Final Fantasy, La era de la Luz
Bienvenido a Cetus,
El lugar donde se desenvuelve Final Fantasy: La era de la Luz.

Si deseas registrarte no olvides leer las reglas obligatorias en el subforo "Centro de Leyes" y luego crear tu personaje en el subforo "Ficha de Personaje" guiandote de la ficha modelo.

Que disfrutes tu estadia.
Afiliados Élite (32/40)
Hermanos (02/05)
Directorio (02/10)

© HARDROCK
Últimos temas
» La Pluma y la Ficción [Cambio de botón - Normal]
Lun Mayo 23, 2016 6:33 pm por Invitado

» Jormungand Boarding School [Afiliación-normal]
Sáb Abr 23, 2016 6:52 pm por Invitado

» Accademia Di Cielo || Afiliación {Élite}
Sáb Abr 23, 2016 2:57 am por Invitado

» Hiccup Hofferson
Vie Abr 22, 2016 7:59 pm por Juez Alraheim

» Sailor Moon Crystal - Afiliación Élite -
Miér Abr 20, 2016 5:29 pm por Invitado

» Ficha de Adinal Sanát
Mar Abr 19, 2016 6:01 pm por Juez Alraheim

» Ritz Astori
Mar Abr 19, 2016 3:19 am por Juez Alraheim

» Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]
Jue Abr 14, 2016 3:06 am por Juez Alraheim

» Fire Emblem: The Liberation Wars [Afiliación normal]
Mar Abr 12, 2016 11:47 pm por Invitado

» — Hopes and Dreams { Normal }
Lun Abr 04, 2016 10:48 pm por Invitado


Nos volvemos a encontrar [Brask Daeisk]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nos volvemos a encontrar [Brask Daeisk]

Mensaje por Luna Lietti el Sáb Dic 26, 2015 7:27 am

equipo y esferas:
Equipo

Armas
Bastón Negro (Bastón)

Esferas

Piro [2 x turno]
Hielo [2 x turno]
Electro [2 x turno]
Hydros [1 x turno]

Habían pasado semanas después de aquel incidente en Solde Ruetha, luego de haber luchado junto a ellos y ser derrotados de aquella manera, decidí no entrar a la academia de magia en dicha ciudad y seguir mi viaje por Cetus, mi nueva parada era un lugar muy hermoso y peculiar, Ashal. Cuando venía con mi padre a este lugar me sentía como en casa, pues nací aquí, pero a las pocas semanas de vida, marchamos y volvía una vez al año, definitivamente me gustaría pasar tiempo aquí. Aunque tratase de convencerme, sabía que no sería por mucho lo que me quedaría aquí, pues solo quería huir de él. Entré a aquel hotel y pedí una habitación, el lugar estaba muy fresco. Me llevaron hacia mi habitación y me quedé allí, guardando mis cosas para luego salir disparada hacia aquel oasis maravilloso que era característico del lugar. Mis vestimentas eran parecidas a las de la gente, pues mi madre era de Ashal y mi padre había guardado sus ropas para mí.

Me dirigí al mercado para comprar nuevas telas, quería confeccionar un traje como el que tenía, pero de distinto color y tener de recambio, si estaría aquí, quería estar vistiendo como una nativa del lugar. Al llegar, vi mucha gente, como lo recordaba y era de costumbre, pues de aquí partían la mayoría de las caravanas hacia todo Cetus. Compré telas amarillas y rojas y muchos encajes para adornarlos, cuando me dirigía hacia la salida del mercado vi pasar a unas hermosas vieras con unas ropas muy lindas, me había quedado hipnotizada por lo que no me percaté que había gente frente de mí y choqué con uno de ellos. El sol daba en mi rostro por lo que no pude ver bien a la persona frente de mí.

- Le pido disculpas, estaba distraída y no lo vi. Siento mucho mi torpeza para con usted. – dije mientras agachaba mi cabeza y levantaba mis manos juntas con un gesto de disculpa. Levanté mi rostro, lo miré y le sonreí tímidamente.

Luna Lietti

Nivel : 18
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nos volvemos a encontrar [Brask Daeisk]

Mensaje por Brask Daeisk el Sáb Dic 26, 2015 9:56 pm

Equipo y Habilidades:

Equipo:
•Hacha grande | Hacha.

Esferas:
•Tiracuchilla: (1 Enemigo) Solo Hachas.
  Lanza su hacha como boomerang causando daños mínimos. [2veces]
•Rectitud: (Usuario)
  Se otorga el estado "Prisa" a cambio de padecer "Inmovilización". [1vez]

El joven antrolobo ya tenía experiencias pasadas con el desierto de Parcelythe, así que se aseguró de traer un capuchón con él e ir lento y fresco hacía su destino. Se había empapado en agua y llevaba dos cantimploras en su pequeño bolso. Su destino era Ashal y gracias a sus preparativos previos no se había fatigado como la vez pasada. El joven antrolobo pensaba en la semana que había tenido. Lo mucho y poco que recordó de ese día en Solde Ruetha fué lo que le dijo su amigo Bangaa. Pero lo que más le dolió fué que no haya alcanzado a despedirse de los humes que lo ayudaron y de su amigo Ixen. "Si no hubiese sido tan impulsivo, hubiese sido de más utilidad..." Decía en su cabeza mientras avanzaba al desierto. Caminó unas horas, y ya había gastado una de las cantimploras, pero al menos con las indicaciones que le habían dado, logró llegar con bien a lo que llamaron: Ashal, el pueblo del desierto.

La ciudad era bastante pintoresta, y al estar instalada en un oasis le daba una cierto aire de tranquilidad, sentimiento que el joven antrolobo experimentaba de buena manera. El corto pelaje y la poca ropa hacía que el joven antrolobo pasase desapercibido por la multitud. Todos saludaban al joven antrolobo con alegría, lo que hacía que el joven antrolobo se sintiese más bienvenido que de costumbre. Pudo distinguir a bastantes antrolobos de su tribu, saliendo al exterior. La aparicion de parte de su tribu le hizo pensar al joven antrolobo sobre su hermano, Soako, el.como estaría y que habra sido de el. De tanto pensar, el joven antrolobo tuvo una idea. "Debería comprarles regalos a mis abuelos y a mi hermano", pensó el joven antrolobo mientras se dirigía a el mercado con el dinero que había ganado con el esfuerzo de atrapar a un ladrón y mandarlo a prisión. La cantidad de productos tenía fascinado al joven antrolobo, que miraba hacia todos lados para encontrar un buen regalo para sus abuelos. Unas telas resistentes llamaron la atención del joven antrolobo, las cuales podían servir de vendajes en las manos. "Estoy seguro de que abuelo Dartle y Soako apreciaran esto", decía el joven antrolobo en su mente, mientras topó con alguien que había tropezado por accidente con él. Miró al distraído que tropezó con él y vio a una chica de cabellos rosas que no tardó en reconocer. Era la chica que lo había ayudado en esa batalla en Solde Ruetha. Su cola no paró de agitarse de felicidad, ya que podía darle las gracias a la dama que le salvó la vida. <<¡Eres tú!>> Exclamó de felicidad, pero al darse cuenta del show que había armado, el joven antrolobo solo bajó las orejas en señal de vergüenza. <<Cuanto lo siento, es que pasó tanto tiempo desde que te vi y nunca pude agradecerte por la ayuda que me brindaste aquella vez... de hecho, ni siquiera se tu nombre...>> La cola del joven antrolobo no mentía, éste era un momento de felicidad, a pesar de que la verguenza haga sonrojar las mejillas del joven antrolobo... "Por qué me pongo así cuándo me vé..."

Brask Daeisk

Nivel : 12
Raza : Antrolobo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nos volvemos a encontrar [Brask Daeisk]

Mensaje por Luna Lietti el Sáb Dic 26, 2015 10:16 pm

Cuando levanté mi vista y mis ojos se acostumbraron al sol, pude ver frente a mí una gran sombre que al pasar de los segundos comenzaba a tomar forma, su pelaje azul y blanco me era familiar y cuando vi su rostro supe inmediatamente de quien se trataba.

- ¡Brask! – realmente era aquel antrolobo de Solde Ruetha, agradecía que fuera él y no el otro gris peludo o el hume. - ¡Sí, soy yo! – exclamé de felicidad al verlo bien, pues la última vez que lo vi estaba inconsciente en el suelo. – No te preocupes, pero que bueno es el verte. – le sonreí. – Mi nombre es Luna. Todo el mundo supo tu nombre en aquella plaza. Me alegra verte recuperado, podrás seguir siendo aquel héroe, tú me inspiraste para aquella batalla. – Llevé una de mis manos a la suya. – De verdad, muchas gracias por mostrarme que no todo está perdido y que aún hay gente que puede ayudar sin querer recibir nada a cambio. – Mi rostro mostraba una gran felicidad, por lo que no podía dejar de sonreír. Lamentablemente nos encontrábamos en un lugar en donde transitaba mucha gente y debíamos movernos. - ¿Estás solo? Si quieres podemos ir a beber algo. – recordé que había gastado mis Guiles en las telas que llevaba en una de mis manos. Solté su garra para sujetar aquella bolsa con ambas. – De verdad, déjame invitarte algo, aunque antes quiero enseñarte algo, ¿vienes? – Estaba demasiado entusiasmada y tenía algo con lo cual agradecerle, solo esperaba su respuesta para poder llevarlo acabo.

Si bien Brask me había inspirado, aquella batalla me hizo abrir los ojos a una nueva realidad y abandonar una de mis metas, no servía para las batallas y ver caer a mis compañeros en ellas, no lo podría aguantar.

Luna Lietti

Nivel : 18
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nos volvemos a encontrar [Brask Daeisk]

Mensaje por Brask Daeisk el Dom Dic 27, 2015 3:41 am

Las palabras de la joven hume solo hacían que el joven antrolobo se sonrojara cada vez más, pero el joven antrolobo se alegraba por fin de saber el nombre de la chica con la que combatió en aquella redada en Solde Ruetha. "Luna... Luna... ¡Nunca se me olvidara!", pronunció en su mente. <<Mucho gusto, Luna. Me alegra al fin saber tu nombre>>, mientras hablaban ella tomó su pata, lo que hizo que el pelaje de la cara del joven antrolobo se tornase más y más rojo. "¿¡Que diablos!? No entiendo que sucede...", pronunciaba en su mente. Este sentimiento era nuevo en el joven antrolobo y nunca antes lo había experimentado, pero por alguna razón le gustaba. Luego habló de invitarlo a comer... con esa frase el joven antrolobo se alegró un poco. Acababa de recibir una paga compensatoria por haber capturado y desenmascarado a una banda de traidores de Solde Ruetha y quería aprovechar de usarla, aunque la misma hume haya dicho que quería invitarlo a comer.

Cuando dijo que primero quería enseñarle algo en privado, recordó que aún tenía esas telas aún en la mano. <<Dame un minuto mientras pago ésto>>, dijo el joven antrolobo mientras se dirigió a la dependienta. <<¿Cuanto es?>>, dijo mientras sacaba una bolsa llena de guiles. <<Para ti son seiscientos guiles. ¿Te lo envuelvo para regalo?>> El joven antrolobo asintió con la cabeza y luego se dirigió hacia la chica hume <<Tengo que comprar primero algo para mis abuelos... se ponen muy ariscos cuando no doy señales de vida.>>, acto seguido, el joven antrolobo sacó de su bolso los seiscientos guiles, y aún así el bolso seguía lleno. Eso llamó la atención de alguien a las espaldas del joven antrolobo. Parecía un ladrón, no de oficio, sino uno que prefería recurrir a la violencia, y las orejas del joven antrolobo sintieron su presencia. No gastó más tiempo y en cuanto le sintio aproximarse, tomó hábilmente la muñeca del ladrón y lo arrojó lejos. El ladrón tenía una daga en la mano, pero eso no asustaba a el joven antrolobo, que en cuatro patas comenzó a gruñirle al ladrón, el cuál entró en pánico y corrió de lleno a un guardia. Algunos de los que estaban cerca le aplaudieron, otros solo vieron con asombro el extraño método que usó el joven antrolobo para asustar al bandido. El joven antrolobo se dirigió hacía luna y dijo: <<Bien, te sigo. ¿Qué quieres mostrarme?>>

Brask Daeisk

Nivel : 12
Raza : Antrolobo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nos volvemos a encontrar [Brask Daeisk]

Mensaje por Luna Lietti el Dom Dic 27, 2015 4:33 am

Realmente Brask llevaba el heroísmo en su sangre, pues nuevamente había salvado el día reduciendo a un bandido.

- Eres increíble, Brask. – dije sonriéndole y tomándole su garra, pues había accedido a ir conmigo. Llegamos al oasis y dejé mi bolsa en el suelo, para luego abrirla y sacar una tela para estirarla en el suelo de arena. – Quédate aquí y observa. Va dedicado a ti.

Me coloqué entre el antrolobo y la tela en el suelo para comenzar a danzar, así podría obtener algo de Guil y poder invitar una cena decente al de pelajes azules y blancos. Como era de costumbre la gente comenzó a acercarse y a ver el espectáculo, con mi bastón y los hechizos de mis esferas mágicas mezclaban ambas cosas, entonces me volteé hacia el lupino y comencé a danzarle, pues el baile era para él. Mientras danzaba, dejé mi bastón en el suelo, para sacar las argollas con aquella tela blanca y comenzar a pasarla por el cuerpo del lupino. Aquel baile era el típico de Ashal que se presentaban en las ceremonias de compromiso, chica le bailaba para que su prometido la viera de una manera muchos más interesante, pero yo había hecho una mezcla de entre el baile tradicional y aquella. Para terminar, invoqué la magia de hielo en mi pañuelo que hice volar en el aire, haciendo que se congelase y luego atravesarla con la esfera de rayo, lo cual hizo que el hielo explotase y se convirtiera en pequeños copos de nieve que se derretían antes de llegar al contacto con la arena del lugar. El acto había terminado conmigo arrodillada ante  Brask.

La gente aplaudía y depositaba sus Guiles en la túnica en el suelo, me levanté para agradecerles y luego de no quedar nadie, recogí los Guiles para contarlos, me alcazaba para poder invitarlo a beber y a comer algo perfectamente.

- Dime, ¿qué te pareció el baile? Fue algo que se me ocurrió en el momento, espero haya sido de tu agrado. – Dije mientras guardaba todo en mi bolsa de viaje. – Ahora si deseas, podemos ir a comer. Tú dime dónde y yo te sigo. – Le sonreí mientras me colocaba aquel bolso al hombre quedándome a su lado.

Luna Lietti

Nivel : 18
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nos volvemos a encontrar [Brask Daeisk]

Mensaje por Brask Daeisk el Dom Dic 27, 2015 9:23 pm

La chica hume llevó al joven antrolobo a un lugar público y posicionó al joven antrolobo al frente de ella. El joven antrolobo notó como las personas se iban acumulando atrás de el, y de un momento a otro entendió por qué. La hume pronto dió una espectáculo, usando su cuerpo y sus actos en la magia para dar una demostración que pasaba tan lento por la cabeza del joven antrolobo, que solo pudo quedarse quieto y admirar el asombroso acto que daba la chica hume frente a él. Ese tipo de maniobras nunca en su vida el joven antrolobo las había visto, y cada paso que daba le incitaba más y más a ver la presentación con más detenimiento. Luego la chica hume danzo hacia el joven antrolobo, era algo que hacía que su cara se volviese roja. "Esos pasos... ¿Son para mí?", decía el joven antrolobo en su cabeza mientras miraba el acto de la chica hume, ésta vez con una sonrisa en su hocico.

Luego la hume se acercó al joven antrolobo con unas argollas en las que a cada extremo tenía atadas unas telas y comenzó a danzar muy cerca de el. El joven antrolobo sentía las telas pasar por su cuerpo y tan solo podía ponerse rojo, pero no sabía por que... sin embarbo, admiró los pasos de la hume y de la dedicación con la que bailaba alrededor de él. El joven antrolobo sintió regocijo en su rostro, jamás en su vida le habían hecho algo como eso. Una vez que la chica hume dejó de bailarle a él, extendió su tela y usando un arte impresionante de la magia logró congelar la tela y romperla en pedazos, logrando así que cayeran copos de nieve que terminaron derritiendose en las manos de los espectadores, incluyendo el hocico del joven antrolobo. Cuando la actuación terminó, el joven antrolobo aplaudió tan fuerte que sus patas llegaron a dolerle. <<¡Eso fue increíble! Muchas gracias por el baile, Luna.>> Dijo el joven antrolobo en respuesta al baile y vio la tela que había dejado la chica hume anteriormente en la arena llena de guiles. Luego la chica hume mencionó que donde podrían ir a comer... esa palabra hizo que el joven antrolobo se pusiera nervioso, puesto que no conocía el pueblo tan bien como para dar una sugerencia. Pero para suerte del joven antrolobo, un bangaa pasaba por ahí. <<¡H-Hey!>>, dijo el joven antrolobo con algo de timidez. <<¿Si?>> El bangaa se veía amigable. <<¿Sabés de un buen restaurante por aquí?>> El bangaa contesto: <<Pues la Cocatriz traviesa queda por ahí al fondo... El restaurante, no el bar. Si quieres ir al bar, tienes que ir por la derecha>> <<¡Gracias por todo!>>. El Bangaa sonrío y le dijo: <<Eh, por nada. Diviértete con tu novia.>> La palabra "novia" era desconocida para el joven antrolobo, quien supuso que era un sinónimo de acompañante en su cabeza. <<Bien... ¿Vamos al restaurante o al bar? Por mi parte, iré donde te acomode mejor>>, dijo el joven antrolobo con una sonrisa en su rostro.

Brask Daeisk

Nivel : 12
Raza : Antrolobo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nos volvemos a encontrar [Brask Daeisk]

Mensaje por Luna Lietti el Lun Dic 28, 2015 3:09 am

Ya teníamos un destino con Brask, podía ser un restorán o un bar. La sed en mi era intensa, pero también el hambre, así que decidí algo y se lo comenté al antrolobo.

- ¿Qué te parece si primero vamos a comer y luego vamos por unas copas? La última vez que estuve aquí, fue hace 6 años, podíamos luego de aquello ir a recorrer el pueblo. Es muy hermoso de noche. – Le sonreí mientras lo temé de su brazo para estar más cerca de él. – El oasis es muy lindo de noche. Al menos así lo recuerdo. – Era bueno estar acompañada, hacia todo más fácil. – Podría servirte como una guía. Aunque ha habido muchos cambios y los lugares que nombro aquel Bangaa no los había escuchado jamás, a menos que los hayan cambiado. – se me salió una risa. – Lo siento, estoy hablando de más.

Apreté fuertemente su brazo para que me guiara hasta donde teníamos que llegar. Quería pasar un buen día con él y si fuera posible, no mencionar el incidente en Solde Ruetha. Quería que se quedase en el pasado al igual que Johann.

- Dime Brask, ¿te molesta que vayamos a beber algo al bar? ¿Bebes? -  yo lo hacía, muy de vez en cuando, pero lo hacía y siempre de forma moderada, pero por lo hechos recientes sería capaz de beber hasta quitarme de la cabeza a aquella viera que aparece hasta en mis sueños atormentándome.

Luna Lietti

Nivel : 18
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nos volvemos a encontrar [Brask Daeisk]

Mensaje por Brask Daeisk el Lun Dic 28, 2015 5:18 am

El joven antrolobo sintió el cálido abrazo de la hume en su brazo, diciéndole que recorrerían cientos lugares de la ciudad cuando sea de noche... aunque apreciaba el gesto, no compartía la noche con el desierto. Había tenido una experiencia de vida o muerte en ese traicionero desierto y no quería volver a vivirla, pero si ella decía que era hermosa, le encantaría verla. <<Si dices que es tan buena esa vista, me gustaría verla también... contigo.>> El joven antrolobo se dejaba llevar por esos sentimientos que invadían su corazón... y parecía gustarle el resultado de éstos. La chica hume sonreía mientras decía lo de ser la guía de el joven antrolobo. El joven antrolobo le devolvió esa sonrisa y dijo: <<Sería un honor ser guiado por ti, Luna>>, dijo el joven antrolobo con una sonrisa sincera en su rostro. Ir a comer o beber... para el joven antrolobo era una decisión difícil. Quería complementar la decisión de la chica hume, y no sabiendo como, solo podía esperar a que la chica hume diese una sugerencia.

Al final, la sugerencia no tardó en llegar. La chica hume sugirió ir al bar primero por algo de beber. La chica hume le preguntó al joven antrolobo si bebía, a lo que él contestó: <<Probé la bebida una vez y... digamos que no ha sido de mis gustos mayores, pero lo puedo beber moderadamente.>> El joven antrolobo llevó una de sus patas a la nuca y dijo: <<Entonces te llevaré al bar. Sujetate fuerte>>, dijo mientras daba pasos en la caliente arena. Miraba a sus alrededores las pintorescas casas y las diferentes formas que tenían. El joven antrolobo no era un personaje de ciudad, pero no podía evitar fasinarse por los alrededores. Cada casa parecía tener una historia distinta y al joven antrolobo le alegraba presenciar esa historia con la chica hume. <<Me asombra la diferencias entre ciudades y pueblos. Verás... yo soy de una tribu en donde vivimos de la caza en el bosque de macalamia, y nunca tuve la oportunidad de salir a ver el mundo. Cuando tuve la decisión propia de salir... digamos que no me arrepiento gracias a ti.>> La mirada del joven antrolobo era calmada y serena, casi como si se hubiese acostumbrado a esos sentimientos y los tuviese desde siempre. Al final, llegaron a su destino: El bar de la cocatriz traviesa. <<Después de ti>>, dijo el joven antrolobo haciendo una reverencia a la chica hume. Los nuevos modales los había leído en un libro que había pedido específicamente para no verse raro en lugsres públicos.

Brask Daeisk

Nivel : 12
Raza : Antrolobo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nos volvemos a encontrar [Brask Daeisk]

Mensaje por Luna Lietti el Mar Dic 29, 2015 3:59 am

Ya estaba todo decidido, iríamos al bar a tomarnos unas copas. Me alegraba el saber que estaba acompañada en este lugar y que accediera a mis caprichos turísticos. Me preguntaba cómo sería aquel lugar al que íbamos. Brask comenzó a hablarme de sus experiencias.

- Imagino que su raza debe tener los sentidos más agudos, por lo que la bebida debe ser algo complicado para ustedes. – dije curiosa. Luego hablo sobre su experiencia fuera de su lugar de origen. – Te entiendo, aunque nuestros casos son algo distintos, pues he recorrido todo Cetus en caravana, pero la dejé para conocer las partes en donde estuve. No me arrepiento, aunque algunas de mis aventuras han dejado marcas en mí. Solo debo seguir adelante positivamente. – Lo miré y llevé su brazo hacia mí. – eres muy lindo al decir eso, no quiero prometerte nada, pero mientras estemos juntos, trataré de hacer tu viaje más ameno. – Le sonreí nuevamente para luego seguir caminando con la vista en frente.

Llegamos a aquel bar, muy pintoresco y origina, había mesas llenas y la barra también los estaba, no sabía si tenían mesas libres, Brask me invitó a entrar cordialmente.

- Muchas gracias. – dije mentiras le hacia una reverencia. En ese momento se acercó una hermosa miqo’te y nos ofreció a unas de las pocas mesas que quedaban desocupadas. La primera era una que estaba al rincón del bar, era la más alejada de la entrada y la otra esta quedaba en el segundo piso del lugar, desde  allí se podía tener vista de todo el lugar. – ¿Qué dice, Brask? ¿Nos quedamos en el primer piso o nos vamos al segundo?

Luna Lietti

Nivel : 18
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nos volvemos a encontrar [Brask Daeisk]

Mensaje por Brask Daeisk el Mar Dic 29, 2015 11:05 pm

El joven antrolobo entró al bar después de la chica hume y lo primero que vio al entrar nada más fueron un grupo de personas bailando en el escenario, tanto hombres como mujeres, mientras había bastantes personas tocando instrumentos. La estancia del bar era distinta al bar que había visitado antes, pero para el joven antrolobo la clientela era idéntica. Los ebrios parecían ser igual que los ebrios que había visto en balfonheim, por lo que quería alejarse de ellos y llegar a la barra, pero una miqo'te les bloqueó el paso. Parecía ser una de las meseras por el traje que tenía. <<¿Buscan una mesa? Solo nos quedan dos disponibles. Una en el piso de arriba y otra ahí al rincón. Pueden tomarse su tiempo para decidir, pero entre más tiempo pase les podrán ganar las mesas. Bueno, estoy algo atareada, así que nos vemos.>> Al parecer, la pareja tenía dos opciones. O ir abajo o ir arriba. Evidentemente la peor opción era abajo, y la chica hume también estaba interesada en saber el destino que tenían. Al final, el joven antrolobo ya tenía una decisión. <<Arriba suena bien, así que podemos subir.>>

El joven antrolobo subió las escaleras hasta llegar a una estancia sin paredes, el techo estaba cubierto de paja y la brisa hacía soportar el calor, además de una hermosa vista del desierto. El joven antrolobo no podía creer que habían éste tipo de bares tan asombrosos, y se le notaba en la cola que le gustaba el lugar. La acústica del piso de abajo no llegaba arriba, y un bangaa parecía ajetreado con las órdenes de los demás. El turbante que llevaba en la cabeza solo hacía señales de que era el tabernero de ese bar. Posiblemente le tome mucho tiempo el notarlos, así que el joven antrolobo aprovecho el momento para conocer más a la chica hume. <<Bueno, mientras esperamos... deberíamos aprovechar de conocernos mejor. Como sabes bien, mi nombre es Brask Daeisk, líder de la tribu unificada Daeisk. Me crié en las cercanías del bosque de Macalania.>> Le dijo el joven antrolobo con una sonrisa. <<Soy un guerrero élite que se especializa en el arte del hacha, superé mi prueba de adultez al cumplir mis... ehm...>> para el joven antrolobo era vergonzoso revelar su verdadera edad. <<Bien, tu turno.>>, dijo sonriente. Estaba disfrutando su pequeña charla.

Brask Daeisk

Nivel : 12
Raza : Antrolobo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nos volvemos a encontrar [Brask Daeisk]

Mensaje por Luna Lietti el Sáb Ene 02, 2016 10:27 pm

Subimos al segundo piso, la vista era preciosa y la brisa nos refrescaba. Brask tomó la iniciativa de la conversación contándome más sobre él.  Posé mis codos en la mesa mientras acomodaba mi rostro en mis manos para mirarlo y escucharlo atentamente. Me asombraba el hecho de que fuera el líder de su tribu y también que viniese de aquel bosque.

- Vaya, sí que eres interesante. – sonreí. – nunca imaginé que fueras líder de un clan, y que además vinieras de aquel bosque, que de por si no conozco, o sea, si, solo por fuera. – dejó de hablar cuando tocó el tema de su edad. – No te preocupes por la edad, respeto el que no la quieras decir. – solté una carcajada. Luego me coloqué a pensar en que contarle de mí, pues su vida es muy interesante. – Soy hija del dueño de un circo que viaja por todo Cetus. Me dedicaba a bailar como mi madre, que por cierto mi padre dice que soy igual a ella. Decidí especializarme en la magia y entre a la escuela de magos en Mysidia, luego de graduarme, me dirigí a Solde Ruetha en donde te conocí. – me detuve de golpe para no recordar lo ocurrido. – y luego vine hasta Ashal, pues mi madre nació aquí. Emprendí viaje para conocer el mundo y verlo más allá que desde la caravana de circo. – Suspiré. – esa es mi aburrida historia, no soy líder de ningún clan, pues viajo sola. – reí. Luego caí en aquello de ser un líder de clan. – Brask, si eres líder de tu clan ¿Por qué te encuentras viajando y no estas con tu gente? – La pregunta había sido hecha con la mayor inocencia, pero luego me di cuenta que de que él podía tener sus propias razones para haber dejado su pueblo.

Luna Lietti

Nivel : 18
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nos volvemos a encontrar [Brask Daeisk]

Mensaje por Brask Daeisk el Dom Ene 03, 2016 6:40 pm

La chica hume escuchó atentamente todo lo que el joven antrolobo tenía que decir. El joven antrolobo se sentía feliz de compartir esa información, aunque no sabía por que... pero parecía llevarse bien con esos sentimientos. El joven antrolobo miraba con calma a la chica hume mientras charlaba de su vida. El joven antrolobo no conocía lo que era un circo, pero según ella, hacía sus danzas en ese lugar. <<Suena interesante, Luna. Me gustaría ir a un circo algún día.>> Todo iba bien al parecer. <<Ey, tu vida es tan interesante como la mía, has viajado más que yo y tengo que admitir que me siento algo celoso>>, dijo el joben antrolobo al comentario de la chica hume. Luego de las risas, vino una pregunta que el joven antrolobo no quería tocar, y era el motivo de su viaje. En ese momento el joven antrolobo bajó la cabeza. "Como reaccionaría ella si se entera de que hago mi viaje por venganza...", pensaba el joven antrolobo. Era algo crucial para él que la chica hume no supiese sus intenciones en ese momento.

Al final, el joven antrolobo habló después de unos minutos de silencio: <<Digamos que mi viaje es para aprender a liderar. Cuando mis padres fueron asesinados, mis abuelos me dejaron a cargo de la aldea y de sus habitantes... pero me aterra tomar esa responsabilidad. Ser un patriarca significa tener un gran sentido del deber y proteger a los demás, pero también implica ser responsable y tomar muchas veces decisiones que quizás no quieras.>> El joven antrolobo guardó silencio por un momento. La responsabilidad implicaba mucho viaje para llegar a ser el lider ideal y el joven antrolobo lo sabía. <<Esa es una de las razones por las que viajo, para ganar experiencia del mundo exterior. Suelo ser impulsivo y hacer las cosas un poco mal, pero aprender del mundo y como reaccionar ante él>>, dijo el joven antrolobo. En ese instante el bangaa tabernero se aproximó a la mesa en la que estaban. <<Bienvenidos a la cocatriz traviesa. ¿Qué van a pedir?>> El joven antrolobo miró a la chica hume con una sonrisa. <<¿Qué vas a pedir?>>

Brask Daeisk

Nivel : 12
Raza : Antrolobo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nos volvemos a encontrar [Brask Daeisk]

Mensaje por Luna Lietti el Miér Ene 06, 2016 8:03 pm

Podía entender el porqué de su viaje, ser líder implicaba una gran responsabilidad, muchas vidas a tu cargo y si algo malo pasaba, el peso era enorme.

La noticia de la muerte de sus padres hizo sentirme mal, pues mi pregunta había llevado a aquella respuesta. Un Bangaa llegó a la mesa y el lupino azulado preguntó lo que comería. Tomé el menú y le eché un vistazo.

- Hola, pues, me gustaría comer una pechuga asada de cockatriz acompañado de ensaladas por favor. Y para beber quisiera un jugo natural de papaya. – Dejé el menú en la mesa a lo que el lagarto lo recogió. Miré a Brask mientras hacia su pedido, nunca antes había estado tan cerca de alguien de su raza, siempre los imaginé agresivos, como aquel antrolobo gris en Solde Ruetha, pero él se veía distinto, no sabía por qué, pero gustaba estar con él, era agradable. Solo esperaba no llevarme una decepción con él como en Mysidia. – Me gusta el color de tu pelaje, te hace ver más amigable y el color de tus ojos es hipnotizante. – reí, me había avergonzado de lo que había dicho, pero era la verdad.

Luna Lietti

Nivel : 18
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nos volvemos a encontrar [Brask Daeisk]

Mensaje por Brask Daeisk el Jue Ene 07, 2016 3:40 am

El joven antrolobo había escuchado la orden de la chica hume y decidió complementar <<Deme lo mismo que a ella, solo que sin el jugo. En su lugar deme un vaso de agua>> <<Marchando>>, dijo el bangaa tabernero mientras se dirigía a la barra. Cuando la chica hume mencionó sobre su pelaje y sus ojos, el joven antrolobo ya no se sonrojaba, sentía dicha. Realmente estaba disfrutando el estar con la chica hume. <<Gra-gracias. El pelaje es de parte de mi padre. En mi tribu, soy el único con éste diseño de pelaje, pero el color es de mi padre. Los ojos son de mi madre.>>, dijo el joven antrolobo con un sonrisa. <<Tu cabello es bastante hermoso, y cuando veo tus ojos siento que me pierdo en ellos, es algo asombroso.>> Dijo el joven antrolobo, viendo a la chica hume de frente a su rostro, enfocando sus ojos y por un momento se quedó inmóvil en ellos, viendo la pureza de la mirada de la chica.

Pero en su descuido, movía su cola de lado a lado en el suelo, en lo que parecía un acto improvisado por barrer. Fue cuestión de tiempo para que alguien corriese una silla hacía atrás y pasara a llevar la frágil cola del joven antrolobo. Este dio un chillido de dolor y miró enfadado al causante de dicho error. Era un antrolobo gris con el mismo traje que él, en la mesa habían otros tres antrolobos, unos de color azul con el traje de la ruta Dartle y el otro que quedaba de pelaje gris con el traje de la ruta Tenseik. Al joven antrolobo no le tomó nada identificar que eran miembros de su tribu y los antrolobos tampoco tardaron en identificar a su líder. <<¡P-Patriarca!>> En ese instante el antrolobo se arrodilló ante el joven antrolobo, formando una escena bastante vergonzosa. <<Lo siento mucho patriarca. Aceptaré cualquier castigo que usted me imponga.>> El joven antrolobo se sintió bastante avergonzado por la escena, y ante el desastre solo dijo: <<Sólo ve a tu asiento. Estoy disfrutando de mi estancia aquí y deberías hacer lo mismo>> <<Mu-Muchas gracias señor>>, dijo el soldado tribal mientras volvió a su asiento y el joven antrolobo hizo lo mismo. Cuando volvió a sentarse se sintió horriblemente observado y avergonzado. <<Lo siento... >>, dijo a la chica hume mientras bajaba las orejas.


Última edición por Brask Daeisk el Dom Ene 10, 2016 4:09 pm, editado 1 vez

Brask Daeisk

Nivel : 12
Raza : Antrolobo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nos volvemos a encontrar [Brask Daeisk]

Mensaje por Luna Lietti el Sáb Ene 09, 2016 7:34 am

El antrolobo pidió lo mismo que yo a excepción de la bebida. Luego de ello volvimos a quedar solos, fue entonces cuando dijo algo que había avergonzado, pues pude sentir la sangre en mis mejillas y aquel calor en ellos. No me quitaba la vista de encima y eso impedía que dejara de sonrojarme. Llevé mis manos a mi rostro para tratar de disimular.

- Creo que exageras un poco. – lo miré de reojo. Después de ello las cosas se volvieron algo complicadas, pues la cola de Brask fue aplastada y éste dejó escapar un gran grito. Se levantó de su silla para encarar al responsable, pero el desenlace fue distinto, pues al parecer conocía a aquellos antrolobos. Los tres eran miembros de su clan y al reconocerlo se arrodillaron ante él y lo llamaron patriarca, Brask pidió que se levantaran y que siguieran disfrutando del lugar al igual que él. Se sentó nuevamente y avergonzado me pidió disculpas.

- No debes pedirme disculpas. – Sonreí ya sin estar avergonzada por lo anterior. – Eres muy respetado por tu gente, eres un buen líder. – Sonreí. – espero conocer tu aldea, de verdad que lo deseo.

Luna Lietti

Nivel : 18
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nos volvemos a encontrar [Brask Daeisk]

Mensaje por Brask Daeisk el Dom Ene 10, 2016 6:22 pm

Cuando la chica hume le dijo al joven antrolobo que no importaba y que le interesaba visitar la aldea del joven antrolobo, éste estalló en vergüenza, puesto que literalmente tenía cuatro pares de ojos observando todo lo que el joven antrolobo hacía. En poco más sirvieron un plato en donde se vio un trozo de carne bastante blanco, algo que el joven antrolobo no estaba acostumbrado a ver. Recordando el libro de buenos modales que compró, tomó en su mano los cubiertos que tenía a su lado y empezó a cortar la carne con ellos. Los cubiertos se caían de sus manos, debido a que en su vida había tomado cubiertos antes. El joven antrolobo trataba de recordar la forma correcta de tomar los cubiertos, pero no hubo mucho que pudiese hacer. Con esfuerzo logró llevar un trozo de esa carne blanca a su boca. Tenía un sabor suave, pero sabroso. Realmente el joven antrolobo se sentía feliz de que lo hubiesen invitado. Se sintió tan feliz que siguió viendo a la chica hume mientras comía.

<<¿Sabés?>> El joven antrolobo había caido en algo. <<Cada vez que te veo, siento que todo en mi interior se revuelve, que mis sentidos se rinden ante ti, que tu sola presencia me hace querer estar más a tu lado. Siento... que esas emociones me hacen querer protegerte con más ganas que antes.>> El joven antrolobo no sabía por que decía eso, pero ya no tenía miedo de expresarlo directamente. <<Yo... quiero pasar más tiempo contigo, aunque sea un poco más, Luna.>> entre más veía a la chica hume, mas quería conocerla mutuamente y más quería seguir con ella. Por un instante se desconectó del mundo exterior y posó sus ojos en la chica hume, hasta que un rugido le hizo volver al mundo en el que estaba. Al parecer el no comer le pasaba factura. <<Perdón...>>, dijo el joven antrolobo mientras reía levemente. Quería terminar rápido su cena para seguir pasando tiempo con la chica hume, por lo que rápidamente trató de tomar bien los cubiertos para volver a comer.

Brask Daeisk

Nivel : 12
Raza : Antrolobo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nos volvemos a encontrar [Brask Daeisk]

Mensaje por Luna Lietti el Dom Ene 10, 2016 9:05 pm

Después de aquel incidente comenzamos a comer tranquilamente, todo sabía muy bien, pero mi acompañante al parecer no se llevaba muy bien con el cubierto, sonreí levemente, entonces me propuse a ayudarlo, pero cuando subí mi vista, éste me estaba mirando fijamente y luego rompió el hielo. Todo lo que me había dicho me había dejado boquiabierta, realmente no sabía que decir o hacer, se estaba confesando y no sabía cómo reaccionar. La última vez que había pasado algo parecido, todo había acabado mal, no quiera que me sucediese de nuevo, pero Brask no era aquella persona y se merecía al menos una oportunidad. Llevé los cubiertos a la mesa y sin mirarlo le respondí.

- Tus palabras me alagan Brask, pero ¿te parece si lo hablamos después de la comida? Por favor. – Aquello me daría tiempo para pensar y quitarme aquel fantasma para poder conversar las cosas de manera clara con él. – Mientras, disfrutemos de la comida. – Tomé nuevamente mis cubiertos y me levanté de la mesa para ir a un lado del antrolobo y cortar su comida, pues se le estaba haciendo una tarea algo difícil. Volví a mi puesto para comer. – Creo que con eso bastara, pero no te sientas comprometido a ocupar los cubiertos conmigo, disfruta la comida y si ello implica comer con las manos, no tengo problema alguno. – Le sonreí mientras llevaba un pedazo de cockatriz a mi boca.

Luna Lietti

Nivel : 18
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nos volvemos a encontrar [Brask Daeisk]

Mensaje por Brask Daeisk el Mar Ene 12, 2016 2:32 am

La chica hume le dijo al joven antrolobo que lo hablarían después de la comida. Aunque fue bastante vergonzoso lo que dijo, el joven antrolobo lo dijo de corazón, y era lo que más le alegraba. El joven antrolobo sintió que el peso de su corazón se había bajado un poco más. Cuando la chica hume se levantó de la mesa a cortar la carne que el joven antrolobo traía, éste sintió que cada mirada detrás de su mesa se posaba en él, y toda la vergüenza que el joven antrolobo sintió antes lo golpeaba en la cara. En ese instante posó los ojos en el suelo. Cuando la chica hume le dijo que comiera con las manos si quería, el joven antrolobo tomó con fuerza el tenedor y dijo: <<P-p-prefiero usar el te-te-tenedor, gra-gracias.>>

Después de toda esa charla y de acabarse la cena, al joven antrolobo se le había pasado la vergüenza, en menor medida. Se había acabado el vaso de agua y la carne blanca que tenía en frente de el y al darse vuelta para entregar los platos, se encontró a los cuatro antrolobos arrodillados atrás del joven antrolobo. <<Patriarca, hemos disfrutado de nuestra comida, como usted lo ordenó. Esperamos su orden.>> "No recuerdo que eso fuera una orden", dijo el joven antrolobo en su mente mientras veía a sus camaradas arrodillados ante él. <<Ehm... Dejarnos solos, tal vez.>> <<Lo siento, Patriarca, pero el maestro Tenseik nos ordenó vigilarlo todo el tiempo.>> "Abuelo, deberías dejar que nuestra vida privada sea privada...", decía en su mente el joven antrolobo mientras suspiraba. Al final, se le ocurrió una buena manera de quitarse a sus camaradas del camino. <<Bien, patrullen la ciudad en búsqueda de bandidos. ¿Pueden hacer eso?>> <<¡A la orden, señor!>>, dijeron los antrolobos al unísono mientras se alejaron del lugar. Luego dejó su plato en la barra del bar. El bangaa lo quedó mirando y dijo: <<Tal parece que tú sólo has comido en la barra... ¿No? Pues tienes que esperar a que la mesera tome sus platos y les pida la cuenta.>> El joven antrolobo entendió en el acto y volvió a su mesa. <<Bueno... ¿Qué hacemos mientras esperamos a la mesera?>>, dijo el joven antrolobo mientras volvía a posar sus ojos en la chica hume.

Brask Daeisk

Nivel : 12
Raza : Antrolobo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nos volvemos a encontrar [Brask Daeisk]

Mensaje por Luna Lietti el Jue Ene 14, 2016 4:25 pm

Nuevamente los antrolobos se habían postrado ante él, me sorprendía lo devoto que eran, pero no podría vivir de aquella manera, esperando que otro decida lo que debía hacer y lo que no. Por algo había decidido salir de la caravana, para ser algo más independiente. En lupino de pelajes azulados se levantó a dejar los platos a la barra y luego volvió, al parecer no sabía bien como era el asunto en la taberna. Cuando regresó, le sonreí.

- Pues si deseas, podemos ir a recorrer el lugar, hay muchos lugares que valen la pena visitar y para terminar volver al oasis, pero esta vez de noche. Es muy hermoso. Recorrer el pueblo de noche tampoco sería mala idea, cambia totalmente, pues las antorchas le dan otro aspecto.  – En ese momento llegó la camarera a nuestro lado.
- ¿Desean algo más? –
- Yo estoy bien. – Miré a Brask. - ¿Deseas comer alguna otra cosa o beber algo?

Esperé la respuesta de mi acompañante, pues yo ya no daba más, la comida había sido provechosa y ya no daba más. Solo quería pasármela bien con él, disfrutar de este pueblo y de su compañía.

Luna Lietti

Nivel : 18
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nos volvemos a encontrar [Brask Daeisk]

Mensaje por Brask Daeisk el Jue Ene 14, 2016 7:26 pm

La chica hume le dijo al joven antrolobo que el decidiese si salir a ver la ciudad o quedarse y seguir disfrutando de la comida. El joven antrolobo no tuvo que pensarlo mucho. <<Me gustaría ver más de ésta ciudad, contigo>>, dijo el joven antrolobo, con el pelo de sus mejillas resaltado por la piel. Esperó a que la chica hume pagase la cuenta, aunque a él le hubiese gustado pagarla. Al salir del bar, se le ocurrió un lugar donde podían pasarla bien, y ese lugar era el mercado central. El oasis podía verlo al llegar la noche, cuando los astros de sus padres se postraran en el horizonte. El joven antrolobo tenía dinero, por lo que podía darse el lujo de comprarle a la chica hume todo lo que quisiese.

El joven antrolobo llevaba la bolsa con los regalos para su hermano y para su abuelo con el en su pata izquierda y tomaba de la mano, garra, etc a la chica hume en su pata derecha. Su próximo destino sería el mercado de la ciudad. Ahí se vendía de todo, inclusive lo que no se necesita se puede encontrar ahí, podía haber desde platos hasta cosas como armas y esferas mágicas. El joven antrolobo fue hacia uno de los puestos y vio varias cosas que podía regalarle a la chica hume. Había un collar de perlas de Mysidia, Réplicas de piedras de invocación... Había bastantes cosas para magos y era algo que el joven antrolobo quería darle a la chica hume, puesto que siendo maga, podía interesarle ese tipo de cosas. Al final, se decantó en unos aretes con una réplica de esfera sanctus. <<¿Cuanto cuestan?>> <<Quinientos guiles.>> El joven antrolobo sacó de su bolsa los guiles y se los dio a la mujer. <<Gracias.>> Al decir eso, le entregó los aretes a la chica hume y le dijo: <<Espero que sean de tu agrado.>> En ese momento, un piar constante llamó la atención de el joven antrolobo. Un señor que tenía un puesto lleno de chocobos pequeños a la venta. Algunos eran negros, otros blancos, otros azules... era un lunático desfile de colores. <<Vengan aquí a comprar chocobos licenciados por la compañía de transporte de cetus. Éstos pequeños bebés chocobo algún día crecerán con sus cuidados hasta poder transportarlos por enormes distancias, y serán suyos por el módico precio de mil guiles.>> <<¿Quieres uno? Puedo comprarlo>>, dijo el joven antrolobo con una sonrisa en el hocico.

Brask Daeisk

Nivel : 12
Raza : Antrolobo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nos volvemos a encontrar [Brask Daeisk]

Mensaje por Luna Lietti el Mar Ene 19, 2016 5:04 pm

El antrolobo no pidió nada más, así que pagué la cuenta y emprendimos camino hacia el mercado de Ashal. Las cosas eran muy lindas, pero con aquella comida, había quedado casi sin guiles, por lo que solo me dediqué a observar. Mientras recorríamos, mis manos estaban sujetas del brazo del lupino, pues había mucha gente y no quería perderse. Por un instante me despegué de mi acompañante para ir a ver unos puestos de ropa, era muy linda, pero solo eso. Me dirigí hacia donde mi acompañante, en ese momento extendió su mano y me dio un obsequio.

- Muchas gracias, pero no debiste molestarte. - dije mientras los tomaba.  Eran unos aretes muy lindo, a lo que me los coloqué de inmediato. - ¿cómo me quedan? - pregunté.

Luego de aquello el lupino se centró en un vendedor de chocobos. Las aves eran muy pequeñas y habían de gran variedad. Realmente no servía estar en un mercado si no se tenia dinero, todo era tan lindo llamativo, que daban ganas de comprarlo todo.

Luna Lietti

Nivel : 18
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nos volvemos a encontrar [Brask Daeisk]

Mensaje por Brask Daeisk el Miér Ene 20, 2016 9:08 pm

El joven antrolobo decidió complementar los aretes, que aunque pequeños, se veían tan bien en las orejas de la hume. <<Se te ven grandiosos. Me alegra que te hayan gustado>>, dijo mientras veía a los pequeños animales emplumados, decidiendo cuál sería el ideal para la chica hume. Al final, se decantó en un chocobo pequeño de color blanco con un mechón de pluma en la cabeza. Era bastante energético, ya que corría de lado a lado en la pequeña caja mientras revoloteaba sus alas. <<Deme ese blanco>>, dijo el joven antrolobo mientras dejaba los mil guiles en la mesa. El sujeto sacó el pequeño pájaro de la caja y se lo entregó al joven antrolobo. <<Gracias, vuelva otro día.>> El pequeño chocobo blanco parecía no tener la energía en la pata del joven antrolobo de la que tenía en la caja, es más, parecía estar asustado y el joven antrolobo pensaja que eso era natural. Los mayores enemigos de esas aves son los lobos, y él joven antrolobo parecía un lobo, después de todo. Rápidamente le entregó el pequeño polluelo blanco a la chica hume, diciendo. <<Para ti. Cuidalo bien y que no se te escape.>>

El día lentamente se hizo de tarde y el joven antrolobo había encontrado una pequeña jaula para que el chocobo no escapase y que además, podía correr en ella todo lo que quisiese. Compró un poco de comida para el ave y un refresco helado para la chica hume. Se sentaron en una banca, cerca del oasis mientras veían como el sol se ocultaba en el horizonte. Pocas veces el joven antrolobo presenció un atardecer y esta era la primera vez que veía uno tan de cerca. Parecía un momento inolvidable y la sola presencia de la chica hume sólo hacía mejor la instancia en la que se encontraban ambos. <<Sabes, te parecerá tonta ésta pregunta pero... ¿Alguna vez te preguntaste de que cuando el sol se pone y llega la noche... Al próximo día el sol no volverá? Se que suena ridículo, pero yo antes le hice esa pregunta a mi hermano... Y él sólo se rio en mi cara... Ese día vimos el atardecer desde un peñasco... Por supuesto, en ese entonces era sólo un cachorro...>> Para el joven antrolobo era imposible no pensar en su hermano, pero para el joven antrolobo, esa pregunta era un asociado con un "¿Nos volveremos a ver otra vez?" más que otra cosa. <<Bueno, quiero que cuentes conmigo cuando lo necesites, Luna. Yo siempre vendré cuando me necesites>>, dijo el joven antrolobo con una sonrisa mientras el astro que se ocultaba le iluminaba el rostro.

Brask Daeisk

Nivel : 12
Raza : Antrolobo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nos volvemos a encontrar [Brask Daeisk]

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 5:55 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.