Final Fantasy, La era de la Luz
Bienvenido a Cetus,
El lugar donde se desenvuelve Final Fantasy: La era de la Luz.

Si deseas registrarte no olvides leer las reglas obligatorias en el subforo "Centro de Leyes" y luego crear tu personaje en el subforo "Ficha de Personaje" guiandote de la ficha modelo.

Que disfrutes tu estadia.
Afiliados Élite (32/40)
Hermanos (02/05)
Directorio (02/10)

© HARDROCK
Últimos temas
» La Pluma y la Ficción [Cambio de botón - Normal]
Lun Mayo 23, 2016 6:33 pm por Invitado

» Jormungand Boarding School [Afiliación-normal]
Sáb Abr 23, 2016 6:52 pm por Invitado

» Accademia Di Cielo || Afiliación {Élite}
Sáb Abr 23, 2016 2:57 am por Invitado

» Hiccup Hofferson
Vie Abr 22, 2016 7:59 pm por Juez Alraheim

» Sailor Moon Crystal - Afiliación Élite -
Miér Abr 20, 2016 5:29 pm por Invitado

» Ficha de Adinal Sanát
Mar Abr 19, 2016 6:01 pm por Juez Alraheim

» Ritz Astori
Mar Abr 19, 2016 3:19 am por Juez Alraheim

» Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]
Jue Abr 14, 2016 3:06 am por Juez Alraheim

» Fire Emblem: The Liberation Wars [Afiliación normal]
Mar Abr 12, 2016 11:47 pm por Invitado

» — Hopes and Dreams { Normal }
Lun Abr 04, 2016 10:48 pm por Invitado


La Oración y el Esceptisismo [3/3][CERRADO]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Oración y el Esceptisismo [3/3][CERRADO]

Mensaje por Renn Lancelot el Vie Nov 13, 2015 2:45 am

EQUIPOS Y HABILIDADES:
MANO IZQ: Tonfa (Ningun Efecto)
MANO DER: -
CUERPO: -
OTROS: -

HABILIDADES:
•Fervor: (1 Enemigo)
   Utiliza las artes místicas para controlar por dos turnos/posts. [1vez]
•Miedo: (1 Enemigo)
   Despliega una serie de emociones provocando la bajada de guardia + "Maldición". [2veces]


En la entrada de aquella zona montañosa se encontraba un bangaa color púrpura el cual miraba con detenimiento aquellas montañas consideradas sagradas entre varios. La percepción que tenía del lugar era tranquila a pesar de que había detectado criaturas con anteriodad pues el aire tranquilo develaba un ambiente sereno


- Estoy seguro que aquí es el lugar donde las almas negras son purificadas... De alguna manera siento que debo hacer... algo antes de dominar las artes mágicas.

Se decía Renn así mismo mientras emprendía camino hacia las laderas peligrosas. Las montañas poseían altos precipicios que condenaban a una muerte segura y monstruos amorfos que devoraban sin piedad a cualquiera que se acercase, pero el sigiloso bangaa no temía por ello, su cuerpo se movía como marioneta al adentrarse ante las cumbres. Él solo deseaba purificar su alma de manera que sea apto para defender a sus seres mas queridos de posibles accidentes con la magia que los magos en Mysidia le otorgarían."Madre, Padre, esperenme..."


Última edición por Renn Lancelot el Vie Nov 20, 2015 5:36 pm, editado 2 veces
avatar
Renn Lancelot

Nivel : 8
Raza : Bangaa

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Oración y el Esceptisismo [3/3][CERRADO]

Mensaje por Duesel Hawkner el Vie Nov 13, 2015 3:14 am

Equipo y habilidades:

Arma: Espada corta. (Espada)

Habilidades:
•Primeros Auxilios: (Usuario) Se recupera de los estados "Veneno" y "Ceguera". [1vez]
•Alta Reacción: (Usuario / Condicional) Se induce el estado "Coraza" si tiene equipado un escudo. [1vez]

La poca percepción de profundidad que tenía en esos momentos, no me hacía ver el reto que tenía este lugar. La ultima prueba de caballero que tuve me envío a esta tormentosa montaña llamada el Monte Ordeals. Recuerdo las leyendas que oía de los reclutas en Solde Ruetha, que un caballero oscuro, arrepentido por sus actos, vino aquí para purificar su alma oscura. Recuerdo lo nervioso que estaba en ese entonces, pero ahora que lo recuerdo, siento que me invade más la nostalgia que los nervios. Por supuesto, ahora que tengo más edad, me preguntaba si el reto ahora sería más facil o más complicado que cuando lo realicé por primera vez. "Bueno, tan solo hay una forma de averiguarlo" Me dije y partí hacia la entrada. Ignoraba que alguien estaba también mirando hacia la cima, pero no le presté atención y seguí mi camino, hasta que me di cuenta que en la entrada había un muro de fuego.
- ¡Diablos! Ésto no pinta nada bien. - Me dije mientas admiraba el gran muro de fuego. Escuché que la magia Hielo podía romper este tipo de muros, pero no hay ningún mago negro cerca. Me senté a un lado de las escaleras de piedra y esperé. De seguro llegaría algún mago de Mysidia y abriría el camino.


Última edición por Duesel Hawkner el Jue Nov 19, 2015 8:45 pm, editado 1 vez
avatar
Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Oración y el Esceptisismo [3/3][CERRADO]

Mensaje por Gotsuo Kyamerotto el Dom Nov 15, 2015 8:09 am

El dia empezaba a aparecer en el horizonte, leves rayos amarillos que traian con ellos una energia y un calor que indicaban que era hora de despertarse. A pesar de que me encontraba bajo un arbol abrazando mi espada, mi noche habia sido de lo mas tranquila, algo exepcionalmente raro para un lugar que desprendia un hedor a putrefaccion y muerte a raiz de la cantidad de monstruos que andan cerca, "He tenido mucha suerte, pero no debo descuidarme" ese pensamiento corria mi mente tan tranquilamente como la breve brisa que rozaba mi cuello y me ponia la piel de gallina.

-A moverse y lavarse la cara gotsuo -- ya era comun que las palabras se dirijan hacia mi propia persona, a mi no me alteraba de ninguna manera, ya hasta lo hacia sin darme cuenta de ello.

Puse mis manos en el piso y me apresure a levantarme, mi ropa estaba bastante manchada con barro de dias anteriores pero no importaba -- seguro nadie vendra por estos lares -- camine hacia un pequeño arroyo cercano y me lave la cara y las manos. -- hora de continuar -- supongo que tenia suerte de poder encontrar este "paraiso" entre tanta roca y precipicio.

asegure mi katana nueva al cinturon azul de mi cintura, esta hacia juego con el, ya que poseia un color celeste turquesa claro con rombos plateados en su empuñadura, como toda katana, creia que esta poseeria mayor poder si tenia un nombre y por eso nombre a mi Kotetsu como Nagasone, --Nagasone Kotetsu, me gusta tu nombre, que tal si seguimos el camino hacia la cima? --   y empece a caminar cuesta arriba hasta, el camino era empinado y bastante rocoso, aunque tambien habia lugares donde se abria y uno hasta se podia ocultar detras de ellas "debo cuidarme de los ladrones.. o ellos de mi" pense riendome.

Al tiempo de caminar, pude sentir unos pasos y me apresure a esconderme detras de la primer roca que encontre, era de altura promedio, por lo que debia agacharme para no sobresalir con mi tamaño, y al girar mi cabeza hacia un costado pude ver a una persona... no mas bien... --un banga-- dije sorprendido, e inmediatamente me tape la boca con mis manos, --espero que no me haya escuchado-- me autosusurre, --que sera lo que hace por aqui alguien como el -- continue.

Hacia mucho que no veia uno, y mucho mas de color violeta "sera que es comestible?" pense, y lleve mi arma al mango de mi katana ocultandome aun mas, tenia que observar al sujeto y ver si era una amenza, analizarlo, normalmente lo hubiera matado, pero supongo que el dia me tenia de buen humor, al menos por ahora...


Spoiler:

Arma: "Nagasone" Kotetsu
Habilidades: Golpe Entumecedor y Corte Infectado


Última edición por Gotsuo Kyamerotto el Sáb Nov 21, 2015 6:43 am, editado 4 veces
avatar
Gotsuo Kyamerotto

Nivel : 6
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Oración y el Esceptisismo [3/3][CERRADO]

Mensaje por Renn Lancelot el Dom Nov 15, 2015 7:04 pm

Renn escuchó en el ambiente que alguien le había hablado pero, al voltear su cabeza rápidamente, no se pudo dar cuenta de la presencia de aquel espadachín pues, muy a parte de que el sujeto estaba escondido, el bangaa aún estaba perdido en sus pensamientos desequilibrados. "Vaya, creo que no debo dejarme llevar por mis pensamientos de vez en cuando". Sin tomarle importancia alguna, siguió caminando pensando en su objetivo: encontrar la Tumba de los Lunarios para así demostrar que podía conllevar aquel poder. Sus manos temblaban sujetando una Tonfa de madera que había obtenido tiempo atrás; su habilidad en la batalla no había sido puesta a prueba puesto que había pasado casi toda su vida como asistente en el pueblo de magos, pero emocionalmente él estaba preparado para enfrentarse a las criaturas o ladrones del lugar.

Luego de unos segundos de caminata, el bangaa se topó con un gran muro de llamas que no le permitía pasar pero, ello no era todo, al lado de aquel muro también se encontraba un caballero de armadura roja el cual también se mostraba con una expresión preocupante ante la barrera. El caballero no parecía agresivo por lo que Renn decidió acercarse levemente y dirigirle la palabra:

- Caballero, esta no es una zona de patrullaje. A menos que... ¿Está aquí por la prueba también o solamente como explorador? - Le dijo de manera amistosa y con una sonrisa ligera en su rostro.
avatar
Renn Lancelot

Nivel : 8
Raza : Bangaa

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Oración y el Esceptisismo [3/3][CERRADO]

Mensaje por Duesel Hawkner el Dom Nov 15, 2015 8:33 pm

Mientras esperaba pacientemente a un mago, pude divisar que... ¿Alguien estaba espiando a... alguien? Era imposible no prestarle atencion a la figura que quería pasar desapercibida de manera tan rara, pero me sorprendió como la otra figura ni siquiera le prestaba atención. Luego de un momento una de ellas se acercó y pude ver a un bangaa de color púrpura con cabello... "¿Un híbrido... quizás?" Mientras me habló del porqué mi estadía en el Monte Ordeals. No Parecía agresivo, y menos peligroso, y por el contexto, me daba a indicar que venía a redimirse de sus pecados. Me reí internamente y me dije: "Yo también amigo, yo también" Mientras me levantaba y le dije:
-Sea cual sea el motivo el cual estoy aquí, imagino que será el mismo que el tuyo. - Dije mientras miraba el muro de fuego a mis espaldas. -Pero éste muro nos impide el paso a la cima, asi que, como ves, estoy estancado aquí abajo. - Dije mientras me volvía a sentar. -A menos que alguien sepa la magia Hielo, o la contraseña secreta mysidiana podríamos subir. -
Poco más me faltaba decir, puesto que todo lo que hacía falta decir ya se había dicho, excepto un par de cosas... -Oh, cierto, no me he presentado debidamente... Me llamo Duesel, mucho gusto... - Y luego grité al horizonte, detrás del bangaa. - ¡Y a ti también te convendría presentarte! ¿¡A quién crees que enganas con ese precario intento de sigilo!? - Dije mientras revisaba mis pertenencias y le dije al bangaa: -Espero que lo que le he dicho se lo haya tomado para bien... -
Con un poco de suerte, el sería un mago, y nos ayudaría con este problema.

avatar
Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Oración y el Esceptisismo [3/3][CERRADO]

Mensaje por Gotsuo Kyamerotto el Lun Nov 16, 2015 3:37 am

Decline mis ansias por comerme al banga morado cuando pensé un poco en la naturaleza, o al menos lo que ella me habia mostrado en mi tiempo de ronin ermitaño "si tiene color llamativo, seguramente sea venenoso o al menos peligroso" aunque ciertamente ese banga no tenia mucho que me alarmara si lo viera mas de cerca.
Lentamente segui moviendome detras del banga, al parecer con buenos réditos, ya que no fui descubierto, pero algo me molestaba --que calor que empieza a hacer por aqui-- me dije mientras secaba unas gotas de sudor de mi frente, -- el camino de repente empieza a cambiar, algo debe estar cerca -- inmerso en mis monologos no dispuse en que el banga se me alejo y debi apresurarme de nuevo, por lo que no pude moverme tan sigilosamente como hubiera querido antes que viera como otra persona se encontraba en nuestro camino... o al menos en el mio... pegue un brinco y me oculte detras de lo primero que encontre, en cierta forma me senti como esos jeroglíficos antiguos dispuesto en una posición rarisima, "mis musculos se acalambraran si sigo aqui".

Miraba de reojo lo que hacian, desconocia si ellos tenian alguna relacion, pero de la nada se pusieron a conversar --que cosa mas rara hace la sociedad hoy en dia, hablar con extraños... o son conocidos? -- y de repente volvi a mirarlos --no parece que tengan algo en comun -- Lamentablemente la voz de esa persona me saco de mi trance, al parecer fui descubierto... "que persona mas molesta"

Lentamente sali de mi lugar y mi cara demostraba un cierto grado de enojo, mi frente se arrugo, mi vista miro fija y aguda a ese nuevo especimen que me encontraba, tenia un aire de guerrero y al mismo tiempo de aristócrata con dinero, pero bueno que sabia yo, hacia tiempo que no veia a la gente con atencion, o simplemente no veia gente.

-- creo que ya entiendo el por que del calor que hacia en el camino Kotetsu -- movia mi cuerpo para estirar los musculos que tanto me molestaban, sin embargo no me acerque mas que unos simples pasos, no tenia intencion de acercarmeles, debia ser precavido, por lo que tenia mi katana lista para ser desenvainada en menos de 1 segundo de ser necesario. "El si parece peligroso" igualmente no tenia intenciones de hablar ante ellos y mucho menos de compartir informacion, por lo que solo me quede en silencio...

--...  
avatar
Gotsuo Kyamerotto

Nivel : 6
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Oración y el Esceptisismo [3/3][CERRADO]

Mensaje por Renn Lancelot el Lun Nov 16, 2015 7:51 pm

Al darse cuenta de que el soldado no podía avanzar el bangaa tomó aquella expresión con una burla discreta. "¿Quién vendría al Monte Ordeals sin saber un hechizo elemental de hielo o la contraseña Mysidiana?..." A la vez, esto le generaba inseguridad porque pensaba que se podría tratar de un cazarecompensas que actuába y que estaba deseoso del tesoro Lunario. Pero cuando aquel infante se presentó, esto le fue agradable a Renn quien luego deposito un poco más de confianza, al menos, para entablar una conversación.

- Mi nombre es Renn, el gusto es mio. - Exclamó el bangaa de forma educada.

Segundos después el caballero se dirigió a otra persona, lo que dejó al bangaa confundido por unos segundos hasta que, al voltear, notó a un espadachín que estaba sucio y al parecer cargaba una Kotetsu.


- ¡¿Eh?! ¡¿Desde cuando estuviste allí?! - Se dirigió al espadachín con sorpresa y enojo, pero aquel individuo solo guardó silencio ante su pregunta. Esto enojó más al bangaa quien, entre regañadientes, solo se volteó con indiferencia "Grr... Como detesto esas acti..." Sus pensamientos habrían aflorado de no ser que el soldado se dirigió otra vez a él preguntándole si aquel espadachín se habría tomado bien lo que le dijo.


- Je... No lo sé, pero si desea ser indiferente pues es su problema. Definitivamente no compartiría la contraseña Mysidiana con e... - Antes de terminar la frase Renn se tapó la boca. "¡Mier*a!" Pensó luego de haberse dado cuenta que había revelado a dos extraños que sabía aquella frase que les permitiría pasar a los llamados "Montes Sagrados". Ahora, lo que esperaba, era que ambos no hubieran escuchado su expresión...
avatar
Renn Lancelot

Nivel : 8
Raza : Bangaa

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Oración y el Esceptisismo [3/3][CERRADO]

Mensaje por Duesel Hawkner el Lun Nov 16, 2015 10:33 pm

La reacción de todos cambió cuando un tipo con un tipo de yukata y una katana en su cintura salió, dandonos a ambos una mirada agresiva, dandonos a entender que quizás, haya sido un poco brusco con ese cambió de palabras. El bangaa, llamado Renn, se volteó en forma agresiva hacia el hombre misterioso. El ambiente estaba tenso, y, honestamente, no sabía si intervenir o no. Callado, pude observar como el bangaa reaccionaba a mi comentario, y sus palabras, mas su tapado de boca, u hocico, me hizo darme cuenta de algo interesante... Llamé al bangaa para susurrarle algo sin que el espadachín se diese cuenta...
-Así que sabes la contraseña para subir... ¿No es así? - Dije, acto seguido me levanté del escalón en el que estaba sentado y caminé hacia el bangaa -Yo me encargo. - Dije mientras me dirigía a la misteriosa figura.
-Es extraño, no muchos viajeros o comerciantes pasan por aquí por la cantidad de zombis y airmans que transitan por las cimas. Éste lugar es bastante peligroso para que alguien solo explore este lugar... ¿Cuales son tus verdaderas intenciones? ¿Buscas redención, entrenamiento...? - Me detuve por un momento cuando sentí otro ruido extraño... Unos gemidos, gruñidos y arañazos que venían de las rocas en la bajada. Uno, no tres, no cinco... no... siete figuras, zombis, se aproximaban a nosotros por todas  las direcciones hacia nosotros. Tomé al bangaa del hombro y lo acerce hacia el extraño espadachín, y dije:
-Espadachín, encárgate de los dos de atrás. Renn, cubreme de los tres de la izquierda mientras yo me encargo de los tres de la derecha. - Dicho esto, cargué hacia el zombi mas cercano. Solo esperaba que me siguiesen, de lo contrario no tendría oportunidad...
avatar
Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Oración y el Esceptisismo [3/3][CERRADO]

Mensaje por Gotsuo Kyamerotto el Miér Nov 18, 2015 7:47 am

Quedarse en silencio era mas complicado de lo que parecia, tenia ganas de expresar mi enojo de cierta forma, mas aun cuando el banga morado me vio con una cara de ira "al parecer le enojo mi reaccion, habre sido muy duro?" pero es que no los conozco y que me hablen de esa forma, habia otros modales, que le habia pasado a la sociedad en mi tiempo alejado de ella? "aunque bueno yo me dejo llevar bastante seguido por mis sentimientos".
A pesar de todo esto, el banga decidio calmarse y eso me parecio justo, aunque todo empezaba a volverse aun mas turbio, "se conocen!!" fue lo que pense al ver como se secreteaban, "a ver, veamos..." pensaba agarrando mi kotetsu nagasone de la mitad de su vaina y mirandola, -- pensemos kotetsu... que era de lo que hablaron?... una clave?... tal vez sea... -- e inmediatamente abri los ojos con bastante asombro, algo habia llamado mi atencion a tal punto que simplemente no preste atencion en que ese hume siquiera hubiera abierto la boca.
"Algo se acerca!!!" fue lo primero que se me paso por la mente, el olor de este lugar habia cambiado a lo que solia ser, putrefaccion hubiera sido la forma precisa de caracterizarlo, pero era demasiado fuerte, lo cual me hizo taparme la nariz por un momento, "deben ser muchos" el ruido que acompañaba esta sensacion daba a entender que estaba en lo cierto. Para mi sorpresa el hume reacciono dandonos ordenes al banga y a mi y lanzandose al ataque, eso me enojo de sobre manera "Quien... Quien...!!!!!" --QUIEN DEMONIOS TE CREES PARA DARME ORDENES!!!!!!-- un grto salio internamente de mi garganta resonando mas fuerte que cualquiera que los zombies podrian haber generado y descargue mi furia golpeando con mi katana el suelo haciendo un agujero en él, tras lo cual me apoye sobre ella y mire de mala gana como el hume se dirigia al ataque por unos cuantiosos segundos...

-- AHHHH, MALDITA SEA!!!!! -- grite de repente revolviendo mi pelo ante dicho espectaculo, -- no soy una persona que no ayuda en batalla -- una sonrisa de diversion aparecio en mi cara -- pero me pagaras el hecho de darme un menor numero que a ustedes, vamos kotetsu-- y agarre mi katana en una mano y su vaina en la otra y corri hacia los 2 de atras y llamando su atencion "si me dejan aqui los matare".
ya mas tranquilo, haria mi estrategia contra varios enemigos, a uno de ellos simplemente lo alejaria con la vaina y al otro lo cortaria sin parar hasta dejarlo fuera de combate... --a todo esto kotetsu... estos zombies sabran rico? -- creo que ya va siendo hora de comer algo y kotetsu podria contestarme esa duda cuando pruebe su carne putrefacta en los cortes...
avatar
Gotsuo Kyamerotto

Nivel : 6
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Oración y el Esceptisismo [3/3][CERRADO]

Mensaje por Renn Lancelot el Vie Nov 20, 2015 8:54 pm

Renn se sentía como tonto al haber revelado que poseía una contraseña tan valiosa pero lamentablemente ya no había vuelta atrás por lo que solo acepto su error dentro de sí y decidió escuchar al caballero quien dijo con seguridad: "Yo me encargo" Una frase la cual le dio un poco más de confidencia al bangaa que, a su vez, veía como este se dirigía al espadachín para hacerle un gran interrogatorio. A pesar de esto, su persona estaba decidida a no revelar la clave secreta, pues el dicho "caras vemos, corazones no sabemos" retumbaba en su cabeza generándole algo de intranquilidad. Pero, segundos después de que esto pasara, notó que una muchedumbre se acercaba.

- ¡Z-Zombies! ¡Pero si estamos lejos del tempo! - Gritó al ver a un gran número de muertos vivientes acercándose, para luego sacar su tonfa y adoptar una pose de batalla.

El bangaa se bloqueó en aquel momento, su entrenamiento no le proporcionaría mucha ayuda tratándose de criaturas que vuelven a la vida pero estaba contra la espada y la pared. La reacción del caballero, en cambio, fue más seria pues dió una orden de ataque al oráculo y al espadachín para entrar en batalla, cosa que el segundo no lo tomó muy bien pero luego no le tomó importancia y entró en la batalla. "Los tres de la izquierda. Entendido." El bangaa debía hacer lo mismo, así que corrió hacia los  y empiezo a golpear con su arma bruscamente el abdomen de uno de ellos.

- ¡Maldita sea, no estaba preparado para esto! ¡Gyah! - Dijo y luego corrió a otro muerto viviente ocasionándole un golpe certero en la cabeza.

La fuerza de Renn no era suficiente para propinarles golpes poderosos pero al menos podía mantenerlos al margen de su posición sin estorbar a los demás. Poco a poco los zombies fueron cesando ataque pero la batalla aún se mantenía intensa.
avatar
Renn Lancelot

Nivel : 8
Raza : Bangaa

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Oración y el Esceptisismo [3/3][CERRADO]

Mensaje por Duesel Hawkner el Sáb Nov 21, 2015 5:10 am

No importaba cuantos cortes diese en el cuerpo, los zombis no retrocedian ningún centímetro, es más, me atacaban con mas furia. Aunque todos los arañazos que daban no llegaban gracias a la armadura que portaba, que si bien, las garras de estos eran afiladas, no lograban penetrar el acero de la que estaba hecha... pero eso no iría a durar mucho tiempo. Tenía que pensar en un buen modo de exterminar a esas bestias, y rápido. Entre corte y estocada, un corte horizontal terminó con la cabeza del zombi en el suelo, y por ende, su cuerpo también. Parecía un buen plan, así que proseguí con ello. Esquivaba el ataqué del zombi a mi izquierda y logre dar un corte horizontal, solo llegando a sacar su brazo de raiz. Despues de eso, el zombi me arañó, pero por suerte, solo fue en la armadura. Di otro corte horizontal, esta vez certero en el cuello y la cabeza del zombi salió volando colina abajo, mientras su cuerpo terminó en el suelo. El otro zombi era rápido, pero en un descuido cayó de la colina y se estrelló en una roca, destrozandose colina abajo. Una vez los zombis estaban muertos, vi al bangaa, que tenía bastantes problemas por estar usando un palillo de dientes para defenderse contra su parte de los zombis. Cargué hacia alli y di una fuerte patada a uno de los zombis, dejándolo en el suelo, tirado por un momento.
-Perdón por dejarte tirado siendo alguien que ataca más de cuerpo a cuerpo. Yo te cubro. - Diciendo esto, di un corte horizontal al zombi que más se acercaba al bangaa, defendiendole de un ataque certero. La cabeza rodó colina abajo y el cuerpo se desplomó a mis pies. Mi espada estaba ya llena de un líquido putrefacto... no se que daños corrosivos pueden hacerle a mi espada, pero no podía perder mi arma a estas alturas. Simplemente sacudí mi espada mientras me defendía a mi y al bangaa del ataque.
-¿No tendrás una habilidad o algo así para distraerlos? Siento que mi espada pierde potencia. - No es que me guste depender de los demás, pero casos desesperados requieren medidas desesperadas.
avatar
Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Oración y el Esceptisismo [3/3][CERRADO]

Mensaje por Gotsuo Kyamerotto el Sáb Nov 21, 2015 8:08 am

Al parecer la batalla estaba bastante dispareja, mientras por un lado el espadachin a base de su capacidad y su arma habia podido vencer a sus enemigos agregandole un poco de suerte y otra pizca de buen equipamiento, el banga morado al parecer estaba pasando por unos malos ratos "lo sabia, yo debi ir por esos 3, y el banga por estos 2" despues de todo si bien un palo es una buena arma defensiva, se debe tener una gran destreza para el ataque y el banga tenia a lo lejos sintomas de sorpresa y nerviosismo.

Por otro lado, mi kotetsu "nagasone" era ideal para cortar cuerpos, desgarraba la piel tan facil con el filo celestial de las katanas que sus ataques en un movimiento podian definir cualquier batalla, --it´s showtime!!-- dije sonrriendo mientras miraba fijamente a los zombies, los cuales intentaban atacarme con sus garras los cuales esquive dando unos leves pasos hacia atras y aprovechando la ventaja que me ofrece el largo de la katana en relacion a ellos contrataque cortandole el brazo izquierdo al zombie izquierdo y de un giro en rapidez oblicuo con el lado sin filo tire al otro zombie al piso de un golpe en la cabeza.

-- Al parecer no te gusta mucho su sabor kotetsu, es mejor acabar con esto rapido -- ya que yo tampoco tenia una armadura dura que destaque como dicho espadachin era importante volver esta pelea una de uno vs uno. por lo que aproveche que el zombie caido demoro en levantarse para terminar con el zombie de la izquierda atravezandole mi katana a la altura de la nariz y llevandola con fuerza hacia el cielo para partirle en 2 el craneo en un corte limpio dejando un leve sonido en el aire al cortarlo. "son mas suaves de los que parecen o tal vez le saque demasiado filo a kotetsu"

-- uno menos -- dije pateando su cuerpo colina abajo, -- ahora vamos a por ti -- dije girandome hacia el otro zombie que estaba justo levantandose. al parecer, este estaba un poco enojado ya que se vino hacia mi gritando con todas sus fuerzas, lo que me llevo a esquivar unos golpes que tiro hacia mi izquierda y mi derecha, lamentablemente una de sus uñas habia hecho un pequeño tajo en la manga izquierda de mi ropa.... mire a dicho zombie con una mirada de odio puro y le dije subiendo levemente de tono -- me encantaba esta ropa maldicion!! -- por lo que corri hacia el y antes que pudiera levantar su mano hice un corte transversal y limpio, su cuerpo cayo seco de un costado mientras su cabeza rebotaba como pelota de blitzball por el otro.

Ahora era tiempo de ayudar al compañero mas desfavorecido, al dar vuelta mi cuerpo pude ver como el espadachin ayudaba a este derrotando a uno de ellos, por suerte para mi al haber peleado contra los zombies de la retaguardia, habia quedado en una posicion en la que ellos no podian verme, a la retaguardia de los zombies mas especificamente, es por ello que me apresure en sacudir mi kotetsu para limpiarla "Una katana nunca debe ser envainada sucia, esa es la ley primera" o bueno al menos la primera de cuidados de katana, envaine mi kotetsu nagasone y corri hacia los zombies sin que me vieran pegando un salto y golpeandolos con mis codos en la espalda para que perdieran la estabilidad y cayeran al piso, al mismo tiempo yo tambien la habia perdido, pero para mi suerte, la velocidad con la que venia hizo que girara al fiel estilo anime comico de la TV y terminara  frenando boca abajo a los pies del banga y el espadachin, no hace falta mas decir que estaba todo sucio y con algunos rapones.

-- Haz lo tuyo bangaa *coff* *coff* -- solte entre una leve tos por el polvo levantado por mi movimiento, esto deberia haberle dado un tiempo mas que perfecto para poder desacerse de ellos sin problemas, si no se apresuraba podian recomponerse.

Al mismo tiempo gire mi cabeza mirando hacia el lado del espadachin -- tus planes podran ser muy buenos, pero si no tienes en cuenta a tus compañeros y no hablas con ellos para llegar a la mejor decisión juntos, siempre habran problemas, heridas o cosas aun peores -- no quise si quiera nombrar "eso", lo que me traia tantos amargos recuerdos y dolor, "sera mejor que deje de pensar en ello" no debo traer mas fantasmas...

-- es por eso que odio que me den ordenes... --
dije tan suavemente que apenas fue un susurro, un comentario ahogado internamente para mi mismo, algo que solo yo podia entender.
avatar
Gotsuo Kyamerotto

Nivel : 6
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Oración y el Esceptisismo [3/3][CERRADO]

Mensaje por Renn Lancelot el Lun Nov 23, 2015 7:09 am

Al notar que el caballero había venido a su "rescate" Renn se enojo de manera caprichosa "Diablos ¡¿Es que acaso soy una princesa?!" Se dijo en su mente refunfuñando pero él mismo sabía que aquella ayuda había sido útil pues su arma contundente no servía de mucho en la batalla por lo que, cuando estaba pensando en qué hacer, el soldado le preguntó si poseía algun hechizo.

- ¿Y-Yo? Pues... Nunca he probado utilizar las artes ocultas del "Fervor"... - Respondió algo inseguro.

El bangaa aún no se había puesto a prueba en una batalla real por lo que era natural que el miedo lo invadiera en aquel entonces. El ambiente tenso le dejaba una sensación de indecisión la cual fue interrumpida por la llegada del espadachín quien, muy a parte de haber desestabilizado a los zombies, le pidió que actuara. "¿Haz lo tuyo? ¿Y qué es exactamente lo mio?" Se preguntó. Sus brazos se entumecieron y sus piernas temblaban al sentirse presionado a "salvar" la situación pero, no habiendo mas remedio, decidió tomar valor y también distancia para así empezar a castear su hechizo. "Vamos..."

- L-Lo haré... - Expresó para luego sentarse y cerrar sus ojos mientras se decía internamente las frases mágicas correspondientes.

Pasaron pocos segundos para que un aura color celestina surgiera de su cuerpo el cual yacía levitando sin que él se diera cuenta, pues su concentración le impedía admirar aquel destello pequeño de luz. El encatamiento surgió efecto cuando Renn dejó de pronunciar las frases para así señalar con su mano a un zombie que estaba levantándose del suelo.

- T-Tu alma im-impura denota i-injusticia... T-Tu cuerpo me pertenes-ce... ¡¡Fervor!! - Gritó finalizando el hechizo.

Luego, aquella aura celestina se trasladó al cuerpo de aquel zombie dejándolo completamente calmado y en un estado sumiso. "¡No puedo creerlo, lo hice!" El resultado del arte oculto del Fervor había sido exitoso, Renn había controlado a una criatura por primera vez.

- ¡O-Oigan! ¡Lo hice! - Expresó, victorioso. - ... ¿Y ahora que hago? - Preguntó, preocupado.
avatar
Renn Lancelot

Nivel : 8
Raza : Bangaa

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Oración y el Esceptisismo [3/3][CERRADO]

Mensaje por Duesel Hawkner el Lun Nov 23, 2015 8:50 pm

-Es por eso que odio que me den ordenes... - Escuché reprochar al espadachín.
-Es por eso que deberías aprender respeto. - Es obvio que no veía la situación con detenimiento. Si le dabamos nuestro lado al bangaa, los zombis podían acorralarlo hasta tirarlo del acantilado. Darle el camino a la entrada de la montaña era la decisión más logica, pero decidí no echar más leña al fuego y dejarle camino libre al Bangaa para que comenzara a actuar. Se sentó en el piso y su cuerpo comenzó a emitir un aura azul, mas bien, parecía ser un aura celestina. Después dijo una frase rara, entonces esa aura se transmitió al zombi, dejándole inmóvil. El bangaa también estaba inmóvil, así que asumí inmediatamente... "Es... ¿Un tipo de control mental o algo así? Suponiendo que en ese zombi haya una mente que controlar..." Pero ya no corríamos peligro, excepto por el bangaa, que no sabía que hacer, para ser honesto, yo tampoco lo sabía.
-Bueno... ¿Acabo con él? ¿No te pasará nada? - No sabía como funcionaba su habilidad, así que no sabía como actuar ante eso. "¿Si cortaba la cabeza del zombi Renn también saldría lastimado?" En mi total desconocimiento de la situación pronuncié una idea bastante estúpida... -¿Y si arrojas al zombi del acantilado? No crees que... - Algo me detuvo, en ese instante sentí que se oían ruidos a nuestros pies. Hacía un esfuerzo por ver de donde provenía el ruido, pero no podía identificar su origen.
-¿Oyen eso? - El ruido parecía casi venir de debajo de la tierra. Buscaba su origen, pero no lo encontraba, hasta que me asomé al risco del área de entrada, al lado derecho de donde estaba Renn. Miré hacía abajo y vi una cueva, algo bastante raro, ya que no recordaba cuevas en ésta area, en especial puesta de manera tan arriesgada. Entonces pude darme cuenta al momento que pude haber dado con el paradero del origen de estas abominaciones.
-Este lugar no será seguro ahora si nos quedamos por mucho tiempo. Matemos a este zombi sin hacer mucho ruido. - Necesitaba un corte limpió e impecable, lo menos ruidoso posible, pero no creo que mi espada pueda hacer eso.
avatar
Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Oración y el Esceptisismo [3/3][CERRADO]

Mensaje por Gotsuo Kyamerotto el Jue Nov 26, 2015 5:44 am

En un instante la situacion habia dado un giro, al parecer a nuestro favor, solo quedaban 2 zombies con quienes acabar, y aunque el banga estaba mas que nervioso, "al menos ocultarlo un poco", pensaba en mis adentros, el pudo luego de un espectaculo de colores digno de algun mago en sus shows de circo, o al menos en su parecer, controlar a una de las bestias al frente nuestro. El reflejo del color celestino podia verse en kotetsu nagasone haciendo que esta parezca un celeste brillante "tal como me gustaria que fuera siempre", era algo digno de verse y que calmaba mi alma, a pesar que cierto espadachin que me esta cayendo pesado y me recuerda a cierto tirano de armadura de antaño con sus respuestas que me ponen de mal humor. "no te respondo nomas por el banga...".
Sin embargo no todo era color de rosas... en ese momento al  levantarme y girarme en el piso pude ver como se olvidaban del otro zombie, "acaso la magia los dejo hipnotisados?" bueno era muy bonita pero bueno mejor actuar que esperar.

Con mi espada apuntando hacia el frente pegue un salto y corri hacia el zombie no controlado clavandole la katana en medio del craneo, si es que se le puede decir asi y genere un corte limpio hacia abajo, eliminandolo al instante en un baño de fluidos verdes por todo el piso del camino, luego agite mi katana para limpiarla y la guarde en su funda.
En ese momento ruidos peculiares llegaban a mis oidos, y llevando mi vista en busqueda de ello pude notar que en mi nueva posicion efectivamente una cueva se encontraba cerca.

-- Deberiamos de apurarnos entonces, pero dime banga... -- le dije mientras me giraba al ver el zombie y me acomodaba la ropa -- que quieres que haga con esta marioneta? -- Dudaba si matarlo lastimara al banga, por otro lado, el banga no querria tenerlo bajo su control como mascota? o es que la magia tiene un tiempo de duracion?, habia muchas dudas como para actuar ahora, la situacion era critica y no queria ser yo quien cometa un error, al menos no ahora, pero lo imagine como un guiño de confianza hacia el banga por su esfuerzo. -- La decision es tuya -- Al final todo dependeria de su determinacion y del poder de su magia...
avatar
Gotsuo Kyamerotto

Nivel : 6
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Oración y el Esceptisismo [3/3][CERRADO]

Mensaje por Renn Lancelot el Vie Nov 27, 2015 8:49 pm

- ¿Qué quieres que haga con esta marioneta? - Dijo el espadachín refiriéndose al zombie controlado.

- N-No lo se - Respondió el bangaa con nerviosismo.

En ese entonces, Renn escuchó los sonidos que emanaban desde la superficie pero no podía ver nada puesto que si perdía concentración el hechizo se terminaba. "Tal vez deberíamos escapar... Creo que no queda de otra" Reflexionó para luego centrarse más en el control de aquella criatura, pues su intención era liberarla lejos; Esto fue hasta que, a lo lejos, él pudo divisar algo: al parecer otro grupo de zombies subían al risco y esta vez parecían furiosos.

- ¡Cuidado! ¡Vienen más! Aunque... ¡Esperen! - Le pidió a sus compañeros.

Esto hubiera asustado al bangaa de no ser que la situación le generó una idea: provocó que el zombie -el cual estaba controlando- corriera a gran velocidad y se tropezara con una piedra para luego caer rodando y así impactar contra los otros monstruos generando que todo estos caigan.

- ¡SI! Luego no digan que los magos no servimos. - Expresó de manera victoriosa mientras deshacía el efecto del hechizo y se disponía pisar el suelo. No bastaron los segundos para que otra ola de zombies llegara para atacarlos nuevamente, por lo que el oráculo, al no tener mas opciones, recurrió al único plan que los podía sacar de aquel embrollo: - ¡Si nos quedamos aquí la batalla será eterna! ¡Mejor síganme! -

Renn llevó al caballero y al espadachín hasta el muro de llamas en donde colocó sus manos rápidamente para luego recitar una frase mística. "Espero acordarme de las palabras..."

- Nerlusis... Straviah Raus Straviah Cerus... Inkadara Efecttah... ¡Balsak!


Aquella frase había sido escuchada por los espíritus del monte y, en ese momento, las flamas rodearon a los guerreros cubriéndolos completamente pero estas no les generaron quemaduras o heridas, es más, la sensación de estar en aquella barrera fulgurante se sentía relajante y apasiguadora. "¿Estaré haciendo lo correcto?... Bueno, no hay marcha atrás" Sin darse cuenta, al ya haber pronunciado la frase mysidiana, el bangaa y sus compañeros habían sido teletransportados hasta el Templo de los Lunarios en donde, estando ya ahí, el fuego se dispersó revelando el gran panorama ubicado en la cima del monte.

- No puedo creer que ya hayamos llegado... Recuerden que solo podrán aquellos que acepten sus errores en su corazón, por lo que aquí nos separamos... - Indicó a sus compañeros.
avatar
Renn Lancelot

Nivel : 8
Raza : Bangaa

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Oración y el Esceptisismo [3/3][CERRADO]

Mensaje por Duesel Hawkner el Sáb Nov 28, 2015 5:08 am

Renn usó al zombi de muy buena manera, esa caída improvisada nos dió el tiempo suficiente para acercarnos al muro de fuego. Los zombis parecían no tener fin y aunque eso nos libró de la mayoría de ellos, aún llegaban más y más.
-Bien... acepto sugerencias, por que se me han acabado las ideas... - Renn parecía saber lo que hacía, mientras yo veía como los zombis se nos acercaban, las flamas se nos acercaban hasta envolvernos, mas no nos lastimaron, tan solo tocaron nuestros corazones con dicha, casi sentía que estaba en mi hogar, de niño, en esa vieja casa. Cuando terminaron de envolvernos, estábamos en una especie de templo. Si la memoria no me fallaba, se llamaba "El templo de los Lunarios".
-Que rápido hemos llegado... yo hubiese querido tomar el camino dificil... pero la situación no lo permitió, aún así, bien hecho. Nos salvaste. - Renn nos dijo que deberíamos esperar acá, debido a que el templo sólo aceptaba a personas que venían a redimirse por sus errores... "¿Errores? ¿Se refiere a crímenes o algo así?" Supuse que alguien que estudia las artes oscuras como ese tipo de hechizo que lanzó contra ese zombi... pero Renn se equivocaba, éste sitio tenía un uso más.
-No... éste sitio tiene también otro significado. - Señalando al pequeño pedestal, el cual tenía una ranura para una espada. Yo sabía que hacer, sabía muy bien que debía hacer aquí. -Disculpa Renn, debo hacer algo antes de irme. - Después de decir eso, desenvainé mi espada y la puse en el pedestal. Me arrodillé frente al pedestal para dar unas palabras a los espíritus en el pedestal.
-Mi nombré es Duesel Hawkner. Antaño mi título era General en jefe, pero me he retirado... hasta ahora. - La bendición que buscaba era de viaje, así que debía recitar un pequeño juramento. -Estoy aquí, para que los espíritus de todos los que ya se han ido, me observen, observen mi espada y mi valor, y me condidereis digno del pronto viaje que emprenderé. Que los peligros que enfrente sean dignos de mi calibre, y que mi escudo y mi espada siempre estén en armonía con mi cuerpo para defender al inocente. Hoy, pido que mi viaje sea digno de cualquiera de los que me predececieron, no solo a mí, sino a las generaciones futuras que tomen éste rumbo. - Recordaba mi prueba, me recordaba a mi mismo cuando tomé esta prueba. Veía en mi mente a Hector, viendo con orgullo, y por un momento, mi corazón se sintió iluminado. Una voz se escuchaba por toda la sala.
-Los espíritus responden por mí, y dicen que estás haciendo un buen trabajo... - De pronto, una voz que recordaba desde niño me hizo abrir los ojos de golpe, mas no abandoné mi postura.
-He... ¿¡Hector!? - Mi amigo y mentor, el cuál había muerto hace más de veinte años, podía sentir su voz, pero... ¿Era el realmente?
-Has cambiado éstos años Duesel, ya casi ni te reconozco. Veo que has cambiado para bien... - "Es el..." En ese instante sentí que caia un río de lágrimas por mis ojos, pero no de tristeza, más bien eran de felicidad. Alegría de poder hablar con un viejo amigo una vez más. Los espíritus me han dado una segunda oportunidad de hablar con el. Me sentía... tan feliz...
-Me... alegra volver a oirte. Han pasado veinte largos años, desde qué... - La voz de Hector me interrumpió, resonando como ecos en el pequeño templo.
-Eso ya no importa, lo que me importa ahora... es a lo que los espíritus me enviaron hacer, pero antes de eso... has cambiado Duesel. Me cuesta creer que estoy frente al mismo niño de aquél entonces... me siento orgulloso de tí. - Me era dificil sentir un sentimiento cuerdo ahora, pero en ese momento, me sentía como en aquél día lluvioso en el que conocí a Hector. - Por favor, termina el rito. No quiero que termines maldito por mi culpa... - Tenía razón, no debía tardarme mucho. Me limpie los ojos y terminé de recitar el juramento... mi voz, mas débil de lo que debía sentirla, lo hacía mas dificil.
-En el nombre... mío, en el... nombre, de las personas que me predecesieron. Yo, Duesel Hawkner... ¡Imploro su bendición! - Eso último fue firme, ahora que él me miraba, me sentía tan confiado como el primer día que dí la prueba. Después de unos minutos de silencio, la voz de Hector volvió a resonar.
-Tus súplicas han sido escuchadas, Duesel Hawkner, y hemos decidido entregarte nuestra bendición en tu cruzada, con una sola condición, que vuelvas aquí por tus propios medios cuando termines tu búsqueda.
-Acepto. - Dije con orgullo. Esta experiencia no la olvidaré mientras viva. Posiblemente yo también termine aquí cuando muera, pero aún falta mucho para eso.
-Bien, entonces levántate y retira tu espada. El juramento se ha sellado. Retira tu espada del pedestal para completar el juramento. - Tal como Hector me lo ordenó, retiré mi espada del pedestal. Sentía que la energía que habitaba mi espada pasaba a mis manos, y de ahí al resto de mi cuerpo. - Siempre que hagas lo correcto, nuestra bendición seguirá contigo siempre. - Ya no sentía la presencia de Hector, pero yo no me sentía triste, es más, estaba feliz, feliz de haber llegado hasta el después de tanto tiempo. "Gracias, General." Decía en mi cabeza antes de dirigirme al bangaa.
-Gracias por traerme hasta aquí.
avatar
Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Oración y el Esceptisismo [3/3][CERRADO]

Mensaje por Renn Lancelot el Jue Dic 03, 2015 5:42 pm

Al darse cuenta que su compañero le había pedido entrar primero, Renn pensó que se trataba de algun profanamiento pero luego recordó aquella batalla en la cual había participado por lo que dejó que el caballaro prosiguiera, dejándo así su espada en el pedastal sagrado. "¿Acaso este soldado tendrá descendientes de la Guerra Oscura?" Se preguntaba.

En ese momento, al parecer el soldado empezó a hablar con alguien pero el bangaa no podía escuchar la voz del receptor. Debió asimilar la situación para entender de que aquel infante se comunicaba espiritualmente con un amigo a familiar fallecido por la manera del como se expresaba. "Vaya, ahora sé porqué vino hasta aquí..." Para no interrumpir la conexión, el oráculo guardó silencio durante todo el dialogo emitido por su compañero.

Al terminar aquella sesión, este le dio las gracias por haberlo traído al Templo y allí fue donde Renn tomó una gran confianza a aquel soldado pues ahora sabía que sus actos eran y serían sinceros.

- De nada... Si nos volvemos a ver, Recuérdame como Renn. - Esas fueron las últimas palabras con las cuales se dirigió al soldado.

Luego, sin tener otro impedimento, el bangaa se sentó a meditar frente al templo centrándose en establecer una conexión con los magos ancestrales. "Arbuku, Levanos, Ireth... Por favor... respondan a mi llamado..." Decía mentalmente. Fueron pocos los minutos que pasaron para que una silueta negra apareciera en la tumba principal; esta poseía ojos rojos llenos de crueldad y una sonrisa que dejaría helado a cualquier guerrero. Renn no se daba cuenta de que aquella lo observaba con cautela mientras meditaba, el oráculo estaba tan concentrado que no abría los ojos por ningún motivo. Esto provocó que luego de unos segundos, aprovechando la situación, aquella silueta negra decidiera tomarlo levemente entre sus brazos y después levantarlo poco a poco mientras creaba un vortice el cual empezaba a absorber lentamente su alma mientras este no se daba cuenta.
avatar
Renn Lancelot

Nivel : 8
Raza : Bangaa

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Oración y el Esceptisismo [3/3][CERRADO]

Mensaje por Duesel Hawkner el Jue Dic 03, 2015 8:28 pm

El misterioso espadachín no dijo nada y se retiró en silencio, eso me aliviaba, puesto que no era un ladron de tumbas, pero su actitud me molestaba bastante. Aún así no iba a quejarme de nada, después de todo, fue gracias a el y a Renn el que esté aquí y haya podido hablar con Hector una vez más, así que simplemente le dí un gran apretón de manos mientras el se instabala. Mientras veía sus preparativos, yo me preguntaba acerca de la vida del joven bangaa. No parece haber tenido una mala vida, al menos esa impresión me daba el verlo a los ojos, el de alguien que era inocente, a pesar de la vocación que eligió. ¿Cuáles serán sus motivos detrás de todo esto? No puedo comprender que vida llevaría alguien como el, pero por un instante no me importó. Supongo que él tenía sus propios motivos personales para venir, al igual que yo los mios. Me senté cerca del pedestal y me resigné a mirarlo mientras se sentaba en el suelo y comenzaba a entrar en un profundo trance de meditación.
Guardaba silenció, ya que podía romper el trance del joven bangaa, enfadando a sus ancestros, y eso era algo que no quería, solo lo miré fijamente por unos minutos, ya que para mi al menos no era nada nuevo, solo algo extraño. Pero todo, en un momento se volvió más extraño aún. Una sombra apareció pocos metros al frente del joven bangaa, y en un instante lo tomó de los brazos. Luego me incomodó algo más cuando el aura emitió un tipo de vórtice negro que absorbía algo del joven bangaa. Sabía que algo andaba mal, así que no lo pensé dos veces. Me levanté, saqué mi espada y cargué a la extraña figura, mas no logré darle un golpe con mi espada, debido a que ésta me tomó del cuello con una de sus manos. Al verle su cara, denotaban sus ojos rojos y su sonrisa siniestra que me helaba la sangre. Se denotaba la cara de sufrimiento de Renn ahora que estaba en el suelo, gracias a la misteriosa figura, cosa que me dió a entender que no podía quedarme de brazos cruzados. Como pude, entre la falta de oxigeno, tomé mi espada y corté su mano a la mitad, una vez libre, cargué hasta la misteriosa figura, cortandola en dos. Tal como vino, se deshizo, pero Renn aún seguía inconsiente. Pensaba que sería mala idea despertarlo, hasta que vi que no respiraba.
-¡Renn! ¡Despierta! Vamos, no te hagas el dormido. ¡Despierta! - Luego de eso pensé en hacerle RCP, pero su hocico era tan grande que no entraría todo el aire, así que solo abrí su boca y soplé por ella. Su corazón aún seguía latiendo, pero si no despertaba se quedaría sin aire. Tenía que despertarlo a toda costa.
avatar
Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Oración y el Esceptisismo [3/3][CERRADO]

Mensaje por Renn Lancelot el Vie Dic 04, 2015 1:22 am

Renn estaba inconciente pero en su misma inconciencia pudo generar una visión en la cual pudo observar como otro bangaa caminaba lentamente hasta él y le dirigía la palabra. A pesar de que no lo podía ver bien, sus fuerzas eran las suficientes para levantarse y entablar un dialogo.

- Renn... Debess sser fuerte... - Dijo aquel bangaa color carmesí con una voz suave.
- Tu... Ah... ¿Qu-Quien éres? - Le preguntó el oráculo muy dudoso.
- Mi nombre ess Damaku Lancelot, ssoy tu guía espiritual... He venido a advertirte... -
- ¿Advertirme?... ¿Sobre qué?... ¿Dónde estoy?... -

Aún confundido por la situación, a su alrededor Renn solo podía notar un ambiente oscuro sin ninguna guía visible a excepción de una luz blanca que provenía de detrás de aquel bangaa carmesí. Al oír que el bangaa le debía admitir sobre algo, él se esperaba lo peor "¿Estaré... Muerto?" Pensaba mientras sus piernas y brazos se entumecían poco a poco.

- Una entidad maligna de nombre Ssenaku sse ha apoderado de ti mientras purificabass tu alma, tu cuerpo inoscente fue el rescipiente perfecto para alojarlo... - Exclamó Damaku.
- ¡¿Qué?! ¡¿P-Pero cómo?! ¡No, No puede ser! - La desesperación albergó al oráculo.
- Debess controlarte Renn, de no sser assí, essta entidad podría dominarte por completo. -
- No queria esto... No... ¿Porque todo me sale mal?... ¿Porqué? -

Renn no pudo contener sus lagrimas en ese entonces por lo que cayó de rodillas laméntandose el haber escalado hasta el templo, laméntando tambien su entrenamiento cómo oraculo, ahora aquel bangaa solo quería despertar en su cama pensándo de que esta situación solo habría sido una pesadilla. Su desesperación hubiera durado de no ser que sintió un abrazo cálido en su ser.

- No lloress... Yo cuidaré de ti... Esstaré en tu corazón... Sserá dificil al prinscipio y hassta algunass vecess llegarass a desscontrolarte... Pero sse fuerte Renn... Yo sse que puedes... Hasslo... Por todoss los que te amamoss... - Aquellas palabras de apoyo y consuelo habían calmado completamente a Renn quien, sorprendido, pudo distinguir mejor la apariencia de aquel bangaa carmesí.

- Damaku... - Fueron las últimas palabras que le dijo al bangaa quien poco a poco fue desapareciendo junto con el ambiente intensificándose en una luz blanca. "Lo... conozco..." Pensó mientras caía desmayado de nuevo. Fueron pocos los segundos para que el bangaa escuchase la voz de aquel caballero quien lo llamaba desesperadamente.

-¡Renn! ¡Despierta! Vamos, no te hagas el dormido. ¡Despierta! -

"¿D-Duessel?" Se decía en su mente, pues su cuerpo aun no respondía pero al menos tenía la certeza de que estaba vivo y de vuelta en su mundo. Pocos segundos despues su felicidad se transformó en sorpresa cuando se dió cuenta de que su compañero le estaba haciendo RCP estando ya conciente. "¡¿Que carajos?!" Gritó en su interior para luego abrir los ojos completamente y retroceder de la angustia que le había causado el acto de su amigo.

- ¡AAAGH! ¡PUAJ! ¡PUAJ! ¡¡Hombre, ni si quiera me invitaste a salir!! - Le dijo de forma cómica mientras con sus manos se rascaba su lengua.
avatar
Renn Lancelot

Nivel : 8
Raza : Bangaa

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Oración y el Esceptisismo [3/3][CERRADO]

Mensaje por Duesel Hawkner el Vie Dic 04, 2015 2:50 am

Despues de un buen rato soplando, Renn despertó, haciendo una broma de mal gusto que terminó conmigo golpeando su cabeza fuertemente con mi puño.
-La próxima vez te dejare morir... si es que hay próxima vez. - Guardé mi espada en su funda y procedí a ver con más detenimiento a Renn. Esa sombra desapareció, pero... ¿Qué era esa sombra, exactamente? Todo ésto me era muy confuso, y no quería preguntarle a Hector sobre esto. Supongo que lo tendré que averiguar por mi cuenta, y esa forma era preguntándole directamente a la víctima.
-Renn, dime que fue lo que hiciste ahí, no sé lo que pasó, pero solo vi una sombra de ojos rojos acercarse y... - Probablemente haya sido un accidente, y ni el mismo Renn podría haber estado enterado de lo que pasó. No iría a forzar las cosas más de la cuenta y que algo saliese horriblemente mal -Olvidalo, de todos modos no es de mi incumbencia. - Mientras me dirigía al pedestal para examinar más a fondo de lo que era eso. Al ver con más detenimiento, pude ver un collar de madera con la forma de un colmillo justo en el interior del pedestal. No era mío y no estaba ahí cuando sepulté mi espada para el ritual. Asumí que sería de Renn, así que lo tomé y dije:
-Esto no es mío, y no estaba aquí cuando hice el juramento. Supongo que será tuyo, así que aquí tienes. - Dije mientras se lo entregaba en la mano. Era una figurita de madera atada a una cuerda, bastante vieja y muy frágil, pero se denotaba el esfuerzo que se hizo en ella, probablemente sea una reliquia familiar.
Salimos afuera, probablemente Renn necesitaría aire fresco. Ya era de tarde y divisaba al espadachín durmiendo en un árbol muerto. Supongo que ésto sería la despedida, así que procedi a estrechar mi mano para despedirme de Renn.
-Bueno, ha sido un día muy largo, pero creo que nuestros caminos se separan a partir de aquí. Ha sido un gusto conocerte, Renn. Gracias a ti pude volver a ver a mi mentor. Suerte, y espero que nuestros caminos vuelvan a cruzarse.
avatar
Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Oración y el Esceptisismo [3/3][CERRADO]

Mensaje por Renn Lancelot el Lun Dic 07, 2015 2:15 am

El dolor que sentió aquel bangaa por aquella broma fue inesperado pero alivante, pues allí tuvo la certeza de que estaba vivo y en el mundo que le correspondía. Aquella visión que tuvo lo había dejado consternado por unos segundos, pero al volver en si mismo no pudo evitar soltar una sonrisa; claro, mientras seguía sobándose su cabeza por el impacto. Parecía que su compañero estaba muy sorprendido por lo que había pasado pero, al no contar con información, decidió preguntarle al bangaa sobre su estado y el qué había hecho dentro de aquel templo. Justo cuando Renn estaba a punto de responderle, el mismo caballero le pidió que olvidara el tema pues este había comprendido que no era de su incumbencia. "Que alivio... No me gustaría dar explicaciones ahora Jejeje" Se dijo a sí mismo Renn mientras observaba como Duessel se dirigía a un pedastal cercano a la escena.

Luego, cuando observó que el mismo traía consigo un collar amarrado a una figurilla de madera, por un momento al bangaa se le hizo familiar el amuleto pero, lamentablemente, no podía recordar nada en la situación en la cual estaba. Solamente decidió aceptar aquel "obsequio" que le habían propinado -al parecer- los espíritus del monte.

- Me parece conocerlo... Gracias, me alegra de alguna forma... que me hayas acompañado. - Expresó con felicidad.

Al salir, Renn pudo observar a su otro compañero espadachín resposando en un árbol. "Me alegra que él no haya pasado lo mismo que yo..." Se dijo para luego atender la frase con la cual se estaba dirigiendo Duessel.

- No, gracias a ti Duessel. Te deseo suerte en tu viaje tambien y espero volvernos a ver pronto, al menos para compartir anecdotas con las cual podamos reír Jejeje. En fin. Adiós. - Le dijo a su compañero mientras estrechaba su mano con fuerza.

El sol se posaba en el horizonte y Renn se disponía a emprender nuevamente su camino con una gran sensacion de fuerza en su interior. "Bueno, Senaku, o como te llames... Quiero que sepas que no dejaré que me manipules... Intentaré controlar mis emociones y no caer en la ira... Es verdad, no será facil... Pero de ello se trata mi entrenamiento para ser un gran Druida y te aseguro, que poco a poco iras desapareciendo de mi alma... Lo juro..."

"Sigue jurando y perjurando, mi querida marioneta... Porque esto es solo el inicio de las Penumbras a las que te enfrentarás..."

avatar
Renn Lancelot

Nivel : 8
Raza : Bangaa

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Oración y el Esceptisismo [3/3][CERRADO]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.