Necesito hablar contigo, es urgente. – Solo esperaba que viniera y dejara de correr, pues si mis sospechas eran verdad, habíamos caído en una trampa.

_________________
I.II.III.IV.V.
Juez Gabranth




«El guardián de la ley que preside los juicios a vida o muerte, su verdadera fuerza se ejerce cuando se pone el yelmo.»

Juez Gabranth

Nivel : 80
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escapando a nuestra realidad [Amalia | Alraheim | Gabranth]

Mensaje por Duesel Hawkner el Dom Ene 10, 2016 5:04 am

Manteniamos una conversación muy estable. En cuanto a sus motivos, al parecer quería pasar el tienpo. Como lo supuse, no era un ser muy sociable, pero eso no lo hacía despreciable. No era alguien que quisiese estar aquí por voluntad propia, sino que estaba forzado a estar aquí, al menos esa es la impresión que pensaba que daba. El bangaa parecía tener experiencia con llevar el armatoste en la espalda. Supuse que llevaba años llevando ese tipo de armas con él, pero era algo que me llevaba sin cuidado... siempre y cuando no se desmaye puede correr donde se le dé la regalada gana. Una palabra de el hizo que parara en seco. Me pregunto por el incidente, un incidente el cuál yo quería evitar de narrar, debido a que me causaba dolor el ver en mi mente esa escena de una Amalia cubierta en sangre en mis brazos.
-Con todo respeto, la pregunta está fuera de sus límites. - Pero aunque me doliese, no podía ocultar nada a mis nuevos compañeros. Si él quiere saberlo, se lo contaré. -Aunque puedo contarte parte de la historia. Iba a ir a Solde Ruetha. Debía enfrentar a mis demonios de una vez por todas. Pero algo salió mal. - Le conté de todo lo que pasó en Solde Ruetha, de como descubrimos lo del intento de asesinato de Amalia, nuestra lucha con los caballeros negros, de nuestra huida y las artimañas que usaron para inculparnos. De como terminamos en los suburbios. Prácticamente puse a Yango de todo lo que había pasado en los últimos días. -Bueno, eso es todo en gran parte. Si me crees o no, ya es cosa tuya, pero si puedo proteger a mis amigos, todo lo que he pasado valdrá la pena. - Luego me puse a correr otra vez. Éstos últimos días han sido bastante exhaustivos, pero si tanto mis amigos como los habitantes de este pueblo estarían a salvo, para mi valdrá la pena. Cuando comencé a correr otra vez vi a Noah en la entrada. ¿Qué querrá?

Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escapando a nuestra realidad [Amalia | Alraheim | Gabranth]

Mensaje por Amalia Abagnale el Dom Ene 10, 2016 5:59 am

Luego de haber dicho aquello Noah, este salió afuera de la habitación, dejándome sola. No entendía que pasaba, quizás algo que dije lo hizo sentir mal. Me levanté de la cama dejando encima de ella los regalos que me había dado y salí de la habitación, caminé por corredor y desde el barandal del segundo piso pude verlo salir de la mansión. Decidí seguirlo, si había hecho algo malo, debía disculparme.

Se acercó a unos niños y luego siguió su camino, algo me decía que aquel Bangaa que lo acompañaba no era su guardaespaldas. Lo hallé frente a una cueva en donde se encontraba su acompañante junto a Duesel, cuando me acerqué a ellos pude sentir un estruendo en todo el bosque.

- ¿Qué fue ese ruido? – vi hacia el cielo y las aves habían salido volando desde las copas de los árboles, nuevamente aquel estruendo se escuchó. Pude ver a uno hombres correr de un lado a otro y otros hacia la mansión, tal vez en busca de Kotsaru, algo estaba ocurriendo y no era nada bueno. Corrí hacia donde se encontraban mis pertenencias y me coloqué mi armadura, equipándome mi arma y protección, debía estar preparado para lo que fuera.  Al salir de la tienda pude cruzarme con uno de los hombres del líder de la tribu Kaihi. - ¿Por qué tanto movimiento? ¿Qué ocurre? –
- Deben prepararse, un ejercito de hombres con armaduras oscuras se aproxima hacia aquí. – Armaduras oscuras, eran ellos, los que me habían atacado, pero si Edwards estaba en prisión como es que ellos seguían interfiriendo, quizás aquel hombre que vi cuando me envió por Duesel es su líder, entonces él era el secuas de ese malnacido.

Una batalla se aproximaba y debíamos tomar cartas en el asunto, había mucha gente inocente, si venían por nosotros ellos saldrían perjudicados, a menos que viniesen por las personas de este clan.

Amalia Abagnale

Nivel : 18
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escapando a nuestra realidad [Amalia | Alraheim | Gabranth]

Mensaje por Juez Alraheim el Lun Ene 11, 2016 6:19 pm

Me agradaba que Duesel no haya cambiado mucho en lo que se dice a actitud, seguía siendo en parte el mismo zorro de la academia. Eludía mis preguntas con el mismo silencio y actitud de zorro que yo conocía. Recuerdo que a veces me sacaba de quicio, pero entendía que entrenaba duro. Para mi, su entrenamiento me recordaba a los viejos días en la academia, donde gozaba de la poca libertad de ver a los soldados entrenarse sin que algún concejal estuviese detrás mío diciendo que debía estar en los consejos o algo por el estilo. No me gusta que las personas me digan lo que tengo que hacer, y Gabranth era una prueba de lo que nunca tienes que hacer conmigo, aunque los concejales son los que se encargan de nosotros, yo soy el que acata las reglas entre nosotros y ningún juez hace algo sin que yo lo sepa. En el instante en el que hice la pregunta sobre su desaparición, el paró en seco. Evidentemente era algo que no quería contestar, pero hacerlo tan forzadamente era algo que lo estaba forzando a hacer... Al parecer, Edwards estaba hablando con un sujeto ajeno a la orden de caballeros, el cuál le ordenó buscar a Duesel, pero no para la orden que yo le había dado, sino para exterminarlo. Cuando Amalia lo encubrió, se transformó en el nuevo objetivo y casi muere. Me imaginé lo doloroso que debió haber sido esa escena para Duesel y de el hecho de que ese desconocido esté confabulando con Edwards solo me hace querer volver a Solde Ruetha para empezar de una vez por todas el interrogatorio. Terminé de escuchar toda la historia, y aunque no quería tragarmela del todo, no podía dejar pasar la oportunidad de averiguar la verdad, ahora más que nunca. La actitud de caballero de Duesel me hacía tener la balanza en él, por lo que él era el más creíble en estos momentos.
- Sabés, me cuesta en éste momento cuál de las dos versiones es la más creíble... pero la tuya se acerca más. - Dije mientras volví a correr junto con él. En ese instante escuché el grito de Gabranth en la cueva y vi que me llamaba, con la chica pelirroja al lado de ella. Me detuve y me acerqué a ellos
- Y que mosca te... - Pero no alcancé a decir una frase completa sin que un estruendo de marchas se escuchara al como ecos al onisono. Todo en un momento comenzó a ser un caos y me preocupaba el bienestar deo joven en la entrada de la cueva. Al parecer, apareció en poco frente a nosotros y con una cara de aterrado se metió adentro. Kotsaru salió a los pocos minutos, diciendo de que un ejército de sujetos con armaduras negras se aproximaba. Alguien debió habernos seguido.
- Usaré las cuevas a nuestro favor, pero es posible que algunos no caigan en la trampa. Si es mucho, les tendré que pedir a ustedes encargarse de eso. Tened cuidado, pofavor. - Dijo el mago antes de retirarse al frente. Sin mi armadura y sin mis poderes como juez. Solo debía esperar a que mis habilidades como artillero no se hayan esfumado con el tiempo.

_________________

Juez Alraheim

Nivel : 80
Raza : Bangaa

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escapando a nuestra realidad [Amalia | Alraheim | Gabranth]

Mensaje por Juez Gabranth el Lun Ene 11, 2016 8:12 pm

Amalia había llegado a mi lado, Yango se aproximaba a mi cuando un estruendo dejó en evidencia lo que estaba pensando, habíamos caído en una trampa, quizá no como jueces, pero si como nuestras identidades civiles.

- ¿No se te hizo raro que nos castigaran suspendiéndonos de nuestras labores? Nos quitaron de nuestras tareas para poder quitarnos de en medio, alguien más está detrás de Duesel y Amalia o de este clan de cabellos plateados y han dado con ellos y nosotros estamos en medio. – Un nuevo estruendo se escuchó. Amalia salió corriendo de mi lado. – Hay que averiguar que ocurre. – Caminé hacia la casona, en ese momento salió Kotsaru avisándonos de lo que pasaba. – Un ejército de caballeros oscuros, deben ser los mismos que atacaron a Amalia. - Me dirigí hacia donde estaba Amalia, no la dejaría sola en este momento, debíamos proteger a esta gente y a ellos. No sabía detrás de quien venían, pero ambos de cierta manera estaban conectados, si atrapaban a aquel grupo y los Kaihi, sería el fin. – Kotsaru ¿hay alguna salida? Quizás vienen por tu gente o por Duesel y Amalia o peor aún, por ambos.
- Contamos con varias cuevas subterráneas que dan a distintas partes del bosque. – Kotsaru miró a uno de sus hombres y lo envió conmigo. – Enséñale las más cercanas. –
- Trataré de llevar a los niños y mujeres a esos lugares, si algo sale mal, podrán escapar.
- Está bien, nos encargaremos de ellos por esta parte.

Traté de juntar a la mayor cantidad de gente y esparcirlas por las distintas salidas lo más rápido posible, Amalia seguía al frente junto con Kotsaru, pero ahora tenía como prioridad que inocentes no salieran lastimados. Pude ver como salía humo de la entrada principal en donde estaban todos protegiéndola.

_________________
I.II.III.IV.V.
Juez Gabranth




«El guardián de la ley que preside los juicios a vida o muerte, su verdadera fuerza se ejerce cuando se pone el yelmo.»

Juez Gabranth

Nivel : 80
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escapando a nuestra realidad [Amalia | Alraheim | Gabranth]

Mensaje por Duesel Hawkner el Mar Ene 12, 2016 5:45 am

Algo que no me esperaba, el bangaa me dijo que me creía, mi historia era la más creíble de todas... Así que... ¿Antes no confiaba en mi? No quería juzgar a alguien que me estaba ayudando, pero no podía evitar decirme en mi mente que conocía a este tipo. Como si fuera un viejo conocido. No me quitaba ese sentimiento de la cabeza y el hecho de que fuese acompañante de Noah, quien es Gabranth en realidad sólo me hacía pensar que éste bangaa o era la mano derecha de un juez o era un juez en persona. La única persona que se me ocurre sería... "Juez Alraheim..." ¿De verdad éste bangaa podía ser uno de los jueces más importantes de Cetus? No debía hacer suposiciones así de pronto, bien puede que me equivoque. Gabranth parecía exaltado, y un estruendo me decia que algo había pasado afuera. No me creía el hecho de que nos habían seguido hasta aquí... Así que... ¿Habrán seguido a Noah hasta aquí? Como sea, ahora estamos en problemas. Bowgan llego con Sophia corriendo.
-Duesel, lo escuché todo. ¿Que hacemos?
-Calmarnos y prepararnos para el combate. Si puedes llevarte a Sophia lejos, hazlo.
-Pero... ¿Qué hay de ti?
-Intentaré hacerles ganar tiempo. No te preocupes, no es la primera vez que me superan diez a uno. - Estaba bastante seguro de poder. Tenemos a los mejores magos en la retaguardia y a mi en la delantera, tratando de parar la mayoría de los inpactos desde cerca. Confiaba en ser el saco de carne el tiempo suficiente para resistir al menos tres oleadas. Escuchaba marchas viniendo hacia aquí, y esa señal era la suficiente para sacar mis armas y prepararme para lo que sea que viniese.

Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escapando a nuestra realidad [Amalia | Alraheim | Gabranth]

Mensaje por Amalia Abagnale el Jue Ene 14, 2016 3:51 pm

Me dirigí nuevamente a la entrada, allí vi a Noah quien hablaba con Kotsaru, luego llegó Duesel y detrás de él Bowgan y Sophia. Estábamos los 5 reunidos, pero el juez se dirigió a reunir la mayor cantidad de gente en las salidas ocultas por si algo salía mal, me sorprendía la dedicación para con los demás que tenía, solo esperaba que todo saliese bien.

- Amalia. – escuché la voz de Sophia mientras miraba concentrada al frente. - ¿No vendrás? – me volteé a verla.
- No, me quedaré aquí. –
- Pero aun no te has recuperado del todo. – dijo la chica acercándose a mí.
- Estoy bien, ahora vete. Ya has tenido suficiente por mi culpa. – La tomé de la mano y la llevé con Bowgan. – Entre más rápido se vayan, mejor podremos concentrarnos. Ahora, váyanse. – Le dije al lupino carmesí. Éste se llevaba a Sophia a la fuerza, pero confiaba en que la sacaría del lugar. Me acerqué a Duesel  y me quedé a su lado. – Estoy con usted, señor Duesel. – estaba lista para lo que fuera, no dejaría que nadie saliera lastimado en este lugar y menos que se llevaran a alguien.

Los pasos se escuchaban aún más cerca y de entre aquella humareda se sintió una risa. El humo comenzó a dispersarse para dejar ver una silueta esbelta. Una mujer de cabello largo y blanco como el de los Kaihi y ropas blancas había aparecido, a su lado y detrás de ella, los caballeros oscuros.

- Sí que me han causado trabajo para encontrarlos. – dijo la persona frente a nosotros. – Fueron muy audaces en escapar de Mysidia sin dejar rastro, pero la sangre llama. – sonrió.
- Sakuya. – La voz de Kotsaru, quien estaba a un poco más adelante que nosotros, había revelado su identidad. Si la conocía era porque ella también era una Kaihi.
- Kotsaru, veo que armaste un gran escondite para ti y este grupo de conformistas. – observaba el lugar y a nosotros, hasta que su vista se posó en Duesel. – No puede ser, pero si es Duesel. Que suerte he tenido, doble premio. Les dará gusto saber que llegaré con las dos personas más buscadas en todo Cetus. Ese torpe de Edwards ni con todo el poder militar que tiene pudo dar contigo y yo, sin buscarte te he encontrado. Merecido tiene el estar en la cárcel. – Se mofó en frente de nosotros. Entonces su objetivo era Duesel y los Kaihi. Me coloqué enfrente de Duesel anteponiendo mi espada.

- Estás muy equivocada si crees que podrás colocarle un dedo encima al señor Duesel. – Sakuya me miró despectivamente.
- ¿Y tú quién eres? – Me reparó de pies a cabeza. – Bueno, eso no importa, morirás de todas formas. Ataquen. – Dio la orden y los caballeros comenzaron a desplegarse por todo el lugar.

La pelea había comenzado, solo esperaba que la gente estuviera a salvo y comenzaran a evacuan el lugar lejos de aquella maníaca.

Amalia Abagnale

Nivel : 18
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escapando a nuestra realidad [Amalia | Alraheim | Gabranth]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.