Final Fantasy, La era de la Luz
Bienvenido a Cetus,
El lugar donde se desenvuelve Final Fantasy: La era de la Luz.

Si deseas registrarte no olvides leer las reglas obligatorias en el subforo "Centro de Leyes" y luego crear tu personaje en el subforo "Ficha de Personaje" guiandote de la ficha modelo.

Que disfrutes tu estadia.
Afiliados Élite (32/40)
Hermanos (02/05)
Directorio (02/10)

© HARDROCK
Últimos temas
» La Pluma y la Ficción [Cambio de botón - Normal]
Lun Mayo 23, 2016 6:33 pm por Invitado

» Jormungand Boarding School [Afiliación-normal]
Sáb Abr 23, 2016 6:52 pm por Invitado

» Accademia Di Cielo || Afiliación {Élite}
Sáb Abr 23, 2016 2:57 am por Invitado

» Hiccup Hofferson
Vie Abr 22, 2016 7:59 pm por Juez Alraheim

» Sailor Moon Crystal - Afiliación Élite -
Miér Abr 20, 2016 5:29 pm por Invitado

» Ficha de Adinal Sanát
Mar Abr 19, 2016 6:01 pm por Juez Alraheim

» Ritz Astori
Mar Abr 19, 2016 3:19 am por Juez Alraheim

» Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]
Jue Abr 14, 2016 3:06 am por Juez Alraheim

» Fire Emblem: The Liberation Wars [Afiliación normal]
Mar Abr 12, 2016 11:47 pm por Invitado

» — Hopes and Dreams { Normal }
Lun Abr 04, 2016 10:48 pm por Invitado


Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Duesel Hawkner el Jue Feb 04, 2016 5:12 am

Equipo y Habilidades:
Mano derecha: Filo Rúnico. (RCG +1 | Espada)
Mano Izquierda: Escutcheon (Defiende: Lento | Escudo)
Armadura: Brigandine (Anti: Sacro | Armadura ligera)

Habilidades:
•Rompetelas: (1 Enemigo) Solo Espadas. Rompe una Armadura Ligera o Traje Ligero. El equipo debe ser frágil. [1vez]
•Rompebrillantes: (1 Enemigo) Solo Espadas. Rompe un Accesorio. El equipo debe ser frágil. [1vez]
•Alta Reacción: (Usuario / Condicional) Se induce el estado "Coraza" si tiene equipado un escudo. [1vez]
•Sacrilegio: (1 Enemigo) Solo Espadas. Causa daños mínimos + Anula los estados beneficiosos. [3veces]

Habían pasado dos días sin muchas noticias en el exterior. Dentro de la base hacía lo de siempre. Deambulaba por los pasillos o practicaba. La herida en mi costado había sanado, pero mi brazo era una cosa totalmente distinta. Tenía un dolor punzante. Intentaron todo lo posible por curarlo, pero no habían hecho muchos progresos. Temía que la vejez me hiciera esto, que me hiciera retirarme antes de que pudiese encontrar la verdad. Estaba tirado en la cama, viendo el cielo falso mientras pensaba...
-Pues no sé que piensen los demás, pero éste viejo zorro aún puede dar pelea. - Me levanté de la cama dispuesto a entrenar. Bajé las escaleras hasta la entrada. Hoy iría a salir al bosque. Me aseguraría de no delatar más cosas de lo planeado. Así que me llevé sólo mis armas. Me enfrentaría a cualquier monstruo que quisiese atacarme y así recuperar un poco de ánimos. Después me aseguraría de entrenar a los tipos que me pidieron entrenamiento de caballero. Eran unos diez, dispuestos a dar todo para entrenar. Una vez en el bosque me dispuse a caminar, a buscar algo con lo que pudiese probar mi destreza, hasta que dentro de pocos pasos pude divisar algo. Unos cuantos Wooly Gators disfrutando a una bestia que había tenido la desdicha de cruzarse con esas bestias de feroces fauces. Las ganas de atacar me picaban, pero una cosa es atacar a uno y otra cosa es atacar a siete sólo. Supongo que podría buscarme otro reto lejos de ahí
-Bueno, el bosque es grande. Podría visitar la casa de Emmarissa, o podría ir al otro extremo, de seguro hay algo de un digno combate... - Pensar en voz alta era una mala costumbre que tenía que erradicar.

Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Artorias el Dom Feb 07, 2016 9:12 pm

Equipación y Habilidades:

Equipación
*Mano Derecha: Espada Negra (Espada Oscura)

Habilidades
*Sable Oscuro: (1 Enemigo / Condicional) Solo Espadas Oscuras.
  Ojos demoniacos causan daños mínimos de oscuridad a un oponente inmovilizado
  + Restaura su vitalidad. [1vez]
*Sable Nocturno: (1 Enemigo / Condicional) Solo Espadas Oscuras.
  Una implosión oscura provoca daños mínimos de oscuridad a un oponente con "Maldición"
  + Se cura los estados "Veneno", "Ceguera" y "Silencio". [1vez]

Soundtrack:


Una vez más en la brecha. Habían pasado días desde que me salí del Bosque Macalania y por cosas de la vida, volvía a adentrarme nuevamente en él. Esta vez, sería con el objetivo de conocer nuevos lugares y el de ayudar a un viejo compañero. Como era de esperarse, el Bosque le da la bienvenida a cualquier forastero que se atreviese a aventurarse dentro de él. Se podía escuchar la lluvia que caía sobre el bosque, pero sus enormes árboles y plantas evitaban ver dónde caía, por instinto, busqué refugio hasta que escampara. El ambiente calmado, con el sonido de la lluvia le proporcionaba al Bosque sus momentos de belleza como a la vez sus momentos de suspenso, no era un Bosque completamente solitario, así que se podía escuchar los pasos de las criaturas que vivían en dicho sitio, corriendo en busca de refugio o en busca de su hogar. Opté por seguir caminando cuando la lluvia se calmó, adentrándome cada vez más por un camino frondoso el cual no producía ninguna sensación de seguridad pero, no conocía otro camino por el cual transitar.

Mi travesía se vio interrumpida al encontrar numerosas marcas en el suelo, las cuales, debido a la gran cantidad, me hacían creer que pertenecían a Duesel y a su numeroso grupo el cual había partido un día antes que yo. No me quedó de otra que seguirlas a ver hasta donde llegaban, pero para mi suerte, terminé llegando al sitio donde habían devorado a una pobre criatura. Las marcas en su cuerpo me hacían pensar que pertenecían a un Wolly Gator y como típico depredador que no se aleja de su alimento, mis sospechas fueron confirmadas al ver que la manada de Wooly Gators que había atacado a la criatura apareció de la Oscuridad de los alrededores con la intención de convertirme en su próxima presa. Desenfundé mi espada y me preparé para lo peor, Los Wooly Gator son conocidos por sus temibles mandíbulas, si llegaban a morderme, estaría en un grave problema. El ambiente era tenso, Los Wooly Gators gruñían pero no atacaban y yo no atacaba por el miedo de ser atacado por la espalda. Repentinamente fuimos atacados por la estampida de un gran numero de Sleipnirs. Los Sleipnirs se les conoce por ser altamente territoriales y seguramente nuestra presencia les incomodaba enormemente. La embestida de los Sleipnirs dejó en desconcierto a los Wooly Gators y yo aproveché ese momento para correr y alejarme lo más posible del luegar. Era una batalla de las criaturas del Bosque y por ende, no me convenía intervenir.

Terminé deteniéndome cerca de una gran roca en la cual me encaramé para poder descansar descansar de la gran carrera que había echado. El silencio era algo único, permitiendo escuchar todo a tu alrededor, y como era costumbre, logré escuchar el agitarse de las plantas junto al crujido de las ramas en el suelo. Parece que me habían seguido y seguramente había sido algún Wooly Gator que no dejaría escapar fácilmente a su presa. El sonido se hacía cada vez más constante, por lo que tomé mi espada y salté hacia el suelo con la intención de atacar. La silueta que salía de la oscuridad de las plantas era más grande que la de un Wooly Gator, a lo que dudé y desesperé pensando en que podría tratarse de un Gigantoad. Al final mis ojos lograron divisar un color rojo brillante el cual me era familiar.

"¡Sir Duesel!." - Exclamé al ver a Duesel salir de la oscuridad de las plantas.

Artorias

Nivel : 20
Raza : Aegyl

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Duesel Hawkner el Lun Feb 08, 2016 6:18 pm

Debía penssrlo un poco, puesto que los Wooly Gators suelen ser bastante feroces. No sobreviviría mucho contra todos ellos, así que debía idear una manera de huir sin ser visto. Por suerte para mí, una manada de Slepnirs logró distraer a los Wooly Gators de ahí. Aproveché de salir de ahí, ahora tendría menos posibilidades de enfrentarme a un Wooly Gator y menos a un Slepnir. Me oculté en un arbusto y admiré la pelea. Lo que más extrañeza me daba, era el hecho de que los Slepnirs estaban lejos de su territorio. Yo recordaba que ellos vivían un poco más al sur, cerca de uno de los claros del bosque. "¿Qué harán aquí?", me rondaba por la mente en ese momento. De pronto, escuché unos pasos. "¿Serán más bestias?", pensaba mientras movía el arbusto para ver mejor la figura. Me sentí un poco aliviado al ver de que se trataba, puesto que no era ninguna bestia, pero sí era alguien que conocía muy bien.
-Buenas tardes, Artorias. - Dije, levantando la mano. Al parecer, el consejo que le di lo siguió, y ahora estaba aquí. Lo malo es que su presencia aquí podría entorpecer un poco el entrenamiento que tenía pensado. Pero podía usar eso a mi favor. La presencia de Artorias podía darme el entrenamiento que necesitaba, pero debía encontrar la manera adecuada de pedírselo.
-Que bien que hayas decidido hacerme caso. - Dije algo contento. -A decir verdad, necesito ayuda con algo. - "Podría intentar una práctica de esgrima. Es algo básico, o podríamos darlo todo e intentar un duelo de práctica." Me lo pensaba mucho, un duelo de práctica estaría bien. -He querido practicar todo el día, pero sencillamente no encuentro el digno oponente que quiero. Ni siquiera con tanto monstruo que hay por aquí. Así que pensaba que si tu y yo tenemos un duelo de práctica. Algo corto, pero intenso. - Me explayé lo mejor que pude. Sólo faltaba que él me entendiera.

Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Artorias el Lun Feb 08, 2016 9:14 pm

Me senté nuevamente sobre la roca en la cual había estado descansando al ver que Duesel era la silueta que provenía de la oscuridad de los arbustos. Entre saludos y palabras Duesel se encontraba al insatisfecho, seguramente un alto caballero como él no suele quedarse tanto tiempo inmóvil como yo, además, concordaba con Duesel con la idea de querer tener una batalla a modo de entrenamiento y perfeccionamiento de habilidades.

"Espero ser Digno para usted." - Respondí con una sonrisa en mi rostro.

Ciertamente era una especie de soldado raso comparado con la experiencia en combate de Duesel, pero también sentía la necesidad que aprender más con cada batalla en la cual pudiese encontrarme, por lo que su invitación a un entrenamiento me caía como anillo de perlas. Me levanté de la roca en la cual me mantenía descansando para coger mi espada, avancé unos cuantos pasos para posicionarme en frente de Duesel y realizar una reverencia en honor al combate entre caballeros. Vivimos en tiempos diferentes, seguramente la palabra honor o caballería ya no suelen escucharse o aplicarse muy a menudo, pero si hay algo que me enseñaron desde hace tiempo, es que al adversario se le da el respeto que merece, sea o no sea un combate igualado.

Sin más preámbulos tomé un gran impulso hacia Duesel con la intención de realizar un estocada con la espada. No tenía exactamente un estoque para realizar un ataque con toda la velocidad posible, pero debía realizar un ataque rápido y ver con qué reflejos Duesel me contrarrestaría

Artorias

Nivel : 20
Raza : Aegyl

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Duesel Hawkner el Mar Feb 09, 2016 1:25 am

Artorias había tomado mi propuesta de buena manera. Me serviría bastante de entrenamiento tener a alguien como él, además de ayudarme con el hecho de mi brazo izquierdo. Enterré mi filo rúnico en el suelo, hice una reverencia y dije:
-El ganador se definirá cuando el filo de nuestras espadas toque carne. Una herida definirá el ganador. - Artorias parecía ya estar entusiasmado en esto de la lucha así que se me ocurrió una buena manera de mantener todo en orden. Puse mi escudo frente a mi e hice mi habilidad de Alta Reacción. Acto seguido, moví mi brazo y logré bloquear el ataque sin recibir daños colaterales. Mi hombro ardía, pero eso era bueno. Estaba acostumbrandome al dolor. "Si no duele, no sirve", me repetía en la mente mientras llevaba mi Escutcheon a mi cintura, bloqueando parte de mi cuerpo. "Bien, Artorias. ¡Pruebame que tan bueno eres!" Dije en mi mente y tomé con fuerza los amarres del escudo que tenía en mi mano. Corrí hacía el y me dispuse a empujarlo con el escudo. La valía de un caballero recaía en su escudo, y así lo demostraba en empujarlo unos metros y luego dar el salto para retroceder. La idea era aturdirlo, pero no salió tan bien como lo esperaba. Sentía un dolor punzante en el hombro izquierdo, pero debía ignorar el dolor lo mejor que pudiese. Tomé con mas fuerza las amarras con las que sostenía mi escudo y me dispuse a esperar. Si podía golpear a Artorias mientras realizaba su ataque, podía contraatacar y dejarlo en el suelo, pero debía esperar el momento. Mi habilidad me defendia, pero debía hacer que esa defensa durara lo suficiente como para seguir contratacando. Si mi plan funcionaba, lo tendría contra las cuerdas en poco tiempo.

Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Artorias el Mar Feb 09, 2016 3:22 am

Como era de esperarse, Duesel logró detener mi primer ataque con la ayuda de su escudo, el cual no dudó en usar nuevamente para embestirme y desequilibrarme. Usé mi mano izquierda para recuperar el control de mi cuerpo apoyándome del suelo mientras Duesel daba un salto hacia atrás para ponerse a la defensiva. Nuestro combate podía alargarse a la vez que acortarse con el más mínimo error cometido y seguramente, Duesel no quería correr ningún riesgo al activar su habilidad de 'Alta Reacción', la cual le permitía gozar del estado 'Coraza'.

"Sigue siendo un hueso duro de roer." - Pensaba mientras consideraba la distancia a la cual me había empujado Duesel.

Para mi desgracia, volvía a entablar combate sin mi escudo encima. Grave error ya que volvía a quedar con una baja capacidad de defensa en comparación con Duesel, pero no todo es gris, seguramente tendría una mayor velocidad de movimiento debido a mi bajo peso o podría usar la espada con ambas manos para intentar incrementar su fuerza de golpe. Todo quedaba en el margen de las probabilidades y por ahora, debía atacar según se expresaba el cuerpo de Duesel.

Podía notar como se deformaba el suelo en el que se apoyaba, dando a entender que se apoyaba en él con demasiada fuerza, como si no fuese a moverse de ahí, seguramente con la intención de detener mi ataque e intentar contra-atacar. Por lo que me desplacé con rapidez de forma zigzagueante hacia él con la intención de conectar un golpe en su brazo derecho usando mis dos manos en la espada, la cual seguramente no podría defenderse al mismo nivel que su otro brazo el cual cargaba su escudo. Debía preocuparme ante la posibilidad de un contra-ataque, pero me intrigaba ver hasta donde podía llegar la capacidad defensiva de Duesel.

Artorias

Nivel : 20
Raza : Aegyl

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Duesel Hawkner el Mar Feb 09, 2016 6:04 pm

La contienda no sería sencilla, y el rápido levantamiento de Artorias me daba a entender eso. Yo sabía que un simple golpe con el escudo no lo detendría tan fácilmente, o esta batalla sería bastante aburrida, al menos a mis ojos. Me acostumbraba ya a los dolores que protagonizaban mi hombro y eso me hacía entender que la práctica estaba saliendao mejor de lo esperado. Me apoyé de tal manera que mi cuerpo no se fuese a mover, no importa que tan cerca me empujasen. Artorias ya empezaba a hacer su movimiento y yo estaba preparado para bloquearlo. Artorias en ese momento tomó esa espada tan oscura cómo la noche y comenzó a zigzagear hacía mi dirección. No me tomó mucho darme cuenta de que iba a por mi brazo derecho, pero Artorias olvida un pequeño detalle... "El hecho de que mi brazo derecho es el que más en forma está, y también el hecho de que llevo un filo rúnico." Un filo rúnico es una gran espada forjada con runas que dan energía a su portador, y también es bueno para bloquear ataques. Así que use mi filo rúnico para bloquear el ataque. He estado en bastantes batallas en todas mis cruzadas y bloquear ese ataque no me resultó gran esfuerzo, pero no resistiría mucho si no hacía algo. Tomé una vez más con fuerza las amarras de mi escudo y golpee a Artorias en el pecho para repelerlo y luego di un golpe ascendente con el escudo para tirarlo al suelo. Eso hizo estragos en mi hombro. Sentía cómo si mil agujas se enterraran en mi hombro izquierdo, lo cuál me hizo retroceder unos pasos. Presa del dolor, no me dio tiempo para concentrarse en la batalla. Rápidamente me volví a enfocar en la batalla, debía ignorar el dolor a toda costa.
-Vamos. Se que aún puedes combatir. - Casi decía eso para mi. Debía concentrarme en la batalla, ahora más que antes.

Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Artorias el Mar Feb 09, 2016 8:04 pm

Nuevamente mi ataque fue rechazado por la potencia defensiva de Duesel, volviéndome a tacklear con su escudo, alejándome unos cuantos pasos hacia atrás. Llegaba a pensar que todos los ataques directos que intentase serían una perdida de tiempo al ver como lograba bloquearlos con facilidad, pero algo me dejaba lleno de intriga, cada vez que lograba bloquearme con su escudo, Duesel mostraba una ligera expresión de dolor corporal. ¿Serán mis ataques algo fuertes, o simplemente tendrá dificultades físicas? me preguntaba mientras me limpiaba la tierra que había ensuciado mis prendas.

"Es una especie de Defensa absoluta, ¿verdad?." - Mencioné mientras me recomponía.

Posiblemente ese dolor físico sería la apertura de mis ataques, por lo que debía continuar con el asedio hasta ver en que resultaría mi osadía. Caminé hacia Duesel nuevamente, alisté mi brazo y mi cuerpo para golpear nuevamente su brazo derecho, me acerqué lo suficiente para estar a rango y lanzar el golpe, pero a mitad de camino de mi golpe, realicé una voltereta brusca de 180° grados para cambiar mi ataque hacia su mano izquierda con tal de cogerlo desprevenido, seguidamente realicé otra voltereta inversa de 180° grados nuevamente para retomar mi ataque hacia su brazo derecho ejecutando mi habilidad 'Sable Nocturno'. Con algo de suerte, la implosión de la habilidad lo haría retroceder o mejor aún lo haría caer.

Artorias

Nivel : 20
Raza : Aegyl

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Duesel Hawkner el Miér Feb 10, 2016 2:04 am

Me era más difícil mantener el ritmo con mi escudo. El dolor era inaguantable y cada movimiento era un infierno, pero no pensaba darme por vencido tan fácilmente. Lo único que podía en edte estado era apretar más mi mano. Debía saber hasta que punto el dolor sería inaguantable, y estaba a punto de averiguar ese límite. Artorias parecía idear un plan de ataque, pero por mi parte daba igual que ataque iria a hacer, yo lo bloquearé en el acto.
-Heh, llámalo como quieras, pero yo prefiero decirle "estrategia avanzada" - Dije en respuesta a su comentario. Posicioné mi pie izquierdo al frente y el derecho atrás. Debía bloquear todo el daño posible para ganar la contienda rápido. La verdad, detestaba acabar una batalla interesante, pero de no hacer algo, podía pasarle algo peor a mi hombro, como por ejemplo, perder el brazo con el que protejo al prójimo. Ésta vez, Artorias decidió hacer otro ataque directo, pero a medio camino cambió de objetivo a mi brazo derecho. Levanté mi espada para bloquearlo, pero una vez más cambió la dirección e iba directo a mi hombro. "Esto no es bueno..." En esa fracción de segundo pensaba el plan y sólo se me ocurría una cosa. Usar el poder de mi espada a mi favor. Sentí que el filo rúnico me daba otra oportunidad para realizar una de mis habilidades, y eso se demostraba en su brillo. Yo ya sabía que hacer.
-¡Es hora de poner fin a esta charada! - Utilice una vez más mi habilidad "Alta reacción", gracias a mi filo rúnico y logré evadir la habilidad en su totalidad. La adrenalina en el combate me hacía ignorar por completo el dolor de mi hombro y me hizo enfocarme en mi objetivo, el cuál era Artorias. Una vez más empuje con mi escudo, esta vez en la cabeza de Artorias, removiéndole el casco y haciéndole caer al suelo. Caminé hacía él, aún no había ganado. Tomé mi filo rúnico y le hice un inofensivo corte en el rostro. Sería algo que sanaría pronto y que no produciría cicatrices, las reglas eran las reglas, y mi espada ya había probado un poco de la sangre de Artorias. Pero todo empeoró... Cuando la adrenalina bajó.
-Nghh... ¡DiABLOS! ¡AAAARG! - El dolor de mi brazo empeoró y empezaba a sentir que me estaban enterrando miles de armas en mi hombro. Caí arrodillado presa del dolor mientras mi filo rúnico y mi escutcheon caían para liberar mi mano derecha y poder tomar mi hombro para tratar de aminorar el dolor, pero era en vano. Al final, terminé en el suelo. Necesitaba un tipo de analgésico y es bien sabido que la raíz de la hierba muscamaloi es un buen analgésico, pero en mi estado sólo podía gritar del dolor.

Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Artorias el Miér Feb 10, 2016 3:31 am

Tal y como había pensado antes, el más mínimo error terminaría la batalla de forma prematura y como resulta costumbre, fui yo quien terminó cometiendo el primer error. Siempre hay que encontrar un momento adecuado para realizar una Habilidad, ya sea para atacar o para defenderte y yo terminé usándola fuera de lugar, por consiguiente, terminé recibiendo el castigo de Duesel mediante una ligera cortada en la cara. Un pequeño recordatorio que las novatadas pueden llegar a costar caro.

La cortada en mi cara perdió su importancia al ver a un Duesel caer arrodillado en el suelo preso del dolor que sentía en su hombro, su grito me hizo levantarme del suelo y correr hasta mi equipaje. Saqué un rollo de vendas médicas el cual usaría en su hombro lastimado, por lo que tomé su cuerpo y lo arrastré hacia la roca para poder apoyarlo y facilitarme el vendaje.

"Aguanta un poco Sir. Duesel, debo presionar." - Mencioné al ajustar fuertemente las vendas alrededor del hombro de Duesel.

Terminé vendando el hombro de Duesel, sabía que debía encontrar algunas hierbas o raíces medicinales las cuales pudiese usar como analgésico para su dolor, por lo que empecé una búsqueda en los alrededores. No debía alejarme mucho de Duesel, ya que podía ser atacado por sorpresa por alguna criatura del Bosque, así que me alejé a una distancia tal que pudiese seguir escuchando sus gritos y seguir con la búsqueda.

Artorias

Nivel : 20
Raza : Aegyl

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Duesel Hawkner el Miér Feb 10, 2016 3:55 pm

Artorias había logrado sujetar mi brazo con unas vendas, pero eso sería prácticamente inútil. Tomé mi pequeño bolso de cuero para el dinero y lo use para morderlo. Lo último que quería era lastimarme los dientes o gritar y alertar a un monstruo o a un enemigo. Mis gritos eran bastante invisibles ahora, pero eso no aminoraba el dolor que sentía en mi hombro. "¿¡Por qué esta cosa no para!?" Ya no podía aguantar más. Sentía que me desmayaría en cualquier momento y suponía que me lo tenía merecido después de ignorar por completo la advertencia que me dio Kotsaru y forzar mi hombro. Mientras estaba en el suelo abrí los ojos y pude ver una bota que no era de Artorias. Al ver hacía arriba pude ver a alguien de traje azul y pelo pincho arrodillarse frente a mí y decir mi nombre. Su pelo completamente blanco delató en el acto de quien se trataba. Era Kotsaru...
-¡Duesel! Aguanta ahí. Voy por los magos blancos. - Kotsaru no hizo más rodeos y se largo hacía la base en busca de ayuda. En cuanto a mi, aún seguía revolcandome en el suelo. El dolor era ya demasiado y antes de darme cuenta, estaba arrastrándome a otro sitio. Cuando logré abrir mis ojos un poco pude ver de milagro una hierba muscamaloi. La saqué de raiz y la limpie para ingerirla. Tenía un sabor amarlo, pero a estas alturas nada me importaba y la comí sin pensármelo dos veces. En el paso de los minutos, el dolor aminoro a algo soportable, pero en lo referente al dolor estaba lejos de acabarse.
-Al fin... Ya puedo... Respirar. - Di suspiros de alivio y grandes bocanadas de aire, pero el efecto del analgésico no duraría mucho. Debía esperar a que Artorias llegara. No sabía si lo de Kotsaru sería de verdad o no, posiblemente haya sido una alucinación causada por el dolor en mi hombro, pero si era él, también tenía que esperar a los magos blancos. Haya sido él o no, me esperaba un regaño.

Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Artorias el Miér Feb 10, 2016 5:09 pm

Me llevó algo de tiempo explorar los alrededores, pero la búsqueda no había sido en vano. Logré conseguir entre la espesura varias plantas medicinales y hierbas analgésicas, entre ellas Amapola, Lúpulo y Valeriana. Por lo que regresé inmediatamente donde estaba Duesel.

Al llegar, encuentro a Duesel alejado unos cuantos metros de donde lo había dejado, me hacía pensar que se había movido a causa de alguna criatura cercana o simplemente no podía aguantar el dolor y quedarse inmóvil. Sea cual fuese el caso, lo volví a sujetar y regresar al sitio donde lo había vendado, no tardé en encender una pegueña fogata, necesitaba hervir las hierbas para que lograse beberse su esencia, también aproveché el tiempo en que tardaba hervir un poco de agua que cargaba encima para triturar las plantas que había encontrado, luego de eso desvendé a Duesel para aplicarle sobre el hombre las plantas que había triturado. Luego de volverlo a vendar, le servir el té de hierbas medicinales que llevaba preparando. Había que calmarle ese dolor antes que el cuerpo quedara con el trauma físico.

"Venga Sir Duesel, este lo ayudará." - Mencioné al tratar de ayudarlo con el té.

Duesel parecía respirar mejor, pero el dolor se hacía evidente. Debíamos esperar un poco a que se calmase y así poder retomar el viaje. Duesel tenía sucia la cara, especialmente el área del mentón y la boca, no le dí importancia al pensar que se debía al sitio donde lo había encontrado tirado.

Artorias

Nivel : 20
Raza : Aegyl

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Duesel Hawkner el Miér Feb 10, 2016 6:41 pm

En ese momento, no podía creer que fuese bendecido con tan buenos amigos. Artorias logró apoyarme una vez más donde me había dejado y sacando mi armadura, untó hierbas medicinales en mi hombro. Aún no sería suficiente, sentía que el brazo me hormigueaba y eso era señal de que el dolor seguía. Necesitaba tratamiento médico, o magos blancos en este caso. Pero como sea, ahora me sentía relativamente mejor gracias a Artorias. Vi una fogata en frente mío, en donde se hervía algo que yo asociaba cómo un té de hierbas medicinales. Algo que me venía bastante bien, pero lamentablemente no era un tratamiento real, sólo algo temporal y que me serviría para esperar o ir a algún lugar donde me pudiesen tratar mejor.
-Gracias. - Dije mientras tomaba la taza de té que Artorias me proporcionó. Estaba bastante amargo, pero recordé que estando en entrenamientos o simulacros militares había comido cosas peores. El dolor había consumido todas mis energías, pero el te ayudaba bastante a recuperar parte del ellas. Me sentía ya mejor, dentro de lo que se decía, pero mi brazo aun necesitaba tratamiento. Al pasar los minutos, pude oir unos pasos. No parecía una marcha, wino que parecía que varias personas corrían al bosque. Fuese como fuese, le pedí a Artorias que se ocultara atrás de los árboles y que no hiciera nada hasta que yo le dijese. Había dejado mi peto, mi gabardina y mi camisa de lino cerca. El tratamiento me había dejado completamente indefenso, pero podía defenderme, después de todo, aún tenía mi brazo derecho. Cuando pude ver al grupo que llegó, di un suspiro de alivio. Era Kotsaru, con dos magos blancos de la familia Kaihi. En cuanto me vieron, trataron mi hombro, quitando los vendajes y el ungüento que artorias me proporcionó y realizando bastantes sesiones de cura hasta que el hormigueo desapareció por completo. Mi brazo estaba normal, al menos en los estándares. Aun quedaba el hecho de que yo tenía mal mi hombro. Kotsaru me miraba de manera seria y enojada y yo ya sabía lo que iría a decir.
-Vamos, dilo. - Esperaba un "Te lo dije" y un regaño, pero en lugar de eso, Kotsaru me dio un golpe con el puño cerrado bastante fuerte en mi estómago, lo cuál me hizo retroceder unos cuantos pasos. Siendo él un ilusionista, no me esperaba que un puño cerrado hiciese tanto daño.
-Eres un idiota. - Dijo bastante enojado. -Dime Duesel. ¿Con que cara quieres que le explique a mi hermana que su esposo perdió el brazo? - Al decir eso, bajé la cabeza. Kotsaru tenía razón. Todo lo que estoy haciendo lo hago por Sayo y si me ve con un brazo menos, le partiría el corazón. Kotsaru tiene mi misma edad, pero tiene una actitud infantil debido a su línea sanguínea... aún así me asombra el hecho de que tenga más sentido común y eso en parte es gracias a su posición de lider de un clan de magos.

Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Artorias el Miér Feb 10, 2016 7:20 pm

Me preparé para realizar una emboscada al grupo de personas que se acercaban, pero por casualidad, resultaron ser conocidos de Duesel, por lo que salí al descubierto perdiendo el elemento sorpresa. Los magos se alertaron de mi presencia, por lo que alcé mis manos en señal de cero hostilidad.

Los magos blancos mejoraron considerablemente le hombro de Duesel, y el líder de ellos parecía también conocer muy bien a Duesel al hacer mención de que su hermana resultaba ser la esposa de Duesel. Dicho comentario lograba cambiar el humor de Duesel considerablemente también, al igual  cuando le pregunté en el pueblo de Mysidia. Duesel continuó hablando con los magos, así que yo aproveché en levantar mis cosas y las de Duesel.

"Sería mejor que caminemos y busquemos un lugar algo más seguro para charlar." - Comenté al grupo.

No sabía si los magos tenían un campamento más adelante o si el grupo con el que había marchado Duesel estaba cerca, pero lo más apropiado, sería ir a un campamento o montar uno para descansar un poco.

Artorias

Nivel : 20
Raza : Aegyl

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Duesel Hawkner el Miér Feb 10, 2016 8:35 pm

-Yo... Lo siento, Kotsaru. - Dije mientras bajaba la cabeza. No se me había pasado por la cabeza ese detalle. Me volví a vestir con un poco de ayuda de los magos. -Te maté del susto... ¿No? No volverá a suceder. - Había preocupado bastante a Kotsaru y a los magos, pero ya me sentía mejor para volver a la base. Con mi brazo cómo estaba, sólo podía hacer una cosa: entrenar a los nuevos. -Bueno, me regreso. Sígueme, Artorias. Es por... - Pero fui interrumpido a mitad de camino.
-Erm... De hecho, quería pedirte un favor. - Esa respuesta me tomó por sorpresa. -Cuando llegamos aquí al huir de Mysidia con todo el clan, tuvimos que huir forzosamente y muchas de nuestras esferas mágicas se cayeron. Necesitamos que las recuperes para que podamos tratar mejor tu hombro. - Oferta tentadora, pero el bosque tenía sus peligros, y con el brazo en el estado en el que estoy, perdería bastante defensa. Pero si era para recuperar la capacidad de usar mi escudo, entonces no me importaba mucho el hecho de sacrificarme en encontrar unas esferas.
-Si logra que vuelva a usar un escudo sin paralizarme por el dolor, entonces acepto. Artorias, ten esto. - No iría a necesitar mi Escutcheon, debido a mi brazo, así que se lo di a alguien que si pueda usarlo, cómo Artorias. -Mientras no pueda usar mi brazo izquierdo, quiero que tu seas mi escudo. Aunque dudo que encontremos un peligro mayor, llega el hecho de que no puedo usar mi escudo si algo ocurre. Mas vale prevenir que curar. - Y sin decir nada más, le hice una señal a Artorias para adentrarnos en el bosque. Teníamos que encontrar las esferas, y Kotsaru me dio tres posibles ubicaciones, todas cerca de un lago. Tenía prisa por acabar esto.

Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Artorias el Miér Feb 10, 2016 10:57 pm

El descanso debía esperar, ya teníamos un nuevo objetivo y debíamos cumplirlo por el bien de Duesel. Duesel actuó en prevención al prestarme su escudo temporalmente debido a su dolor físico, ciertamente era buena idea en caso de que hubieran complicaciones en el camino.

Sin más cháchara, nos encaminamos hacia el gran Lago del Bosque. Dicho Lago me traía recuerdos de aquellos con los que me había cruzado con anterioridad o mejor dicho me trae recuerdos desde donde empecé a recordar las acciones que hacía. También recordaba que en dicho Lago fui atacado por primera vez por una manada de Sleipnirs, seguramente el Lago suele atraer todas las criaturas para calmar la sed de ellos.

Nos adentramos aún más en el Bosque, pensando en qué forma podían tener dichas esferas mágicas, ¿Serán enormes? ¿Luminosas? ¿O serán tan pequeñas como el pulgar?. Preguntas y más preguntas, solamente debía seguir a Duesel en su búsqueda para así terminar rápido.

"Voy detrás tuyo Sir Duesel." - Mencioné mientras partía detrás de Duesel.

Nuestra caminata se detuvo al llegar al primer punto de búsqueda más próximo que teníamos, en el cual nos propusimos buscar a fondo con la ayuda de los magos blancos.

Artorias

Nivel : 20
Raza : Aegyl

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Duesel Hawkner el Jue Feb 11, 2016 2:55 am

La verdad, no me sorprendía que el gran lago de macalania sea la raíz de los infortunios. Es una de las fuentes más grandes de agua y además, un nido de monstruos muy estrecho. Antaño se venía mucho a éste lugar, pero quedó en bastante descuido. Pasaron por tres áreas distintas según veía, y en todas estaban alrededor del lago. Los magos se quedaron en un lugar seguro, detrás de Artorias, mientras ambos buscamos algún tipo de esfera. Era bastante complicado buscar esas dichosas esferas, ya que Kotsaru me prohibió agacharme o mover el brazo izquierdo, razón por la que ni siquiera pude ponerme mi camisa o mi gabardina. En parte agradecía estar en un bosque donde pocas personas podían verme, pero aún así, estar a torso desnudo era algo vergonzoso. Sólo quería acabar rápido con esto para poder ponerme una camisa, al menos. Artorias se quedaría a mis espaldas y yo respondí a una sonrisa para volver al trabajo. Por mucho que buscasemos, no lograbamos dar con ninguna esfera y eso empezaba a frustrarme un poco.
-Posiblemente alguien ya se las habrá llevado. Que lástima, esto fue una... - Me detuve en mi charla. Escuché un ruido y sentí que la tierra temblaba, cómo si alguien hubiese cortado un árbol y hubiese caído en la mitad de la nada.
-Iré a ver. Así soy más ligero y habrá pocas posibilidades de que me oiga. - En silencio traté de pasar por los árboles, tratando de hacer el menor ruido posible. Al ver mejor, había una choza bastante mal hecha y a lo lejos, pude divisar muchos troncos cortados. Alguien vivía aquí, y no me apetecía averiguar quién era, pero cabía la posibilidad de que el que se llevó las esferas viviese ahí, así que no perdía nada en ver. Me acerqué con cuidado, no veía nada ahí, por lo que pensé que nadie estaba en casa... pero ewtaba equivocado. Sentí unos pasos y un grito a mis espaldas, un grito de guerra. Instintivamente me moví a la derecha para poder esquivar el golpe y ver al perpretrador. Para mi desgracia, era una lanza, y no se puede bloquear bien una lanza con una espada, pero para mi fortuna había logrado evadir el golpe y ver al responsable. Nos detuvimos y por un instante, nuestras miradas se cruzaron, pero no de forma agresiva, sino de sorpresa. Estaba mirando a un hombre calvo que me superaba casi medio metro de estatura, bigote y barba bastante grandes, torso desnudo y su pecho estaba lleno de cicatrices, muchas de las que ya yo había conocido su historia, un cinturón con un hacha pequeña de leñador, y pantalones de cuero con muchos bolsos. No podía decir si estaba sorprendido o feliz, pero al menos me alegraba que fuese él y no una criatura. Sentí a los magos blancos y Artorias entrando a mis espaldas.
-¿Bulke? - Era la viva imagen de mi colega y amigo, salvo por la barba, que era nuevo.
-¡Duesel! Viejo zorro de pradera. ¡Ven aquí! - Antes de hacer siquiera una reacción, Bulke me dio un abrazo de oso, el cual sentí como si me ataran a un árbol y aún apretasen la cuerda. También me encontraba feliz de verlo, habían pasado casi diez años desde la última vez que lo vi.



Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Artorias el Jue Feb 11, 2016 7:00 am

La búsqueda de las esferas se estaba haciendo más largo de lo esperado, pero para nuestra dicha, Duesel se había encontrado con un viejo amigo aquí en la soledad del Bosque. Un sitio realmente apartado del mundo y con bastante tranquilidad si es que estuvieses buscando un lugar donde desconectarte del mundo. Aunque, realmente nos caía maravilloso que hubiese alguien viviendo en el Bosque que conociera todos sus rincones y escondrijos, eso facilitaría en este caso, la búsqueda de las esferas mágicas.

"Saludos, mi nombre es Artorias, humilde leñador." - Me presenté al acercarme a Duesel y Bulke.

Nuestro anfitrión no dudó en abrirnos la puerta de su casa, ofreciendo asilo para poder descansar, a lo que aprovechamos y relatamos nuestro objetivo en el Bosque y el cómo habíamos llegado por casualidad hasta su hogar. Con algo de suerte, Bulke se uniría a nuestro grupo de búsqueda y nos ayudaría como guía en la zona.

Se acercaba la hora de comer y como estábamos en casa ajena, ofrecí mi ayuda en los quehaceres del hogar para preparar la comida y el sitio donde comeríamos. Solté partes de la armadura pesada y me aligeré en espera de las órdenes de Bulke, los magos blancos ayudaron a llevar a Duesel a la mesa al mismo tiempo que se ofrecieron a ayudar en el hogar.

Artorias

Nivel : 20
Raza : Aegyl

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Duesel Hawkner el Jue Feb 11, 2016 6:54 pm

Cuando Bulke me soltó, me sentía bastante aliviado de estar en tierra. Se veía bastante feliz de verme y yo a él. Diez años es mucho tiempo y mucho antes él, yo y Edwards éramos inseparables... Bueno, eramos.
-¿Y cómo te ha tratado la vida, camarada? - Bulke solía hacer ese tipo de preguntas y luego reirse. Realmente no había cambiado en nada.
-Pues eso depende. - No estaría todo el día contándole mis desgracias. El bien sabía lo que le había pasado a Sayo. Creo que se dio cuenta del error y bajó la cabeza. Me preguntaba por que Bulke ewtaba aquí, pero cuando lo pensaba mejor, la vida del leñador le caía bien a él. Era un trabajo de fuerza bruta y poco cerebro, cómo imaginaba. Artorias vino y se presentó ante Bulke y lo llamó "humilde leñador", lo cuál dejó a Bulke en jaque y a mi, riéndome por dentro.
-Ehm... ¿Gracias? Bueno, al menos es mejor que me llamen sir o general. Ya estoy harto de esos títulos. - Bulke era muy bueno con la lanza y yo con el escudo. Ambos, junto con Edwards éramos invencibles en batalla, pero eso era ya historia antigua. -Pero pasen, vamos. Están en su casa. - Bulke nos invitó amablemente a pasar a su morada. Adentro pude ver a su esposa, la señora DeFey y a sus dos retoños. Recuerdo conocerlos cuando eran bebés y ahora han crecido bastante. Cada uno tenía diez u doce años, estimaba yo. Me ayudaron a sentarme, me dijeron que el más mínimo movimiento del hombro podía ser algo perjudicial. Odiaba bastante la atención, y cuando era frente a personas que me conocían era peor.
-Eh, Bulke. - Quería volver a usar mi brazo izquierdo rápido. -¿De casualidad no has encontrado esferas mágicas? Las necesido de manera urgente.
-Pues ahora que lo mencionas... - Bulke se metió a un lugar bastante sucio y sacó una caja llena de esferas. -Hace unos dias escuché unos gritos y cuando fui a ver, habían muchas de estas tiradas. La mayoría eran blancas, así que las recogí. Aquí las tienes. - Bulke me las entregó sin rodeos y ya tenía las esferas. Ahora sólo faltaba entregárselas a Kotsaru para empzar el tratamiento.

Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Artorias el Vie Feb 12, 2016 1:25 am

Quien hubiese imaginado que nuestra búsqueda iba a terminar a manos de un conocido de Duesel, de forma sencilla nos abrió un contenedor con las esferas que andábamos buscando, ya era cuestión que los magos blancos organizasen sus encantos y rituales para ayudar en el saneamiento del hombro de Duesel. Por ahora, debíamos respetar la hora de la cena y acompañar a Bulke junto a su familia a la mesa.

"¿Así que fuiste un General? a Sir Duesel no le molesta tanto el título que digamos." - Mencioné en sentido humorístico para encajar entre la conversación.

La cena fue alegre, entretenida entre las historias contadas entre Bulke y Duesel, ya fuesen desde los días que se conocieron, como los días que entrenaban juntos, hasta los días que batallaban hombro a hombro. Hasta los magos intervenían al contar sus sesiones de tratamiento con Duesel, yo por mi lado me limitaba a escuchar y sonreír. No suelo aprovechar al máximo los momentos alegres, siempre era alguien algo más... callado o reservado.

La noche cayó por completo al igual que la comida en nuestros estómagos, lo que nos quedaba era echar una gran siesta para despertar temprano el día siguiente. La casa de Bulke no era tan pequeña como uno creía, poseía su piso principal y un segundo piso con azotea incluido, aproveché en alojarme en la azotea, ya que era el sitio más alejado. Era luna llena esa noche, la azotea permitía una vista que era digna de admirar, al igual que el atardecer de Mysidia. Pasé algo más de tiempo afuera en la azotea viendo la luna antes de dormir, seguramente mi excusa era vigilar el lugar en vez de observarla más detalladamente.

Artorias

Nivel : 20
Raza : Aegyl

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Duesel Hawkner el Vie Feb 12, 2016 5:04 pm

No usaba mi mano izquierda para muchas cosas más que cargar con mi escudo y mis cosas, así que eso no sería un problema para no moverla. Yo ya pensaba en irme con las esferas y así poder usar mi escudo una vez más, pero al ver por la ventana, ya era de tarde. Si íbamos de regreso a la base, posiblemente nos agarre la noche a mitad de camino y las criaturas nocturnas suelen ser más peligrosas si no se tiene cuidado. Además, la noche puede ser muy traicionera y podemos caer presa de una emboscada de los guardabosques o peor, de los de armadura negra. Al final, Bulke decidió dejarnos pasar la noche en su morada.
-Ejem, Artorias. No hagas comentarios de los que luego te puedas arrepentir. - Yo estaba acostumbrado a mi título por ser un caballero errante e imagino que Bulke no quería que le llamasen más sir o general después de que me fui. Realmente me agradaba volver a verlo, ya que Bulke era uno de los pocos amigos que me quedaban. Tenía a toda una nación en mi contra y me aliviaba no tenerlo a él en mi contra. Ya tenía suficiente con Edwards. La morada de Bulke no era tan maltrecha como pensaba. Tenía un segundo piso en el cuál tenía un mostrador de armaduras, en donde vi la vieja armadura de Bulke, la cuál aún parecía poseer un cariño especial para él. Ahí también habían tres camas, imaginaba que una era para la pareja y dos eran para los niños. La señora DeFey nos ofreció la cama matrimonial mientras ellos dormían con los niños, pero opté por no dormir. Siendo el lugar que es éste bosque, prefiero desvelarme y mantenerme alerta. Los magos me ayudaron a poner mi gabardina al menos en mi espalda para pasar el frío de la noche, ya que no podía ponerme ni la camisa, gracias a lo mal que estaba mi brazo. Todos estaban dormidos salvo yo, Artorias y Bulke. Aproveché de salir un poco y ver el firmamento lleno de estrellas y la verdad es que nunca me aburro de éste paraje. Sentí a alguien tomando con su mano izquierda mi hombro derecho. Al parecer Bulke también venía a mirar el cielo estrellado.
-Esto es lo mejor del bosque, tener ésta vista todas las noches es una de las razones por las que decidimos ocultarnos aquí. - Bulke siempre se dejaba llevar por las corazonadas y ponerse a prueba constantemente. Con este frío, es de locos el no salir abrigado, pero Bulke es Bulke. Nadie cambiaría a ese cabeza de chorlito.
-Sí. Nunca me aburro de esta vista. Cuando necesito pensar en algo siempre salgo de mi habitación y voy hacia el parque. Me ayuda a pensar en lo que pasará. - Pause un poco y recordé algo. -Por cierto, gracias por la carta. Me subió bastante los ánimos. - Mientras lo decía, no pude evitar ver las cicatrices que Bulke poseía en el cuerpo y recordar las miles de historias que contaban. La de la invasión al CG de una banda de terroristas en Balfonheim, el ataque de unos maleantes en Mysidia, la vez que casi muere recibiendo el ataque de un esqueleto en una misión de reconocimiento en Nabudis. En fin, yo también tenía esas historias en mi cuerpo, pero al menos me alegró el poder reconocerlo gracias a ellas.
-¿Así qué las recibiste? Creí que ese lobo mentía, pero parece que me equivoqué. Por cierto, la curiosidad me pica, Duesel. ¿Que te trae a buscar esas esferas mágicas y por qué ahora quieres llevar mi estilo, eh? - Darme cuenta de que se refería a estar a torso desnudo era bastante evidente.
-¿Es un estilo? No estoy así por que quiero, estoy así por que me dijeron que no moviera ni el hombro ni el brazo derecho, y además, las esferas son para tratar mi hombro. - Bulke se asombro o se veía decepcionado. La verdad es que no me gustaba estar mucho tiempo sin mi armadura, ese peto rojo era casi mi identidad y no quería perderlo. Por suerte, ese peto estaba a salvo adentro.
-Vaya, yo no lo sabía. Bueno, mirándolo de este modo, puedo apreciar que casi tenemos los mismos músculos. Y tu decías todas esas mierdas de que no te convertirías en un fortachón. - Ahora que lo aprecio, teníamos la misma masa muscular. Es cierto que me vi obligado a entrenar más duro, pero nunca caí de que mi masa muscular había aumentado tanto gracias a los entrenamientos. Supongo que todos nos vimos forzados a cambiar. Entramos y hablamos toda la noche de los buenos recuerdos que tuvimos como guardias de Solde Ruetha hasta el amanecer. Ya estábamos preparados para volver y los magos blancos le sugirieron a Bulke mudarse a la base. Ahí estarían más seguros. Se puso de acuerdo con su familia y dijo que se mudarian de a poco. Nos llevaría unas horas el llegar, pero por mi parte estaba impaciente por que me tratasen. Ya quería volver a usar mi escudo...


Última edición por Duesel Hawkner el Sáb Feb 13, 2016 5:07 pm, editado 1 vez

Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Artorias el Vie Feb 12, 2016 6:49 pm

La noche fue tranquila y nuestro sueño acogedor. Al día siguiente nos preparamos para emprender nuevamente nuestro viaje a la base donde se alojaba Duesel, donde seguramente le haría su tratamiento junto a las esferas mágicas. Nos despedimos de Bulke y su familia antes de partir, habían sido bastante gentiles con nosotros por lo que los magos blancos le ofrecieron la oportunidad de alojarse en la base a la cual iríamos, a lo que Bulke aceptó a medias.

Inmediatamente partimos hacia la tan mencionada base de operaciones, el grupo lo encabezaba Duesel, quien era conocedor del camino. Seguido por mí y continuamente por los magos blancos. Hubieron momentos de tensión en el camino debido a la presencia de las criaturas salvajes, y ciertos momentos donde nos parábamos a descansar un poco. Al final terminamos llegando a la base casi al atardecer, al cual fuimos recibidos por el grupo explorador con el cual Duesel había salido del pueblo de Mysidia. Ya solo quedaba de parte de los magos blancos, hablar con Duesel y hacer los preparativos de su curación.

Por suerte, dentro de la base habían tiendas campales en la cual no dudé en alojarme para guardar mis pertenencias y quedarme algo más ligero luego del largo viaje. Al usar una vestimenta algo más cómoda, me acerqué a uno de los bancos que se encontraban, por decirlo así, en el área principal de la base. Aparte de observar nuevamente el atardecer que ocurriría, quería observar el espectáculo mágico que producirían los magos blancos al realizar la sanación del hombro de Duesel.

Artorias

Nivel : 20
Raza : Aegyl

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Duesel Hawkner el Vie Feb 12, 2016 8:17 pm

La caminata hasta llegar a la base fue más difícil y larga de lo que imaginaba. Llevábamos un poco más de peso muerto, ya que la señora DeFey y los pequeños hijos de Bulke no sabían combatir y Artorias era el único que podía defender, junto con Bulke. Tuvimos que evitar áreas de futuro conflicto, como charcos o áreas frutales. Fueron muchas horas de caminata y los retoños de Bulke comenzaban a caer en el aburrimiento. Cuando llegó la tarde, logramos llegar a la entrada de la base, la caverna sellada de la montaña hueca. El hecho de que sea inescabable y que tenga un método que evite a los fisgones y ladrones. Al llegar a la entrada, uno de los magos tomó una pequeña canica que tenía el emblema de piro y la posicionó sobre uno de los huecos de la pared. Ésto reveló una pared invisible que dio paso a la base. Había pequeñas tiendas de campaña, la tienda médica, y algunas chozas. Las casas estaban a medio hacer, puesto que no existían muchos carpinteros en la base. Pero llegábamos a ser casi noventa personas que ya hacía falta algo de construcción. Lejos de eso, teníamos agricultura y una granja, así que nunca faltaría el alimento, no importa cuantos fuésemos. Muchos salían de viaje por provisiones, así que no había que preocuparse mucho por eso pero en fin. En el centro de la plaza se encontraba Kotsaru, moviéndose de lado a lado. Cuando me vio, pude notar ese suspiro de alivio. Posiblemente nos haya esperado ayer y parte de hoy.
-Creí que les había pasado algo. Que suerte que no haya sido así. - Me sentí un poco mal por no partir de inmediato, pero al menos habíamos llegado en una pieza. No pude evitar el que Kotsaru viera a Bulke y lo viese con una cara de enojado. -Oh... Eres tú. - Bulke sólo le compartió una sonrisa, pero yo quería ver de que se trataba el chisme del tratamiento a mi hombro.
-Ehm... ¿De qué se trata lo que vas a hacerle a mi hombro, Kotsaru? -
-Oh, si. Sígueme. Traigan las esferas. - Me llevaron a la tienda médica para realizar el tratamiento. Vi que quebraron dos esferas, una era de Morfeo y otra era de Cura++ y vertieron lo que parecía ser la magia en dos tiestos distintos. Al de Cura++ vertieron agua y al de morfeo lo esparcieron en mi hombro hasta que ya no podía senrirlo.
-Bien. ¿Sientes el hombro, Duesel? -
-No, no lo siento. - Le respondí a Kotsaru.
-Bien. Recuestate y no te pongas tenso, no importa lo que veas. - Era difícil no ponerme tenso con lo que decía, pero hice lo que pude mientras los magos me trataban. Vi un cuchillo perforar mi hombro, pero gracias a los polvos de morfeo, no sentí ningún dolor. Al parecer querían ver que tenía para que me tratasen. Vi a los magos blancos hablar con Kotsaru y luego me habló.
-Bien, al parecer los magos blancos tenían razón. Se rompieron los huesos del hombro, pero podemos repararlos. Así que no te preocupes y relájate. Acabaremos pronto. - Aplicaron la pasta de Cura++ en donde hicieron la incisión mientras seguían aplicando el brilloso morfeo en la herida abierta, supongo para que no sucumbiera al dolor. Una vez terminado, usaron variaciones de hechizos de cura para sanar la herida que me hicieron y limpiaron la sangre de mi cuerpo.
-No fue tan malo como creí. Gracias, Kotsaru. -
-No es nada, y no puedes mover bruscamente el brazo por al menos dos días. Tienes que darle tiempo a la plasta a que el hueso la absorba y se regenere. - Asentí y me recosté en la camilla. Los médicos me dijeron que descansara un momento para que mi cuerpo se recuperase del trauma. En dos días estaría bien para entrenar. Me pregunto cómo estará el resto de personas. Sólo esperaba que Artorias no se haya ido a explorar las cuevas sólo...


Última edición por Duesel Hawkner el Sáb Feb 13, 2016 5:05 pm, editado 1 vez

Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Artorias el Sáb Feb 13, 2016 7:06 am

La recuperación de Duesel daba inicio pero el líder de los magos blancos optó por realizar la operación mágica en privado para tener una mejor concentración y evitar a los mirones. La recuperación estaba tardando su tiempo, a lo que decidí dar una vuelta por la base para conocerla de esquina a esquina. Dicha base parecía una pequeña aldea, al poseer su espacio para la agricultura y la ganadería, sin olvidar un pequeño cuartel también.

Lo que llamó más mi atención, fuera la entrada a la cueva como tal, la cual estaba supuestamente sellada, pero claramente podía observar que era posible acceder a ella. ¿Por qué no? pensé, la curiosidad mató al gato, pero el gato murió sabiéndola. No pensaba que fuese algo malo explorar una cueva sellada, mucho menos teniendo un asentamiento al lado de él. Por lo que me adentré en ella, llevando conmigo uno de las antorchas que se encontraban en la pared de la entrada.

Soundtrack:


Ciertamente en la cueva debía predominar la oscuridad, pero metro tas metro, se podía divisar puntos iluminados con antorchas. Caminé y caminé hasta llegar a una bifurcación de dos caminos, decidí caminar por el desvío de la derecha, al proseguir, me volví a encontrar con otra bifurcación de dos caminos. parecía ser entonces que la caverna era más laberinto que propiamente un enredados de cuevas, decidí marcar mi camino con las partes quemadas de la madera de la antorcha, marcando ésta vez que tomaría el desvío a la izquierda. Al proseguir por mi nuevo camino, sentí un chasquido o un ligero sonido, lo más cercano a una campanilla. No le dí mucha importancia al pensar que era ilusión mía debido al silencio absoluto de la cueva. Luego de caminar unos cuantos pasos más, increíblemente volví a encontrarme con otra bifurcación, esta vez, de tres caminos. Llegué a pensar que había avanzando demasiado adentro, por lo que decidí dejar mi exploración para otro momento y regresar por el camino que había recorrido. Mi recorrido hacia atrás se estaba haciendo algo largo de lo que me había costado antes, creía que era una especie de efecto creado por la cueva o por mi propio cansancio. Al seguir mi marcha, divisé las antorchas que marcaban el inicio de la bifurcación, a lo que quedé estupefacto al llegar a ellas. Había regresado nuevamente a la bifurcación de tres caminos. ¿Qué hago aquí? pensaba, ¿Me habré equivocado? me decía a mi mismo. Emprendí nuevamente mi regreso, diciéndome que no pude haberme equivocado si había marcado mi camino hasta la bifurcación. Mi preocupación fue creciendo considerablemente al ver que el camino ya no se encontraba tan iluminado como antes, pero nada me había preparado para cuando llegué al final del regreso, lo cual volvió a ser el inicio de la bifurcación de los tres caminos.

Silencio, Oscuridad, Perdido, Olvidado. Eran las cosas que se cruzaban en mi mente al quedar paralizado con la vista de los tres caminos en frente mío por tercera vez. Mi respiración se volvía cada vez más rápido, al igual que mi palpitar del corazón. Decidí marcar nuevamente uno de los caminos y adentrarme en él, esta vez iría por el centro. Luego de caminar varios pasos, caigo en cuenta que había llegado a la bifurcación nuevamente, mi preocupación aumentaba, por lo que marqué un camino diferente y me adentré en él sin pensarlo mucho. Paso tras paso, regresé a la misma bifurcación, ya caía en cuenta de que me encontraba en un bucle infinito y la única forma de romperlo, era siguiendo el camino correcto, avancé por el último camino que me quedaba. Éste era algo diferente al de los demás, no se cómo, pero podía sentirse el pasar de una ligera brisa a través del túnel, luego de varios pasos, volví a escuchar el sonido de una campanilla. No era una ilusión, la misma campanilla había rechinado anteriormente cuando había hecho una elección en la primera bifurcación. Aceleré el paso, no entendía nada y tampoco quería entenderlo, solamente quería salir de esa oscura cueva cuanto antes. Mi trote se detuvo cuando una ráfaga de viento impactó mi cuerpo, apagando de golpe la antorcha que llevaba encima.

"Seguramente la salida esta cerca debido a la velocidad de ese viento." - Pensé al recibir dicha ráfaga.

Repentinamente, los puntos iluminados a lo lejos del túnel se fueron apagando. Mi piel se erizó en respuesta al miedo que me producía ver tal acto, rápidamente me acerqué a la antorcha más cercana para encender la mía. Las luces se fueron apagando una tras otra, hasta que llegó hasta mi. Detrás mío, las luces siguieron apagándose, excepto la que tenía en mi mano. Presa del miedo, avancé poco a poco por la cueva, no veía nada y tenía miedo que mi antorcha se apagase también. Luego de unos cuantos pasos cortos, a lo lejos se notaba una luz brillante. 'Encontré la salida' me decía con alegría, pero dicha alegría se vio sofocada al ver que la luz brillante se empezaba a acercar a mí más rápido de lo que podía caminar. Mi antorcha se apagó repentinamente y en un abrir y cerrar de ojos, la luz brillante estaba encima mio, a tal punto que crucé mis brazos en frente mío al ver que sería impactado por ella.

"Ahhhhrrwwww...."

Grité asustado hasta el punto de abrir mis ojos y para mi sorpresa, me encontraba afuera de la caverna, exactamente sentado y pegado a la pared cercana de la entrada, solo que esta vez no había una entrada sino más bien puros tablones que evitaban su acceso y señales de advertencia. Entre éstas señales pude leer una que llamó mi atención la cual hacía mención: **Advertencia -Mardu Entite encontrado. Manténgase alejado- Advertencia**

No sé que pasó ahí adentro y seguramente no quería saberlo por ahora. Por lo que me recompuse y regresé a la tienda campal para descansar un poco mi mente y cuerpo. Seguramente Duesel ya habría salido de su operación mágica para ese entonces.

Artorias

Nivel : 20
Raza : Aegyl

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Duesel Hawkner el Sáb Feb 13, 2016 6:13 pm

Me quedé al menos una hora dormitando, ya que el hormigueo del brazo era bastante molesto. Al menos me ayudó un poco a mantenerme tranquilo. En todo momento sentí una suave brisa saliendo de la entrada de la tienda de campaña y eso en parte calmaba un poco el calor y el cansancio de mi cuerpo. Estimaba mi operación unas dos horas. Algo corto, pero efectivo. Salí y pude ver cómo la luz entraba por el único orificio de la montaña hueca y una vez más, pude admirar la hermosura de las estrellas en el firmamento. Me senté un momento para admirar las estrellas, cómo siempre lo hacía cada noche y me preguntaba cómo estarían los demás en este momento. Kotsaru pudo haberlos alojado en la casona, el cuál usábamos como cuartel general... pero dudaba que Bulke hubiese querido ese tipo de hospitalidad. Al final, lo vi salir de la casona. Al parecer me reconoció sentado en la pequeña plazoleta, en el árbol del centro.
-La verdad Duesel, no sé que decir. En éste lugar literalmente se respira paz, tranquilidad... Pero tendrás que explicarme lo que sucede. Estoy muy mal informado y en verdad quiero saber lo que pasó en Solde Ruetha. - Tanto él cómo yo queríamos respuestas, y sospechaba que mañana tendríamos que hablar mucho, pero mucho. También le debo a Artorias una explicación de lo que sea que sucede aquí.
-Sí, lo sé. Le debo explicaciones a muchas personas. También debo entrenamientos, pero debo esperar a que mi brazo se recupere. He sentido un hormigueo toda la noche, así que es cuestión de esperar a que me de sueño para irme a dormir... - Volvimos a hablar de muchas cosas, entre ellas, lo que pensábamos de cómo estaba la caballería de Solde Ruetha, charla a la cuál no pude dar mucha opinión. La noche pasaba y ta podía ver la luna sobre nuestras cabezas. Era raro, pero había perdido el sueño, como ayer.
-Uggh, aún no me da sueño. Supongo que la operación me habrá quitado las ganas de dormir. - Trataba de dar un pequeño bostezo, pero ni eso podía.
-Bueno, pues podríamos hacer algo mientras. - Podía estimar que Bulke tampoco tenía sueño. -¿Que tal unas lagartijas o algo de trote? - Algo de trote no sonaba mal para descansar, así podría pasar un poco el frío y luego podría ducharme. Esar mucho tiempo a torso desnudo atrajo algo de suciedad y tierra que estaba deseoso por quitarme, pero para mí, entrenar aunque sea un poco era crucial.

Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.