Final Fantasy, La era de la Luz
Bienvenido a Cetus,
El lugar donde se desenvuelve Final Fantasy: La era de la Luz.

Si deseas registrarte no olvides leer las reglas obligatorias en el subforo "Centro de Leyes" y luego crear tu personaje en el subforo "Ficha de Personaje" guiandote de la ficha modelo.

Que disfrutes tu estadia.
Afiliados Élite (32/40)
Hermanos (02/05)
Directorio (02/10)

© HARDROCK
Últimos temas
» La Pluma y la Ficción [Cambio de botón - Normal]
Lun Mayo 23, 2016 6:33 pm por Invitado

» Jormungand Boarding School [Afiliación-normal]
Sáb Abr 23, 2016 6:52 pm por Invitado

» Accademia Di Cielo || Afiliación {Élite}
Sáb Abr 23, 2016 2:57 am por Invitado

» Hiccup Hofferson
Vie Abr 22, 2016 7:59 pm por Juez Alraheim

» Sailor Moon Crystal - Afiliación Élite -
Miér Abr 20, 2016 5:29 pm por Invitado

» Ficha de Adinal Sanát
Mar Abr 19, 2016 6:01 pm por Juez Alraheim

» Ritz Astori
Mar Abr 19, 2016 3:19 am por Juez Alraheim

» Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]
Jue Abr 14, 2016 3:06 am por Juez Alraheim

» Fire Emblem: The Liberation Wars [Afiliación normal]
Mar Abr 12, 2016 11:47 pm por Invitado

» — Hopes and Dreams { Normal }
Lun Abr 04, 2016 10:48 pm por Invitado


Las Sombras de la Academia [Skae, Gab]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Las Sombras de la Academia [Skae, Gab]

Mensaje por Jueza Skaeren el Mar Dic 15, 2015 12:10 am

Skaeren:

EQUIPO
Armas:
- Rompestratos (Espada oscura) - Rcg +1 / Rcg +1 [Irrompible] (Las Recargas deben ser a distintas habilidades)
- Rompehojas (Daga) - Reacción++: Cuando una hoja, daga o espada ataca, puede intentar romperla el mismo turno antes de ser golpeado
Armaduras y Accesorios:
- Minerva (Armadura Ligera) - R. Daños Graves, Anti: Fuego, Hielo, Rayo, Tierra, Viento, Agua.
- Cinta (Accesorio) - Protege de Estados Alterados

HABILIDADES
•Ley Primordial: (Todos)
 Cambia las leyes del campo de batalla, enviando a los infractores a prisión. [Infinitas Veces]
•Blindaje: (Usuario)
  Adopta una pose defensiva que la vuelve inmune a todo ataque, sea mágico o físico.
  El usuario decide cuando dejar de realizar dicha pose. [1+1 veces]
•Ignoretur: (Usuario)
  Hace al la Jueza indetectable por 3 turnos/post. [2 veces]
•Tempus Fugit: (Usuario)
 Da al usuario la capacidad de usar una habilidad distinta a esta como reacción en el turno de un enemigo. [2+1 Veces]
Encadenar Habilidad++: Cuando usa Tempus Fugit debe elegir una habilidad que desencadenar, el usuario escoge cuando utilizar la habilidad, pero una vez usada se gasta de manera normal. [Especial*]

* Encadenar habilidad puede contener 1 o 2 cargas de las habilidades especificadas.

Estaba frustrada, si, muy frustrada. Había gastado casi una semana para obtener resultados miserables, ¿que esperaban que encontrase?, ¿huellas?. El Santuario de los Cristales estaba casi vacío, a exepción de un par de ratas que con sólo mirarlas o salian corriendo o se desintegraban. Para que diablos habían hecho ese santuario si nadie lo cuidaría, maldita sea, que una Jueza tenga que pedir autorización oficial para poder investigar algo que debería ser una prioridad es absurdo e inaudito. Para colmo, si llegase a quedar algún descalabro de seguro hasta podrían hecharle la culpa de aquello "por que no estuvo allí", los políticos y el concejo le daban asco, a veces se preguntaba por que era Jueza y no los mandaba a todos al carajo, pero la imagen en su dije siempre la tranquilizaba y la hacía volver a sus cabales y esta vez no sería la exepción.

Cuando llegó a Solde Ruetha todo estaba igual, aburrido, las masas de gente caminando como zombies, olvidando lo que era realmente vivir, siguiendo sus rutinas al pié de la letra, como marionetas. todo le molestaba a Skaeren, irse de la capital a hacer nada, volver con las manos vacías y ver nuevamente la capital igual de como la había dejado.

Veía Solde Ruetha como un segundo hogar y una prisión para su libertad, pero el trabajo era trabajo, volvió a observar su pendiente, se colocó su capa con capucha color blanca y se dispuso a entrar a la capital.

A medida que avanzaba algunos la observaban, sobretodo las armas que traía en su cinto, hojas de exelente calidad y en un estado de limpieza y cuidado cuasi perfectos. Su armadura resplandecía opacamente con los colores del arcoíris a la luz del sol, su cabello corto en frente y largo atrás dejaba caér una trenza por el costado derecho del capuchón y sus penetrantes ojos color cuarzo rosa se perdían en la sombra de la capa que la cubría casi por completo, llevaba las alas recogidas y sólo parecía que portaba un pequeño bulto en su espalda o una joroba.

Ya hacía bastante que se había ido, tal vez algunos de los reclutas más nuevos nisiquiera la conocerían, y si es que alguno de los más antiguos también lo hacía. Skaeren era una de las Juezas que menos se veía, por su trabajo y función en el círculo interior.

Esperaba no tener que entrevistarse con Alraheim, ese bangaa aburrido pareciese que dejó su alma en su otra armadura, la Jueza Nu mou era más aburrida que ver una pared, a su parecer los Jueces estaban mal designados, pero lo eran por su experiencia y función, como ella, que era la mejor en lo que hacía.
Otro asunto eran los concejales, cada uno le caía bien dependiendo del día de la semana en que los viera y el para que.

Comenzó a acercarse a la academia y entró sin preguntarle a nadie.
Un muchacho trató de interceptarla <<
Disculpe dama puedo ayud.. >> Skaeren le tapó la boca con el dedo índice y lo miró con sus ojos color flor de cerezo << Estoy ocupada chico, a un lado >> su voz sonaba rara como siempre, como de ultra tumba y con eco, el muchacho estuvo a punto de reaccionar a la mala educación de la Jueza, pero en un parpadeo ya no estaba a la vista, cuando no quería ser molestada simplemente desaparecía, por algo hacía la funcion que cumplía, era prácticamente indetectable si así lo deseaba. •Ignoretur

Comenzó a adentrarse sin mucho ánimo a la academia, pero algo llamó su atención.
Escuchó a dos reclutas hablar sobre un nuevo Juez <<
Al parecer el nuevo Juez no se lleva bien con el juez Alraheim, los rumores dicen que se conocer de hace años >> Decía uno, a lo que el otro le respondía << No seas ridículo, como es posible que haya habido un Juez que nadie conoce y nadie recuerda, es como si ubiesen dos Jueces Alraheim >> Un frío recorrió su espalda, no podía imaginarse dos Lagartijos Jueces, ahí si que el universo se volvería gris y aburrido para los ciudadanos de Solde Ruetha o todo Cetus.

Pero cayó en cuenta de que ella misma también era una Jueza desconocida, las únicas caras visibles eran Allens y Alraheim. Una mueca parecida a una sonrisa se dibujó en su rostro.

Tenía que conocer al nuevo del equipo y juzgar con sus propios ojos si valía la pena o no y siquiera molestarse en entablar otra conversación con él. Esta podría ser la primera y la última.

A medida que avansaba de pronto su habilidad de ser indetectable se desvaneció. Seguramente había algún dispositivo que anulaba ese tipo de efectos, ese Alraheim le tenía las grebas hinchadas con sus estupideces, pero mal que mal, hacía bien su trabajo.
Siguió avanzando y se encontró con un guardia de mayor rango y status, al parecer un Paladin, pues la reconoció como la Jueza que era <<
Dama Skaeren es bueno saber que volvió, bienvenida sea señora >> El sujeto se puso firme y algo nervioso, Skaeren lo vió de pies a cabeza y le replicó casi en el acto << Donde está el nuevo juez. >> dijo casi sin dejar que el sujeto reaccionara, el Paladín le indicó donde se encontraba el despacho de Gabranth y obviamente su nombre, se dirigió hacia el mismo sin perder el tiempo.
Cuando llegó, un muchacho custodiaba la puerta del despacho, seguramente su ayudante, avanzó con pasos delicados pero firmes, casi no emitía ruido al andar, el chico se dió cuenta de su presencia cuando ella ya estaba a unos cinco metros de él <<
Buenas tardes en que la pue.. >> alcanzó a decir antes de que Skaeren le interrumpiese << Soy la jueza Skaeren vengo a ver a Gabranth >> El chico no supo que responder ante la interrupción de la Gria, abrió la boca para contestar y Skaeren ya estaba poniendo una garra sobre la puerta del despacho << No necesito que me anuncies gracias >> El soldado se levantó para detenerla pero Skaeren ya había abierto la puerta y comenzaba a entrar al despacho imprudentemente.

Una vez con un pié adentro y el otro afuera, sacó su pendiente con forma y motivo de magicita y se dirigió al juez que estaba ataviado con una increible armadura maximiliana completa.
<<
Soy la jueza Skaeren >> Dijo sin vacilar, al momento que Richard alcanzaba a tomarle el brazo para detenerla, intentó halarla pero se percató de que era muy dificil moverla.

<<
Tu debes ser el nuevo o el viejo Juez. >> Dijo observándolo aún de la puerta, ignorando al guardia que trataba inutilmente de sacarla del despacho de su señor.


Última edición por Jueza Skaeren el Mar Dic 15, 2015 12:20 am, editado 1 vez (Razón : Uso de Hab.)

_________________
Atk: 1-8 (Med) / AMg: 1-8 / Def: 1-3(5) / DMg: 1-3(4)

Todo tiene un Precio, Sobretodo nuestros errores del pasado ...
avatar
Jueza Skaeren

Nivel : 80
Raza : Gria

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Sombras de la Academia [Skae, Gab]

Mensaje por Juez Gabranth el Mar Dic 15, 2015 3:04 am

EQUIPO Y HABILIDADES:
EQUIPO:

Hoja de Tormento (Espada Antigua)
   [Est: Electro/Aero][Golpe Entumecedor][Rompe PM]
Estrella Oscura (Espada Antigua)
   [Est: Inútil/Inmóvil][Bravura]
Armadura de Juez (Armadura Pesada)
   [Reacción: "Rompehueso" (Contraataque x2)]
  [Soporte: Guardia++/Auto-prisa/Espejo]
Anillo del Juez (Accesorio)
   [Inmune Condena+/Muerte Súbita+]
    [Auto-Regen][Anula Magias+]

HABILIDADES:


 

 

 

 

 


Había sido increíble la manera en que aquel Bangaa había dado la cara por mí ante el senado, había dejado que me dejaran como Juez y comenzar mis labores como tal. Nada mejor que en lo que mejor sabía, milicia. Estaba acostumbrándome a cómo eran las cosas por aquí, en este nuevo mundo para mí. Me llevaba todo el día viendo soldados, mejorando la manera de como entrenar, realmente era una época de paz, pues eran demasiado débiles. Me encontraba decepcionado, si algún país vecino quisiera atacar, sin duda Cetus caería.

Me habían designado una oficina dentro de la academia, ello me traía recuerdos, pero nada de nostalgia, pues ya me había acostumbrado a ver desaparecer cosas y gente a mí alrededor. Tomé bajo mi tutela a uno de los soldados que había visto en acción, ya vería con el pasar del tiempo si serviría o no.

Me dirigí hasta mi lugar de reclusión dejándole en claro al muchacho que no quería interrupciones y comencé a trabajar, quería organizar un equipo de asalto algo más especializado en combate cuerpo a cuerpo, no siempre habrá una espada a mano para defendernos. De todas las eras que viví, esta era realmente la más aburrida. Así que había ideado un plan, tratar de redimirme ocultándome bajo mi armadura para resguardar mi apariencia física y lograr mi cometido.

Comencé a buscar información de la ciudad y di con lo quería, en ese momento sentí la puerta abrirse, miré de reojo y una silueta blanca estaba en la puerta, Richard trataba en vano de sacarla de mi oficina.

- Soy la jueza Skaeren. Tu debes ser el nuevo o el viejo Juez. –
- Juez Gabranth. – corregí. Había encontrado lo que había estado buscando. Llame a Richard quien se encontraba mirándonos en la entrada. Este llegó a mi escritorio. – Necesito información sobre todo esto, espero seas discreto.
- Sí. – respondió de forma inmediata.
- Puedes retirarte por hoy. - Me levanté de mi silla y me dirigí a la entrada con la Jueza aun allí. – debo seguir con mis asuntos, si deseas algo, sígueme. No me hace gracia que me interrumpan, pero no tengo otra opción. – lo que menos quería era tener problemas con el Bangaa, así que traté de socializar con mi “compañera” aunque no me gustaba mucho la idea, pero era eso o tener al lagarto encima.

Lo bueno es que al fin había conocido otro juez aparte de Alraheim, no tenía idea de cómo eran  todos, pero sí que no había un hume entre ellos antes de mi llegada, entonces ella debía ser una gría, pues solo ellos tienen apariencia humana. Si había llegado a mí no era solo para saber cómo era el Juez que tanta controversia causaba, así que algo debía haber detrás.

- ¿Qué es lo que quieres? -

_________________
I.II.III.IV.V.
Juez Gabranth




«El guardián de la ley que preside los juicios a vida o muerte, su verdadera fuerza se ejerce cuando se pone el yelmo.»
avatar
Juez Gabranth

Nivel : 80
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Sombras de la Academia [Skae, Gab]

Mensaje por Jueza Skaeren el Mar Dic 15, 2015 5:18 am

Skaeren se quedó mirando detenidamente al hombre, mientras terminaba sus asuntos, el muchacho que intentó detenerla acudió raudo al llamado del Juez, al parecer le tenía encomendada una misión, o un encargo, eso le agradó a Skaeren, este juez tenía bien amaestrados a sus secuases, tal vez no sería tan mal visto por Skae desde el comienzo.
Tenía un tono serio, templado, calmado, como si tuviese todo bajo control. Pensó fugazmente en arrebatarle los documentos al infante de las manos, pero contuvo su impulso de idiotez y se centró en el Juez, se veía impresionante, sólo esperaba que no fuese pura facha

– debo seguir con mis asuntos, si deseas algo, sígueme. No me hace gracia que me interrumpan, pero no tengo otra opción. – ¿Opción?, ¿acaso tenía otra?, Skaeren era persistente como ninguna otra persona, cuando algo se le metía en cabeza no se lo sacaba nadie. Se quedó unos instantes parada esperando que Gabranth saliese de su despacho y comenzó a seguirlo donde quiera que fuere, el Juez Hume debería darse cuenta de que Skaeren no producía ruido alguno al caminar, pareciera que flotaba por sobre el piso, aun cuando realmente caminaba. No podía evitar sentir algo de curiosidad por saber como era Gabranth bajo esa armadura, un Antrolobo no podría ser, por que le faltaba hocico, Aegyl.. ¿sin alas?, no tampoco le cuadraba.
Cruzó sus brazos por detrás de su espalda y examinó el caminar del Juez, era bastante marcial, al igual que Alraheim era un miliciano hecho y derecho.
Sin embargo había algo que le llamaba la atención de aquella persona, tal vez el hecho de no poder ver su rostro, o que fuese reservado, o que tuviese algo que ocultar.
Por fin el Hume bajo la gran armadura preguntó.

- ¿Qué es lo que quieres? - Skaeren, permaneció en silencio unos instanes, avanzó un poco y se puso frente al juez mientras caminaba dando pasos hacia atrás, para ir retrocediendo a medida que él iba avanzando, en ningún momento le entorpeció la mirada ni el avanzar, era como si fuese una hoja flotando al viento frente de aquel titán.
Lo miró fijamente a los ojos, hasta que pudo penetrar esa armadura con su mirada y encontrarse con la del Juez siguió retrocediendo hasta que le dijo
<<
¿quien eres Juez Gabranth? >> Preguntó la Gria casi como si fuese algo tan normal como decir hola, se hizo a un lado y dejó que Gabranth caminase hacia adelante, cerró los ojos, se sacó la capucha para que el Juez, si es que la miraba pudiese ver su cara angelical y su inquietante sonrisa.

El ojo de Skaeren estaba muy entrenado para ver a las personas, y en Gabranth, no veía nada.
<<
¿Que hay bajo esa armaddura fría y sin vida? >> Skaeren siempre iba directo a la fibra era un don, o una maldición, que poseía desde que recordaba. Tal vez era la bendición de los Espers, o el tiempo que pasó estudiando cosas que no se pueden ver, ni analizar, sinó que sentir.
<<
Secretos, culpa, devoción, fe, fracasos.. >> Ver y analizar a la gente era un juego, algo divertido, provaba la paciencia y templanza de las personas, Gabranth no sería la exepción, aunque sabía que siendo un Juez sería un hueso más duro de roer.
Permaneció en ese lugar, si Gabranth se detenía esperaría la respuesta, si no, lo seguiría. De todas maneras si llegase a afectarle algo que dijese y titubeara tan sólo medio milímetro, Skaeren se daría cuenta.

•Tempus Fugit:
Encadenar Habilidad++: Blindaje [x2]

_________________
Atk: 1-8 (Med) / AMg: 1-8 / Def: 1-3(5) / DMg: 1-3(4)

Todo tiene un Precio, Sobretodo nuestros errores del pasado ...
avatar
Jueza Skaeren

Nivel : 80
Raza : Gria

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Sombras de la Academia [Skae, Gab]

Mensaje por Juez Gabranth el Miér Dic 16, 2015 5:23 am

Hoy tendríamos nuevos reclutas en la academia traídos de Balfonheim y aun estando acompañado trataba de hacer mis tareas, ella era la interesada en mí y si quería algo, pues me seguiría, no me detendría por ella. El caminar de Skaeren era demasiado ligero, tan ligero que casi no se podía sentir su andar. Caminaba a mi lado pero no decía nada, me sentía observado, pero eso ya era normal para mí y se había hecho una costumbre ya hace mucho.

- ¿Qué es lo que quieres? – doble una esquina para seguir avanzando por los pasillos. La mujer ser coloco enfrente de mí y comenzó a caminar de espaldas sin quitarme la mirada.
-¿Quién eres Juez Gabranth? ¿Que hay bajo esa armaddura fría y sin vida?   Secretos, culpa, devoción, fe, fracasos. – La muchacha se hizo a un lado quitándose la capucha y dejándose ver. Seguí caminando hasta llegar al patio de la academia.
- Lo que ves es lo que soy. Ni más ni menos. Un Juez. – Los reclutas me saludaron y por órdenes del reclutador, comenzaron a pelear en batallas de dos contra dos.

Realmente no sabía que es lo que quería en concreto, sus preguntas provocadoras las dejé a un lado y me concentré en mi quehacer, quería sacar a los mejores de este grupo para mi guardia personal, pero debería entrenarlos muy severamente.

Ella seguía conmigo, al parecer no se iría fácilmente. Detestaba que estuvieran encima de mí, era de los que le gustaba estar y actuar solo, pero en esta época me lo estaban haciendo difícil.

- ¿Qué es lo que quieres? –
volví a repetir mi pregunta anterior. – dime con exactitud que es lo que deseas de mí, pues estoy algo ocupado, si puedes ser breve, te lo agradecería. – Pedí que se detuvieran los soldados. El reclutador se acercó a mí y le pedí que apartara a los soldados que me habían llamado la atención, hice algunos cambios y volvieron a medir fuerza entre ellos, pero esta vez sin armas, solo con sus puños.

No quería ser descortés, pero tampoco amigable, ella no venía a entablar una amistad, pero Alraheim me había dejado claro todo. No sabía en qué podía ayudarla o en que serle útil, pero si quería algo que lo pidiese ya.

_________________
I.II.III.IV.V.
Juez Gabranth




«El guardián de la ley que preside los juicios a vida o muerte, su verdadera fuerza se ejerce cuando se pone el yelmo.»
avatar
Juez Gabranth

Nivel : 80
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Sombras de la Academia [Skae, Gab]

Mensaje por Jueza Skaeren el Jue Dic 24, 2015 11:18 pm

El porte marcial y la exelencia del ámbito militar, que al parecer era su fuerte, se notaban a leguas. Habría que ser muy estúpido para no percatarse de que Gabranth si no ha participado en batallas a gran escala las ubiese dirigido y seguramente ganado.
Bajo esa armadura, esa frialdad, esa exelencia, era un soldado perfecto..pero que tan fiel sería a sus ideales, o quizás que ideales tendría. Skaeren pensó un poco en que esperaba del Juez y se sorprendió a si misma al estar pensando en aquello. Ella trabajaba sola, no le pedía ayuda a nadie, pero si este Juez sería el encargado de la milicia sería bueno ponerlo al tanto de las cosas que sucedían en el lugar. Despues de todo nada le aseguraba que lo mantuviesen al tanto siempre.

Permaneció en silencio mientras Gabranth hacía sus elecciones de caballería, los muchachos eran buenos, pero todos tenían algún punto débil.

Skaeren se dedicó a avistar cada uno de los detalles de los que elegía  el Juez Gabranth basados en su desempeño.
De un momento a otro y basada en sus observaciones comenzó a hablarle al Juez. <<
Ese, el de la derecha tiene problemas en su siniestra, baja la guardia.. >> afirmó con seguridad, luego señaló a otro. << Aquel falla en los giros y ese tiene una lesión en la muñeca izquierda >> Prosiguió con sus observaciones críticas y objetivas a medida que los reclutas se enfrentaban, sin mirar a Gabranth, los soldados fueron rotando entre ellos para demostrar sus habilidades entre todos, como estaban en combate a mano desnuda algunos se notaban algo cansados y sucios por los impactos y los derribos centró su vista en un soldado que parecía no tener rival entre sus pares.
<<
Ese tiene una técnica impecable pero no presta atención a su entorno.. >> Dijo Skaeren mientras el sujeto hacía demostracion de su esperticia, al momento de mirar al Juez y segundos despues el recluta observado terminó en el piso por resbalar con una piedra algo salida del suelo.

Era algo divertido observar a la gente, se preguntaba hasta cuando Gabranth le tendría paciencia, pero lo más importante, ¿cuanto sabía el nuevo Juez de la situación actual de Solde Ruetha?.
Un Juez debía presentar muchas virtudes, eso era lo que buscaba Skaeren evidenciar en Gabranth, pero era como una armadura vacía, ¿como diantres sabría que podía confiar en él?.

Su señor le había dicho que los tiempos oscuros se iban, pero siempre volvian, tal vez no de la mano de criaturas ancestrales o de los abismos más profundos e insondables, sinó del mismo corazón ambicioso y oscuro de los seres de esta tierra, un Hume, un Bangaa.. Aegyls, Moguri; Quien fuese que tuviera un gran poder podía ser consumido por el mismo y terminar haciendo cosas que no desea, o peor aún, deseando hacer aquellos males por fines personales o fuera de sus pensamientos racionales, eran muchos factores los que podían afectar la mente de las personas, por ese mismo motivo Skaeren se dedicaba a observar primero para poder medir a sus amigos tanto a sus enemigos, todos podían ser menguados en un momento dado y la verdad no le importaba mucho, sinó que se sentía más preocupada por el hecho de que los Espers fuesen profanados y de alguna forma sellados por un poder desconocido, poder que tal vez podría ponerse en contra de Solde Ruetha, o de todo Cetus.
Decidió entonces preguntarle directamente, no tenía nada que perder, despues de todo sus objetivos no incluían al Senado, ni tampoco a los otros Jueces. Volvió a mirar al frente mientras el soldado se levantaba y sacudía el polvo de sus pantalones.
<<
¿Cuanto te han contado los del Senado de la situación real de Solde Ruetha? >> Nisiquiera se molestó en volver a mirarlo, podría defenderse de cualquier cosa practicamente siempre.
Lo que le causaba duda era si realmente Gabranth sabía para que entrenaba a sus soldados, por que de ser así, podría estar terriblemente errado en su proceder.

Sonrió inconcientemente, confiase o no en el Juez que tenía al lado, siempre sacaba algo en limpio y a su favor, siempre.

_________________
Atk: 1-8 (Med) / AMg: 1-8 / Def: 1-3(5) / DMg: 1-3(4)

Todo tiene un Precio, Sobretodo nuestros errores del pasado ...
avatar
Jueza Skaeren

Nivel : 80
Raza : Gria

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Sombras de la Academia [Skae, Gab]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.