Final Fantasy, La era de la Luz
Bienvenido a Cetus,
El lugar donde se desenvuelve Final Fantasy: La era de la Luz.

Si deseas registrarte no olvides leer las reglas obligatorias en el subforo "Centro de Leyes" y luego crear tu personaje en el subforo "Ficha de Personaje" guiandote de la ficha modelo.

Que disfrutes tu estadia.
Afiliados Élite (32/40)
Hermanos (02/05)
Directorio (02/10)

© HARDROCK
Últimos temas
» La Pluma y la Ficción [Cambio de botón - Normal]
Lun Mayo 23, 2016 6:33 pm por Invitado

» Jormungand Boarding School [Afiliación-normal]
Sáb Abr 23, 2016 6:52 pm por Invitado

» Accademia Di Cielo || Afiliación {Élite}
Sáb Abr 23, 2016 2:57 am por Invitado

» Hiccup Hofferson
Vie Abr 22, 2016 7:59 pm por Juez Alraheim

» Sailor Moon Crystal - Afiliación Élite -
Miér Abr 20, 2016 5:29 pm por Invitado

» Ficha de Adinal Sanát
Mar Abr 19, 2016 6:01 pm por Juez Alraheim

» Ritz Astori
Mar Abr 19, 2016 3:19 am por Juez Alraheim

» Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]
Jue Abr 14, 2016 3:06 am por Juez Alraheim

» Fire Emblem: The Liberation Wars [Afiliación normal]
Mar Abr 12, 2016 11:47 pm por Invitado

» — Hopes and Dreams { Normal }
Lun Abr 04, 2016 10:48 pm por Invitado


Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Duesel Hawkner el Jue Feb 25, 2016 6:52 pm

Ver aguas termales en una cueva, tan cerca de nosotros era una cosa que no se veía todos los días, en especial por que no sabía cómo habían llegado hasta aquí. El Happy Bunny estaba recostado en las aguas y no pensé que fuese buena idea molestarlo. Pensaba en meterme a ellas, me vendría bien un buen descanso, después de todo lo ocurrido con los fantasmas y el camino hasta aquí me había hecho sudar bastante... Pero no tenía nada para secarme y menos para irme. Pensaba regresar por unas toallas al menos para secarme e irme a dormir, pero unos pasos interrumpieron ese pensamiento. "¿Serán monstruos?", pensaba mientras me apoyaba en una de las paredes, con espada en mano. Sabía que éste lugar era demasiado bueno para ser cierto. Esperé pacientemente hasta que los pasos se hicieron mas cercanos. Luego lo vi entrar. Parecía tener una forma humanoide, pero no podía ver su rostro. ¿Será otro fantasma? "Espera, este ser me es muy familiar"
-¿Artorias? - Mis ojos no me fallaban, ese era Artorias. En cuanto Artorias dijo mi nombre, el Happy Bunny que se estaba bañando se salió rápidamente del agua y huyó de tan rápido cómo sus pequeñas patas le permitieron huir. Tuve que admitir que me preocupe por un momento.
-¿Qué haces aquí? Bueno, eso no importa mucho ahora. - Realmente me tomó por sorpresa el que me haya seguido hasta aquí, pero debía pensar en como preservar este hermoso lugar. De seguro pronto se convertiría en un vertedero si todos venían en grupos a usarlos. No quería ser egoísta, pero este lugar es demasiado hermoso como para que se use. Supongo que nunca los usaré, este tipo de tratamiento de aguas minerales le vendría bien a mi hombro.
-Escúchame Artorias. No debemos revelar a nadie ésta ubicación por el bien de éste sitio. - En el instante en el que dije eso, sentí el peso de una mano en mi hombro derecho y de seguro que otra mano estaba en el hombro izquierdo de Artorias. En ese instante, un escalofrío me recorrió la espalda y una voz familiar me hizo voltear con miedo.
-¿Revelar a nadie qué? - Desearía no haberme volteado, pero vi a Bulke a mis espaldas con una sonrisa bastante siniestra, o feliz, de donde se viese. -Tenía que admitir que seguír a Artorias era un poco maleducado, pero hacerme despertar a estas horas de la noche no es nada bonito. ¿Qué me ocultan, ustedes dos? - Cuando Bulke entró a la cueva, empecé a preocuparme por mi seguridad y por lo que sería capaz de hacerme. -Hmm, ya veo... - Dijo al salir de la pequeña cueva de las aguas termales. -Me estaban ocultando estas aguas termales... ¿No? - "Estamos muertos."
-¿Aguas termales? Eso sería muy bueno para tu hombro, Duesel. - Escuché una voz, un poco más atrás. Kotsaru parece también habernos seguido. -Estaba preocupado al ver a Bulke irse por las cuevas, pero me alegra el tremendo hallazgo. - "Esto es genial. ¿Acaso puede esto ponerse peor?"
-Aguas termales pueden sentar bien. ¿Que dices, hijo? - Ponerme a pensar causaba ese tipo de cosas, así que dejé de hacerlo. Era una pena. Este lugar se veía tan bien. Sólo espero que no haya sido el único tipo de lugar así. Aún quedaban bastantes cuevas sin explorar, así que pensé que éste podría no ser el único lugar con estas características.
avatar
Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Artorias el Vie Feb 26, 2016 2:20 am

Al final había o mejor dicho habíamos encontrado a Duesel dentro de la cueva, quedé impresionado al ver como nos reunimos todos en la sala termal de casualidad. Aunque las intenciones de Duesel eran nobles, no impidió al grupo que se echasen una bañada en las tibias aguas antes de regresar, Duesel no desaprovechó la oportunidad tampoco. El tiempo pasó mientras Duesel y Bulke ejercitaban su cuerpo con los vapores emanados de las aguas termales, El Marqués jugaba en el agua junto a Bowgan y Kotsaru disfrutaba del agua mientras charlaba conmigo. Al final, nos quedamos unos últimos momentos dentro del agua, disfrutándola antes de regresar mientras compartíamos algunas palabras.

Podría decirse que tuvimos un tiempo de descanso grupal, algo que nunca cae mal, siempre ayuda a despejar la mente, a calmar el cuerpo y a rejuvenecer el espíritu. Al día siguiente debíamos continuar con la reunión y decidir cual sería el plan a tomar, por lo que en nuestro regreso tomamos una decisión acerca de las aguas termales encontradas, si debíamos usarlas o no la próxima vez.

La noche seguía en su apogeo, me despedí de los demás para retirarme a mi tienda. El entrenamiento, el seguimiento y el buen momento en las aguas termales habían desgastado mis energías, por lo que mi cuerpo exigía un buen y largo sueño restaurador.
avatar
Artorias

Nivel : 20
Raza : Aegyl

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Duesel Hawkner el Vie Feb 26, 2016 7:18 pm

Parece que nadie me salvaría de la gran explicación que tenía que dar ahora. Ahora no sólo tendría que rendir cuentas con Bulke, también estaba Kotsaru, Pheone y Bowgan. Pero nada salvaría a estas aguas. Lo peor de todo, era que esta era una distracción demasiado molesta y consumiría mucho de nuestro tiempo. El marqués se ofreció a traer toallas y nos metimos al agua caliente. Bulke me sugirió entrenarme con el vapor del agua, pero yo rechacé la oferta. Me interesaba más la seguridad de mi hombro, por lo que sumergí mi cuerpo hasta que sólo quedó la cabeza. Mientras me relajaba me asaltaba la duda. "¿Cómo habrá llegado ésta agua aquí y por qué estará a esta temperatura?" Bulke vino con la respuesta de algo que nuestro mentor, Héctor le había dicho hace mucho tiempo, de una mina de piedras elementales que había quedado derrumbada tras la guerra oscura. Posiblemente ya entendía de quien eran esos fantasmas ahora. Me alegra que hayan encontrado el descanso eterno que se merecían. Kotsaru sugirió de que lo de las aguas termales quede entre nosotros hasta que las cosas se calmen un poco y tengamos más habitantes para al menos trabajarlas. Además, aún hacían falta trabajo de construcción. Algunos no podían vivir en una choza para siempre. Bulke se ofreció a construir si podía conseguir materiales y el marqués iría a poner la mano de obra. En cuanto a mi, simplemente me quedé en silencio hasta llegar a mi habitación. Seguir ese Happy Bunny me había dejado exhausto.
-Señor Duesel. - Había despertado temprano, a pesar de la aventura de anoche. Me había duchado y me estaba vistiendo, cuando unos golpes a la puerta de mi habitación hicieron que llamara la atención. Era una de las magas blancas que al parecer, quería algo de mi.
-Buenos días, señorita. Disculpe que éste así, pero me pondré la armadura en un momento. - Lo único que me hacía falta era el peto y el casco, pero casi nunca uso el casco.
-De hecho, necesitamos que venga a la tienda médica para que le revisemos el hombro. - Parece que querían ver como estaba. No perdí tiempo y seguí a la maga hasta la tienda médica. Si me daban el alta antes, podía empezar a entrenar de una buena vez.
avatar
Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Artorias el Dom Feb 28, 2016 10:11 pm

Soundtrack:


Un día distinto, la misma mañana. El nuevo día comenzaba motivado, los soldados patrullaban exhaustivamente, los campos de agricultura y ganadería se mantenían en constante actividad y la gran casa o la 'Casona' tenían una concurrencia elevada. No tardé mucho en alistar mi equipamiento y ajustar mi armadura, era un día activo y no había porqué desperdiciarlo. Supuse que la reunión proseguiría más adelante en el día así que recorrí la Casona con la intención de pasar el tiempo.

Paseaba por sus pasillos, ojeaba en los cuartos, revisaba sus almacenes, observaba a las personas pasar, me sentaba en los recibidores. No tenía propósito alguno más que hacer tiempo a que apareciese Duesel, Bulke estaba ocupado con su familia, Bowgan seguían fraternizando con su Padre y Kotsaru.. seguía siendo Kotsaru, siempre tan serio dando órdenes a sus magos blancos.

Entre bostezo y estiramiento pasé mi tiempo en la sala de conferencias donde habíamos tenido la primera sesión, casualmente, sobre la mesa se encontraba un mapa táctico y otro geográfico del sitio donde nos encontrábamos. Por lo que me pasé el tiempo ojeando ambos mapas mientras esperaba la llegada de los demás.
avatar
Artorias

Nivel : 20
Raza : Aegyl

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Duesel Hawkner el Lun Feb 29, 2016 6:25 am

La revisión fue prácticamente igual que la operación. Usaron magia para adormecer el brazo y así poder abrirlo. Querían ver en que estado se encontraba mi hombro y según lo que veían, parecía estar bien. Aunque me daba un poco de pánico ver mi hombro cortado y sentir la sangre en mi espalda, si eso hacía que pudiese usar mi escudo de vuelta, yo lo acepto. Después de todo, no podía ser el "Escudo de Obsidiana" si apenas podía usar un escudo. Los médicos comenzaban a hablar entre ellos y lejos de parecer preocupados, parecían bastante contentos con lo que veían. A base de curas y toallas, lograron dejar mi hombro y cuerpo como estaban y evidentemente me habían dado el alta. Me dijeron que no forzara excesivamente el brazo para darle al hueso la oportunidad de acostumbrarse. Me dieron seis dias, pero lo bueno de la noticia es que ya podía usar mi escudo. Era para mi una buena noticia, ya qud por fin podía entrenar a los futuros caballeros de la orden de el marqués Pheone en el arte del escudo. De momento, me daba el alivio de que Bowgan aprendiese un poco del arte de la lanza del mismísimo "Lanza de Roca", para poder defenderse. Bowgan era bastante bueno, pero tenía que admitir de que Bulke era mucho mejor que él. Me dirigí feliz hacia los campos de entrenamiento, no sin antes mandar a avisar a uno de los guardias de que fuese a buscar a Artorias. Todos me vieron en el campo y al parecer, la imagen de veterano que daba evidentemente imponía respeto. Todos hicieron un saludo marcial y me trataban con respeto. Sin duda el que entrenó a estos soldados lo hizo con disciplina hasta el final. Había oído su pobre historia cuando los traje aquí. El noble bangaa que se sacrificó por sus soldados, terminando capturado sin ningún tipo de paradero. Los soldados creían que su maestro seguía vivo y tenían la esperanza de encontrar aunque sea su cadáver. Me dispuse a hablar y decirles de que consistiría su entrenamiento.
-Empezaré por hablarles de mi primera lección. - Sería breve. No me gusta hablar mucho de mi entrenamiento, ya que soy más un hombre de acciones. -Mi primera lección es que viváis vuestra vida al máximo. - Cerré los ojos, hacía bastante tiempo que no daba esa charla. -Romped esas metas, cread vuestros propios caminos, no le dejéis nada al destino. Vuestra vida es sólo suya y debéis atesorarla. - Antigua charla que cierto hombre de cabellera azul me decía en nuestros entrenamientos. Esas palabras siempre quedaron en mi y era el método que usaba para que mi mentor aún siguiese vivo dentro de los que son los caballeros del mañana. -Sin embargo, el resto de mis lecciones no serán nada sencillas. - Aquí es donde empezaba lo bueno. Cerca de doce guerreros, alternando entre sexos y razas, todos armados hasta los dientes... Estas escenas me hacían extrañar la vida de caballero.
-Bien, lo primero que deberíais hacer es calentar los músculos con trote. Quiero que todos os quitéis vuestra armadura, todo lo que tenga peso debe quedar afuera y debéis dar cien vueltas al campo. Los que no tengáis nada debajo de la armadura os doy diez minutos para vestiros con algo para entrenar. Los demás realizad estiramientos mientras vuelven vuestros compañeros. - Diversidad de pesonas con distinta masa muscular me daba a entender quién es capaz de usar mejor un escudo que el resto. Cuando todos estuvieron listos di la orden. Algunos eran más ágiles, pero otros se tomaban su tiempo para terminar el recorrido. Al final, todos dieron las vueltas que dije.
-Excelente. Ahora poneos esa armadura. Quiero que deis otras cien vueltas, pero ésta vez con vuestra armadura puesta. - Era hora de ver quien servía para mover y golpear el escudo con agilidad y quien servía para quedarse en el frente y recibir los golpes por los demás y como me lo figuraba, algunos eran más ágiles que otros. "Lección del cuerpo de acero dada." Dije en mi mente mientras veía cómo algunos ya terminaban su recorrido.
avatar
Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Artorias el Miér Mar 02, 2016 4:23 am

:Laguna Mental:


"¡...........!"

Inconscientemente me había quedado dormido en la sala de espera, aunque mi sueño había sido interrumpido por un soldado que andaba en mi búsqueda. 'Sir Duesel solicita su presencia joven Artorias.' mencionó el soldado, había errado nuevamente el sitio donde creía encontrar a mis compañeros de armas. No hice más que levantarme de la cómoda silla en la que me encontraba y seguir al soldado hacia la ubicación de Duesel. Los fantasmas de mi pasado seguían atormentando mis sueños, seguramente tratando de decirme algo que ignoraba.

La luz del sol era intensa, lo suficiente como para cegarme temporalmente, pero mis oídos escuchaban perfectamente a Duesel, quien se encontraba entrenando a los jóvenes soldados arduamente con rutinas de resistencia. Bowgan, Bulke y Kotsaru también participaban en las actividades, más allá de guías, también actuaban como aprendices bajo la tutela de Duesel.

"Vaya Sir Duesel, luce más animado que nunca." - Mencioné al acercarme.

Duesel parecía algo alegre de repartir sus enseñanzas con los nuevos aspirantes a caballeros, seguramente la condición de su hombro estaba mejorando considerablemente también, todo sería cuestión de tiempo entonces para que todos los soldados de la Base estuviesen a tope y listos para ejecutar las órdenes de Duesel. Al ver el arduo entrenamiento de los demás, opté por unirme. No quería pasar el tiempo parado viendo a los demás, debía mantener mi cuerpo y mente despiertos.
avatar
Artorias

Nivel : 20
Raza : Aegyl

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Juez Alraheim el Miér Mar 02, 2016 5:35 am

EQUIPO Y HABILIDADES:
EQUIPO:

Sucesor (Espada Santa)
   [Habilidad: "Corazón del mañana" (Puede atacar dos veces en el
mismo turno) /Anti: Oscuro / Absorbe: Sacro]
Semilla del Futuro (Escudo)
   [Defiende: Muerte instantánea, Soporte "Noble sacrificio"
(Si una o más piezas de equipo son destruidas,
sacrifica esta pieza de equipo en su lugar.
Se regenera al tercer turno.) [2veces/automatico]
En memoria (Armadura Pesada)
   [Resiste: D. Catastróficos / Reacción: "Oda a los caidos"
(Si un aliado muere en frente del usuario, este
recupera un uso en todas sus habilidades.
Otorga también un uso en todo su equipo excepto
esta armadura. [3veces/automático] / Anti: Hielo / Anti: Rayo]
Figurilla de Madera (Accesorio)
   [Auto-Lazaro / Reacción: "Premonición" (Repele ataques fisicos, no habilidades)]

HABILIDADES:

Ley Primordial: (Todos)
  Cambia las leyes del campo de batalla, enviando a los infractores a prisión. [Infinitas Veces]
Infracción: (1 Enemigo)
  Utiliza una carta roja para enviar al objetivo a prisión. [2veces]
Sin fronteras: (Aliados)
  Da a los aliados alrededor del usuario "Prisa" y "Autolázaro" [1vez]
Rompe-Reacciones++: (1 Enemigo - Condicional)
  Rompe las reacciones al ser activadas si el usuario
   porta un "Escudo" [2veces/Automático]
Sanctus (1 Enemigo) (Arcanos Nvl 1-5)
  Causa daños graves de luz a un enemigo [3veces]


- ¿Huh? - Había despertado con lágrimas en los ojos. Uno de los motivos por los que no duermo es por que ellos permanecen en mis sueños. Lo que siempre me quiebra es ver a mi hijo, a Maximilian... "Max", para lo que lo conocemos y amamos. Es por eso que decidí no dormir, pero cuando el país que juraste proteger está en peligro, tienes que estar en la mejor condición posible. Por suerte estaba sólo dentro de la carreta que viajaba y eso me daba libertad de hacer lo que quería adentro. Dejé a Kurt a cargo, cómo siempre lo hacía y mis deberes de juez los dejé a cargo de Gabranth. Era bueno que le dejara tarea extra, ya que el era lo más cercano a mi mano derecha. Errans nunca está y en Skaeren me es difícil confiar... "Bueno, en Gabranth también... Pero confío más en él que en Skaeren", así que simplemente partí a la base ayer en la noche para llegar temprano. La vez pasada también fuimos, pero está vez tuve cuidado y fui en una carreta con poco peso. Así llegaría un poco más rápido, pero el tiempo era casi el mismo. Ayer fue un día ajetreado en el senado. Parecía que la búsqueda del ladrón de los cristales se había esfumado en lugar de aclararse... y todo fue culpa de la federación hume, quien metió las narices en donde no le llamaban. Ahora la búsqueda se complicó y todos parecían buscar culpables en lugar de respuestas. Aunque la mayoría apuntaba a Duesel como culpable, bastó con lo que dije para que empezaran a buscar otro sospechoso. Cómo dije antes, buscaban responsables, pero no respuestas. Cómo sea, ya para mi era historia antigua, puesto que ya había llegado a mi destino, el Bosque de Macalania. Cargaba a mis espaldas mi armadura de juez, ya que no quería que un accidente como el que pasó ese día vuelva a suceder por mi culpa sin tener capacidad de defender a los demás...Sabía el camino, pero sería largo. Tenía información que compartir con el lider de la familia Kaihi.

_________________
avatar
Juez Alraheim

Nivel : 80
Raza : Bangaa

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Duesel Hawkner el Miér Mar 02, 2016 5:45 pm

El entrenamiento iba viento en popa. Artorias pronto vino y también se unió al entrenamiento, lo que me daba un poco de alivio. Bowgan y Bulke fueron a otro lugar para entrenar y Kotsaru hizo lo mismo. Yo por mi parte, ya tenía una lección que impartir.
-Tan sólo espero que no os vayáis a quitar la armadura en combate para ir mas rápido. A éste ejercicio se le llama "Ejercicio de aguante" y creedme, ayuda mucho a saber cuál es vuestro límite. La próxima vez intentad hacerlo ustedes, dar un número de vueltas sin su armadura y luego darlas con ella. - Probar el aguante te daba tu límite, y superarlo te hacía más poderoso.
-Bien. Cómo muchos o pocos sabrán, cuando estuve en la guardia de Solde Ruetha me llamaban el "Escudo de Obsidiana", y eso no era por mi imán natural para las chicas. - Risas se escucharon por todo el pelotón. Era bueno tener algo de humor para ellos, después de todo lo que tuvieron que pasar. -La razón de ese apodo era mi destreza con el escudo. Un escudo es una herramienta para salvar una vida en peligro. Por supuesto, utilizas la espada para terminar el trabajo, pero el escudo es el que hace el trabajo. En cierto modo, el escudo es tu arma más poderosa y tu espada es su complemento. Les enseñaré a golpear con el escudo. ¡Eh, tu! - Le indiqué a uno de los novatos, un Bangaa que viniese. Este se acercó temerosamente al frente mío. -Atacame, pero sólo usando tu espada. Yo no me moveré de aquí. - El bangaa hizo una reverencia y cargó contra mí. Yo espere pacientemente hasta que la distancia me permitió hacer mi movimiento. La espada iría a hacrr un corte de frente y en ese instante, moví una de mis piernas un poco mas adelante para que con la otra estuviese en una posición de arco. Logré bloquear por completo el ataque del novato, sin movermr de mi lugar inicial. Estaba cerca ahora y aproveche de dar dos golpes con mi escudo. Uno de frente a su pecho y otro ascendente en su hocico. El bangaa terminó en el suelo, algo aturdido. Cuando recobró un poco el conocimiento, yo ya estaba apuntándole con mi espada.
-Cómo ven, sólo usé mi espada para terminar el trabajo. La mayor parte del trabajo la hizo mi escudo. - Acto seguido le di la mano al bangaa para que se levantara. Al parecer había aprendido mucho con sólo dos movimientos. -Bien. Ahora quiero que practiqueis con vuestro compañero a golpear con el escudo hasta que vuestro brazo se acostumbre a la tarea. - Estaban aprendiendo y eso me alegraba. Sólo restaba saber a que tan pie de la letra habían aprendido la lección...
avatar
Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Artorias el Miér Mar 02, 2016 6:49 pm

El entrenamiento se volvía más riguroso al pasar el tiempo, Duesel empezó su enseñanza con el escudo, algo que no me caería mal ya que llevaba un tiempo sin usarlo. Con una pequeña demostración de sus habilidades, dejó inconsciente a un novato que se animó a ayudarlo y de esta forma, nuestra práctica comenzó. Bulke y Bowgan seguían compitiendo entre ellos durante su entrenamiento por lo que tenía que entrenar con el resto de los aprendices. Pasamos el tiempo entrenando bajo la incandescente luz del sol, aprendiendo las técnicas del uso correcto del escudo. Duesel seguía supervisando y guiando a aquellos que hacían mal uso del escudo.

Habían pequeños lapsos de descanso, todo entrenamiento riguroso necesita su descanso momentáneo para no dañar o atrofiar algún músculo por aplicarle algún sobre esfuerzo. Duesel continuó el entrenamiento, aplicando ahora posiciones de defensas conjuntas mediante el uso con el escudo. Iban desde la más sencilla, la formación en Tortuga, hasta formaciones en Falanges  y punta de Diamante. Nuestro entrenamiento progresaba rápidamente, seguramente se debía a la buena voluntad de los soldados, por lo que quedaba esperar a Duesel para que explicase alguna nueva enseñanza.


Última edición por Artorias el Jue Mar 03, 2016 4:12 am, editado 1 vez
avatar
Artorias

Nivel : 20
Raza : Aegyl

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Juez Alraheim el Jue Mar 03, 2016 3:47 am



No debía faltar mucho para llegar. Irme en una carreta sencilla era la mejor manera de no llamar la atención, pero para que diese resultado, contraté una privada. La idea era ir lo más oculto posible para no llamar la atención, y una carreta común de carga sería perfecta para eso. Me pasé parte de la mañana y el día limpiando el heno de mis escamas, ropa y orejas y otro poco de tiempo en revisar mi nueva armadura. Pedí cosas nuevas para despistar a mis perseguidores y prácticamente todo el mundo conoce a mi espada, Antecesor. El viaje había quedado en el pasado y mis patas ahora sentían el césped del bosque y la escabrosa tierra. Me parece increíble que no haya visitado este bosque, pero no lo hacía por un buen motivo. No le di más vueltas mientras me adentraba más en el bosque, armado con mi Modelo Diclum, mi nueva espada "Sucesor", y con un poco de ojo vigía. Hace tiempo que no veía los parajes de este bosque, la coexistencia con sus criaturas del bosque y sin mencionar su permanencia. Casi mil años y los cambios son casi nulos.
- Ack, diablos. No debí distraerme de esa manera. - Dije al darme cuenta de que había pisado un cardo. La planta de las patas de un Bangaa es más dura que la de cualquier zapato, pero aún se siente dolor. Debería tener más cuidado y admirar el paisaje cuando esté quieto. Me puse mis googles para ocultar mi "mirada sin alma" y seguí caminando. Después de todo el camino a la base era bastante largo y además, debía estar alerta por si alguien me perseguía. Fue por desgracia que sentí pasos a mis espaldas y me hizo cambiar mi ruta actual a una un poco más alejada de la base. Fue suficiente para que pudiese ocultarme detrás de un árbol. Me quité mis googles para ver mejor al intruso que me estaba siguiendo. Pude ver, efectivamente a dos sujetos de armadura negra caminar juntos. Eran evidentemente los sujetos que me estaban persiguiendo.
- Ugggh... ¿Donde se habrá metido ese bangaa? A pesar de llevar cosas en la espalda es jodidamente rápido. - Se nota que hay personas que me subestiman. Estoy seguro de que esa era la voz de un antrolobo y al asomarme, evidentemente era un antrolobo.
- Bien, pues será mejor que empecemos a buscarle. O la bruja de Sakuya se pondrá furiosa. Está al borde de un ataque de histeria por atrapar a ese bangaa y si no se lo traemos se pondrá peor. - "Vaya, parece que tengo una muy loca animadora" Pensaba mientras veía a los dos sujetos alejarse. Retome mi camino un poco más seguro, pero sin bajar la guardia hasta que eventualmente llegué. La puerta la había fabricado yo, por lo que sabía como abrirla...

_________________
avatar
Juez Alraheim

Nivel : 80
Raza : Bangaa

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Duesel Hawkner el Jue Mar 03, 2016 4:49 am

La lección del "Escudo de Bronce" estaba saliendo tan bien como yo me esperaba. Al parecer, los novatos no tenían ni la más mínima idea de cómo usar su escudo y ya estaban comenzando el aprendizaje de su correcto uso. Aprendían tanto a parar golpes como a golpear directamente con él. Yo sabía también usar la espada, pero en mi caso, destacaba más en la defensa. Un guerrero debe tener conocimiento en el uso adecuado de las armas, pero un caballero debe conocer a la perfección cómo usar las armas para defender a los demás. Eso fue lo que Héctor me inculcó desde que entré a la guardia y es la que sigo llevando hasta ahora. Para mi nunca hubo sacrificios en batalla, sino esfuerzo extra. Era en ese entonces alguien al que no le gustaba sacrificar vidas, por muy decididas que estas sean a hacerlo. En ere entonces debía admitir que era bastante inocente, debido a que los combates no eran exactamente de vida o muerte. Sólo eran disturbios y cosas así. Por eso me extrañaba el hecho de que Héctor hubiese muerto en la situación en la que se encontraba... Era bastante ilógico... Pero tenía que admitir que la muerte de nuestro mentor nos unió a mi, Bulke y Edwards y nos convirtió en el trio de caballeros más poderosos de Solde Ruetha. Siempre pensaba que si nos viese ahora, estaría orgulloso. Pero ahora mismo no se que él pensaría. Mis pensamientos fueron interrumpidos en ese momento por el dúo dinámico, cómo lo llamaba yo. Querían mostrarme lo que habían logrado y yo vi pacientemente. El bangaa parecía emocionado, mientras que el antrolobo sólo quería no quedar en ridículo. Ignorando lo que el mundo exterior tenía que ofrecerme, simplemente me concentré en lo que los novatos hacían.
avatar
Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Artorias el Jue Mar 03, 2016 8:21 am

Muchos habían parado el entrenamiento a causa del cansancio, muchos excepto un par excepcional que no dudaban en seguir hasta que uno de ellos cayese. Su rivalidad estaba atrayendo la atención de todos, hasta la de Duesel por supuesto. No dudamos en acercarnos y ver el combate, el Bangaa presentaba un uso decente del escudo a diferencia del Antro-Lobo que parecía dificultarle el uso del escudo, su capacidad física era lo que lo mantenía parado aún. Los soldados alentaban a ambos combatientes, los Bangaas al Bangaa y los Antro-Lobos al Antro-Lobo, las demás razas se limitaban a silbar y animar a ambos.

Parecía un pequeño centro de apuestas de un circulo de combate, los observantes estaban eufóricos, alebrestados. No sería casualidad que hasta Bowgan, Bulke y Kotsaru se acercasen también a ver la conmoción. La batalla era reñida, ninguno de los dos quería salir derrotado, pero generalmente, las pequeñas rivalidades entre compañero pueden terminar mal. Seguramente era cuestión de tiempo en que uno de los dos cayese o que el propio Duesel detuviese el combate, no podía negar que el combate me parecía entretenido. De tal forma, que estaba escogiendo al Bangaa como favorito.
avatar
Artorias

Nivel : 20
Raza : Aegyl

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Juez Alraheim el Jue Mar 03, 2016 7:01 pm

Antes de abrir la puerta me aseguré de no haber dejado rastro y de que nadie me siguiese. Debía dejar una muy mínima huella de lo que había hecho, además de volver a ponerme los googles cuando haya terminado de revisar. Por supuesto debía ponerme mi armadura adentro. Cuando me aseguré de que no había peligro cerca, simplemente puse la esfera que abría la puerta. Entré sutilmente hasta la casona. Quería aprovechar y pasar a hablar con Duesel y Kotsaru, pero al parecer estaban entrenando. El marqués estaba dentro de la casa, asi que me puse mi armadura en mi habitación y me dirigí al lugar donde estaba. Según me dijeron, él estaba en la sala de juntas y fui hasta ahí sin ningún tipo de prisas. Mi nueva armadura lo confundió un poco, pero él supo que era yo.
- Muy buenos días, Marqués Pheone. - Me senté en la silla frente a el, mientras veía cómo dibujaba retozos en un mapa de Cetus.
- Buenos días, Juez Alraheim. Veo que ha llegado con bien aquí. No ha habido ningún incidente... ¿Verdad? - Quizás era por que conocía bastante bien a Pheone, pero sabía bien que él no se iría con rodeos. Siempre preocupado por los demás y nunca por él mismo.
- Ninguno que sea grave, Marqués. Y por su estado de ánimo, veo que usted también no ha tenido incidentes. -
- Nota muy bien las cosas, Juez Alraheim. - Ambos nos reímos un poco. Se notaba la felicidad de Pheone, ya que había encontrado al hijo que había perdido desde su nacimiento. Aún así, se le veía trabajando. Debe ser duro haber visto tantas personas frente a sus ojos. Cada vez que pienso en esas vidas desvanecerse, más ganas me dan de pedirle a Última el atacar nosotros solos a esos malnacidos. - Tengo bastantes motivos para estar contento. Además, me siento con bastante energía por salir adelante y ayudar en lo que sea que necesite. Sir Duesel ya me explicó todo. - Me alegraba que al menos estuviese informado. Esperaría aquí hasta que llegaran todos para compartir la información que tenía con ellos pero de momento, hablaría con el marqués.

_________________
avatar
Juez Alraheim

Nivel : 80
Raza : Bangaa

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Duesel Hawkner el Vie Mar 04, 2016 2:53 am

La batalla era reñida. El bangaa, al que todos vitoreaban como Zabbath, tenía una postura bastante ofensiva. Sus golpes con el escudo eran bastante rápidos. Admiraba eso, pero los golpes carecían de la potencia necesaria para noquear. En cuanto al antrolobo, Calcer, tenía una postura extremadamente defensiva. Nada pasaba por su escudo y podía parar cualquier golpe del bangaa. Pero me daba cuenta de una cosa. No atacaba. En su cara se veía una pasividad que no me agradaba, y no era por el hecho de que no contratacase, ya que tenía un millón de oportunidades. Ya tenía bastante con el espectáculo.
-¡Bien, se acabó! - Grité y entonces ambos hicieron un saludo militar al verme. -He visto ya bastante. Ahora quiero que ambos se enfren a mi. No quiero que se echen para atras, quiero que me traten como a cualquier enemigo. - Bastó una reverencia y un cambio de armas para que ambos se pusieran en guardia y como supuse, el bangaa fue el primero en arrojarse a la batalla. Era bastante agresivo, tanto con la espada como con el escudo, pero el problema que tenía era que es demasiado predecible. En cambio, el antrolobo se quedaba cerca, esperando para parar cada golpe que daba. Procuraba cubrir al bangaa de cada contraataque que pudiese hacer con mi escudo y parecía funcionarles. Pero un descuido de ambos hizo que el bangaa terminase en el suelo. Aún quedaba el antrolobo. Con el bangaa noqueado, sólo esperaba el ataque del antrolobo... Pero este no atacó. Siguió con una defensa impenetrable, pero sin contraatacar. Temía que no quisiera atacarme, así que decidí hacer una prueba. El bangaa se estaba moviendo, así que aproveché de tomarlo con una mano de los brazos y poniendo mi filo rúnico cerca de su cuello, lo amenace. Quería ver la reacción del antrolobo y por desgracia, hizo lo que me temía. Sin hacer ningún otro gesto bajó las armas y agachó la cabeza. Mi rostro se llenó de decepción, esperaba más de ellos, honestamente. Solté al bangaa y llevé mi filo rúnico a su funda. Respiré hondo, aún tenía que decirles sus virtudes y defectos.
-Zabbath. ¿No? Tu técnica es bastante alocada. Puedes dar tantos golpes cómo puedes y eso es admirable. Sin embargo, careces de la capacidad de pillar al enemigo desprevenido y al cabo del tiempo, tu patrón y tus movimientos se vuelven demasiado predecibles. Tienes que darte cuenta de que tienes que pillar al enemigo con la guardia baja, no esperar a que el la baje por accidente. -
-S-si, señor. Cómo usted diga, sir Duesel. - Mi entrenamiento podía no ser el más fácil, pero si he aprendido algo en todos estos años es que recalcando los defectos de los demás los hacía motivarse a eliminar esos defectos.
-Y en cuanto a ti, Calcer. Te diré directamente algo. Si no vas a aprovechar tus oportunidades, mas vale que te busques otro oficio. -
-¡P-Pero señor! - Lo interrumpí en el acto. Lo que más odio son las escusas en errores que son prácticamente visibles.
-Tuviste mas de siete oportunidades de herirme en ese combate y las dejaste pasar. Se que dolerá la verdad, pero si no quieres herir a nadie, mas vale que empiezes a buscar a los magos blancos. - Fui duro, pero tiene que aprender de que es él o su enemigo en combate. Suspiré y dije: -Bien, sigan practicando. Aún tienen bastante que aprender del arte del escudo. - En ese momento sólo pensaba en hablar con el antrolobo. Posiblemente lo motive a combatir.
avatar
Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Artorias el Lun Mar 07, 2016 9:45 am

Un duro regaño, pero si no agarraban escarmiento, seguramente terminarían muertos en el suelo en su primera batalla. El entrenamiento continuó, Duesel se apartó junto al Antro-Lobo llamado Calcer, seguramente para aconsejarlo en su forma de combate. Me acerqué al grupo con el que entrenaba Bulke y Bowgan, si quería progresar, tenía que ser con los experimentados.

Durante la ausencia de Duesel, Bulke aprovechó de tomar el control del entrenamiento, ahora pasaba de ser una práctica rigurosa a algo más práctico. Bulke dividió nos dividió en dos grupos para realizar un simulacro de ataque y defensa, o visto de otro modo, una partida de dominación. Bulke se incorporó al grupo de defensa mientras que Bowgan y yo nos unimos al grupo de ataque. El día transcurrió y nuestro simulacro se desarrolló de forma excelente, los soldados estaban exhaustos pero animados. Seguramente no habían tenido tanta práctica desde su alistamiento como soldados. Mi cuerpo estaba agotado, apenas podía quedarme en pie. Pero Bulke seguía gritándonos y pidiéndonos más física.

"Cada vez que alcanzamos nuestro límite, debemos esforzarnos un poco más para poder crear un nuevo límite el cual superar." - Pensaba mientras recobraba el aliento.

El día se oscurecía de forma prematura, debido a una nube gris que cruzaba el horizonte, pequeñas gotas caían y nuestros rostros tocaban. Una lluvia suave comenzó a caer durante nuestro entrenamiento, su rocío refrescaba nuestros acalorados cuerpos a la vez que embarraba el suelo que pisábamos. Nuestro entrenamiento sería más riguroso con un suelo en el cual no se podría afincar. Aunque, a pesar de ellos, continuamos practicando con el escudo, Duesel nos quería en forma y Bulke nos quería ver llorar del dolor.
avatar
Artorias

Nivel : 20
Raza : Aegyl

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Juez Alraheim el Mar Mar 08, 2016 4:18 am

Yo y el marqués conversamos de varios temas al pasar el día. Algunos de ellos queríamos retomar desde hace mucho tiempo, pero nunca se presentó la oportunidad. Comenzaba a sentirme a gusto una vez más y con los sueños que estaba teniendo prácticamente ya tenía bastante. Estaba cansado de que mi pasado me atormentase, y era algo que decidí ponerle basta de una vez por todas. Estaba cansado ya de que mi pasado me atormentase y no me dejara tomar las decisiones que quiero tomar. Luego de hablar con en marqués, deambule por la casa, buscando cosas de mi pasado. No hubo mucho que encontrar, puesto que lo que más había eran pinturas, y muchas de ellas estaban en un estado tan deplorable que no se sabía quien estaba en ellas, salvo yo. Sin muchas opciones, me aproximé a mi habitación. Me quité el casco y la armadura y me recosté en la cama. No sabría decir si lo que sentía era cansancio o no. Tal vez era impotencia, o posiblemente sea rabia contenida, pero para mi era bastante injusto que después de todo lo que los anteriores jueces, concejales y yo hicimos para traer paz a cetus, tengan que venir esta clase de personas y que arruinen todo de la manera en la que estan haciendo ahora. Mientras me ahogaba en ese tipo de lagunas mentales, caí en algo. Posiblemente todo esto haya tenido que ver con ese antiguo reporte de Duesel que de seguro debo de tener en algún lugar de mi escritorio, entre todo el paleleo sin revisar. Pensaba en ver todo lo que sucedía afuera, por la terraza y mientras veía todo desde lo alto, podía ver la resistencia que ha tenido este lugar a pesar de los años. Casi me daba nostalgia, pero si por algo vine aquí fue para ver el exterior y poder admirar los susodichos entrenamientos. Despues de todo, las personas que están aquí protegerán este lugar con sus vidas y la verdad es que me gustaría ver cómo son. Dentro de todo ese cúmulo de guerreros, pude divisar a alguien de armadura verde musgo, llevaba un casco del mismo color y una enorme lanza. "Ese sujeto me parece familiar", decía mientras trataba de mirarlo. Me frenó el darme cuenta de que me había quitado la armadura y lo único que tenía puesto era sólo mi ropa interior, y en mi posición me arriesgaba a ser visto. Me metí rápidamente adentro. "Bah, serán imaginaciones mías." Dije mientras me metí a la casa y me puse mi armadura. Iría a esperar en la sala de juntas cuando un ruido me llamó la atención. Había comenzado a llover.

_________________
avatar
Juez Alraheim

Nivel : 80
Raza : Bangaa

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Duesel Hawkner el Mar Mar 08, 2016 4:54 am

Pensaba en hablar con Calcer, pero creí que sería mejor darle un tiempo primero para que tome sus decisiones. Todo en este mundo tiene un motivo y yo creo que él tenía un motivo para escoger ése camino con esa vocación  y para mi, no era correcto meterme de lleno en esos asuntos tan personales. Me tocó ver cómo Bulke convertía el entrenamiento en un completo calvario, algo que no aprovaba al cien por ciento, pero si para él funcionaba, yo no me iría a meter. Ellos ya han estado en batallas, pero se nota que ninguno de los de éste pelotón han conocido tan bien a Bulke como para saber que hacer contra él. Sentía bastante pena por ellos, sólo espero no tener que frenar cuando tengamos la charla con Kotsaru y los otros. Podía sentir el calor de la batalla y realmente quería participar en ella, pero debía vigilar a...
-¿¡Calcer!? - Por increíble que pareciera, el antrolobo se me escapó de la vista. "Diablos. Ésto me gano por distraerme.", pensaba mientras buscaba por todos lados al antrolobo. Después de un poco de tiempo lo encontré en la plaza, junto a uno de los árboles del centro. Me aliviaba que no hubiese dejado el área, pero también me asombraba el que se hubiese movido sin hacer ruido. El tiempo pasó y la lluvia empapó todo a su paso, incluyéndome a mi y a Calcer. Aun así, con toda el agua que caía, seguía viendo un colgante que tenía en su cuello.
-Buenas. - Calcer parecía sorprendido de dos cosas. De lo cerca que estaba de él, y de la lluvia que caía. Aún así no perdía nada con hablarle. Realmente quería saber el motivo de su pasividad en combate.
avatar
Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Artorias el Mar Mar 08, 2016 8:43 am

Polvo al polvo, y en polvo habíamos quedado al final del entrenamiento. La lluvia asentaba bien para calmar el cuerpo, pero demasiado frío podía contraer los músculos por el cambio rápido de temperatura, por lo que terminé con el entrenamiento por el día, aprovechando lo que quedaba de él para echarme un baño y quitarme el agua.

Duesel seguía ocupado con el Antro-Lobo, Bulke seguía ocupado con los soldados, Bowgan había desaparecido de mi vista y Kotsaru... Kotsaru andaba por ahí haciendo 'cosas de magos'. Parecía como un día normal y corriente en un Cuartel o una Academia de aprendices, una especie de día normal y corriente, por ello sentí que debía distraerme un poco también, así que esperé a que la lluvia desapareciese para salir y dar una vuelta de reconocimiento fuera de la Base. Seguramente el perímetro estaba resguardado, pero sentía las ganas de estirar las piernas para liberar parte del esfuerzo que les había exigido el día de hoy. Sería una caminata algo solitaria, así que me llevé algunas cosas para no sentirme tan solo, como por ejemplo mi espada, algunas túnicas ligeras y una peculiar caja mágica de música que había comprado en Mysidia. Con los sucesos ocurridos no había tenido oportunidad de probarla, pero ahora, nada me impedía escucharla durante mi caminada.

:Caja Musical:


Según el vendedor de objetos extraños y exóticos, la caja crea música a partir del último instrumento musical pensado, y casualmente, lo último que recuerdo haber visto en la posada, fue un piano.

"Que instrumento más peculiar." - Dije al escuchar su música.

Vagué por los alrededores de la Base, reconociendo el terreno y buscando algún animal que pudiese darnos un banquete para la noche, por lo que seguí caminando prácticamente a solas hasta que llegase la oscuridad de la noche.
avatar
Artorias

Nivel : 20
Raza : Aegyl

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Juez Alraheim el Mar Mar 08, 2016 6:55 pm

No tomó mucho tiempo el ponerme el traje de artillero. Aún faltaba día y medio para que los demás terminaran su entrenamiento y yo no tenía mucho más que hacer. Quería salir un momento y respirar el aire desde fuera y de paso, ver cómo era el misterioso entrenador. Parecía ser un veterano en lo que hacía y quería ver que tan bueno era y por supuesto, conocerlo mejor. Estaba seguro de haberlo visto en algún lugar, pero no sabía en donde. Bajé al segundo piso y me encontré a un Bowgan empapado y cansado, tratando de secarse las orejas y el pelaje. La escena podría considerarse tierna, pero no me reí. El antrolobo fulgor me vio y se acercó a mí.
- ¿Ju-juez Alraheim? - Dijo, con su característico tartamudeo y su evidente timidez.
- Buenas tardes, Bowgan. - El antrolobo era un ser bastante hábil, pero se le notaba más tenso que la última vez que lo vi.
- Hehe, tu-tuve que adivinar. Aunque no es mu-muy común ver ba-bangaas artilleros muy cerca. - Al parecer, muy pocos Bangaas siguen el camino de la larga distancia y prefieren ir directos al grano. Pensaba de momentos que las viejas costumbres se empezaban a perder. Realmente era algo lamentable.
- Se te ve... Bastante tenso. ¿Ocurrió algo? - Fui con la pregunta directo al grano. Nadie está tenso por que si, siempre hay motivos. Y cómo esperaba, Bowgan bajó la cabeza, dándome la razón.
- Si te soy sincero. O-odio toda esta atención. Los demás me tratan co-como a un pri-príncipe y mi padre no me de-deja de seguir. Aprecio to-todo lo que hacen por mí, pe-pero me hacen sentir muy i-incómodo. - Más o menos cómo en mi primer día cómo juez. Fue todo tan repentino y el respeto que todo el mundo me expresaba... Pues, digamos que me compadezco del pobre Bowgan.
- Bueno, también puedes verlo de éste modo. Pheone perdió a su esposa y a dos de sus hijos. Tú eres la única persona con la que puede compensar esos errores. Deberías dejarte adorar, al menos por él. - Pheone ha sufrido bastante. Uno de sus hijos desapareció y el otro fue quemado ante sus ojos. Posiblemente haya sido un hombre destrozado por la guerra y Bowgan es el único ser que puede calmar esa tristeza de su corazón.
- Y-yo... No había pensado en eso. S-supongo que puedo intentarlo. -
- Me alegra oir eso. - Y diciendo eso, separamos caminos. Bowgan se dirigió al tercer piso y yo iba de lleno al primer piso.

_________________
avatar
Juez Alraheim

Nivel : 80
Raza : Bangaa

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Duesel Hawkner el Miér Mar 09, 2016 3:30 am

En poco tiempo, Calcer pasó de sorprendido a muy callado y sin dirigirme la palabra, entró a la casa. La gabardina de cuero que traía debajo de mi traje se estaba empapando y ponía mas peso. Me urgió quitarme la ropa mojada y ponerme algo más seco, pero preferí hablar con el antrolobo, motivo por el que me dirigí una vez más hacía la casona. Hacía falta la charla, y me sentía responsable por dársela. Al final encontré al antrolobo, sentado en la entrada, mirando una vez más ese anmuleto que llevaba en el cuello.
-¿Quieres hablar? - Una vez más, el antrolobo se alteró, pero ésta vez me senté en el suelo junto a él. Empezaba a hacer un poco de frío, ya que el sol no estaba sobre nuestras cabezas, y la lluvia parecía no amainar, pero realmente quería hablar con él.
-Sir Duesel, lamento haber huido señor. Sólo quería pensar lo que me dijo usted. - Al parecer, Calcer quería tomarse las cosas en serio, y yo estaba listo para aconsejarle.
-Bien, me tomó por sorpresa que no me contratacaras. La verdad es que si tú y Zabbath hubiesen cooperado y hubiesen atacado bien, posiblemente estaría mordiendo el polvo en el suelo. - No bromeaba, ambos tienen técnicas de combate únicas y ambos cubren bastante bien las debilidades del otro, pero ambos tienen defectos que el otro no puede cubrir.
-Lo sé. Pero... - Parecía que había otro motivo por el que Calcer no quería atacar a los demás, y estaba a punto de averiguarlo. -Soy un inútil en la magia. Pensaba en ayudar de forma mágica pero no puedo usar ni una simple esfera. Por eso pensé... - Vi cómo tomaba con fuerza el colgante que poseía. -En ser cómo mi padre.
-¿Tu padre? Al parecer debió ser alguien bueno si quieres llegar a ser cómo él. - Calcer comenzó a cambiar un poco el humor y mostrarse emocionado.
-Mi padre era una leyenda con el escudo. Lograba ganar sus batallas sin emitir un contraataque o herir a alguien. Decía que cada vida era sagrada y que debía respetarse, tal cómo nosotros lo hacemos con los demás. Era mi heroe, pero cuando mi madre y yo huimos del castillo del marqués, mi padre se quedó a defender la entrada. Lo último que vi de él, fue que lo rodearon y lo hirieron. Lo vi... inmóvil en el suelo. - Toqué una herida bastante profunda, pero para alguien que está en la linea frontal siempre, la verdad es que ver tanto a tus camaradas cómo a tus familiares morir en la linea frontal se vuelve algo que tienes que aprender a superar. Cerré los ojos y pude sentir el frío en mi cuerpo. Ambos estabamos absolutamente calados, pero debía entrenar a éste antrolobo. Es más, tenía el deber de hacerlo.
-A todos nos llega la hora tarde o temprano. Tu padre pudo elegir contratacar y defenderse a la vez. El no hacerlo no es ningún tipo de debilidad, pero errores como esos te pueden costar la vida, Calcer. No te pido herir, sólo te pido reaccionae para poder entrenarte como es debido. Si lo logras, puedes tener bastante éxito en lo que tu padre falló. Sólo te pido que me dejes entrenarte, eso es todo. - El antrolobo me quedó mirando y con un movimiento en la cabeza, zanjamos el entrenamiento. -Ahora ve a secarte esas prendas. - Y él en el acto salió a cambiarse de ropa. Yo debía hacer lo mismo y aprovecharía de ducharme. Al subir al segundo piso, pude ver a un bangaa en traje de artillero bajando las escaleras, el cuál me resultaba bastante familiar.
-¿Juez Alraheim? -
avatar
Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Artorias el Miér Mar 09, 2016 6:59 am

:Caja Musical:


Seguía explorando la espesura, como siempre, su belleza era acompañado con su inseguridad. Cada paso mostraba un paraje observable a la vez que servía de guarida para un centenar de bestias. Aunque no debía preocuparme si mi intención no era molestarlos. La lluvia seguía cayendo en forma de rocío sobre los grandes árboles. Debía ocultarme debajo de uno de ellos.

"¿Esta lluvia no piensa parar en algún momento?." - Decía mientras quitaba el agua de mi cara.

La lluvia se hacia más fuerte a la vez que aminoraba, no me iría a mover de ahí por un tiempo, por lo que recogí las ramas cercanas más secas para encenderlas y hacer una pequeña fogata. La fogata me mantendría caliente y la Caja Musical distraído. La canción emitida por la Caja me dejó somnoliento, cayendo en un ligero sueño. El tiempo pasó hasta despertar a causa del crujir de las ramas, las cuales habían sido pisadas por un animal salvaje y no por la fogata que había preparado. Era un jabalí grande, al verme, salió corriendo despavorido.

"La cena de esta noche está resuelta." - Pensé al comenzar la persecución.
avatar
Artorias

Nivel : 20
Raza : Aegyl

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Juez Alraheim el Jue Mar 10, 2016 4:22 am

Al bajar al primer piso, me encontré con Duesel. El hombre estaba empapado en agua y parecía que estaba estilando. Así que sólo salude con la mano y bajé las escaleras. Me dirigí a la entrada y a pesar de estar lloviendo y odiar que el agua se meta entre mis escamas, salí por las sombras de la montaña hueca, terminandome sentado en una de las rocas cercanas. El entrenamiento estaba terminado y yo estaba interesado en ver quien era ese extraño guerrero, pero para mi desgracia, él no se quitó el casco nunca. Supongo que no entraría de nuevo, y ya que estaba afuera, prefería hacer otra cosa. Sin muchas opciones, me dirigí a una de las cuevas, principalmente para refugiarme de la lluvia y pensar un poco. Para mi era extraño que hasta el día de hoy mi pasado sea bastante... vacío. Inclusive los recuerdos de mi vieja base eran bastante menores y me imaginaba que mi cerebro los borró para que no hicieran repercusiones en mí. Recordar a la gente que conocía... dolía mucho. Son personas a las que no volveré a ver nunca más. Siempre me decía que el pasado es el pasado, pero estas lluvias me recordaban a las noches de póquer o esas conversaciones grupales que duraban hasta la noche. Para mi, esos momentos valían la pena, y esa era una de las razones por las que odiaba estar en el senado. El senado era frío y aburrido. Aunque tiene que ver con mi trabajo, siempre me termino colando de ahí debido a que no soporto al consejo. A pesar de estar por sobre ellos, de todos modos lo odio.
- Las personas siempre piensan que mi vida es fabulosa... Heh. Si conocieran un poco... - Aunque lo que decía, lo hacía para mi mismo, algo me interrumpió, embistiendome de lleno por la espalda, pero antes de ver que era, salió despavorido. "Que demo... Eso parecía un jabalí..." Le reste bastante importancia, debido a que era una criatura de la naturaleza. Simplemente seguí pensando. Era lo único que me quedaba en estos momentos.

_________________
avatar
Juez Alraheim

Nivel : 80
Raza : Bangaa

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Duesel Hawkner el Jue Mar 10, 2016 5:24 am

Estaba seguro de que era el Juez Alraheim, pero éste sólo sonrió y se fue. Me venía bien a mi, puesto que podría ducharme y quitarme ésta sensación de mojado más rápido. Ésta vez, decidí usar las duchas públicas que disponía la casona. Solía usar un baño privaeo para estas cosas menores, pero en éste caso, prefería dejarle eso a las mujeres y terminar yo rápido que seguir abusando de la amabilidad de Kotsaru. Fui por ropa limpia para ponerme y encontré una camiseta y una bermuda que había comprado en mi último viaje a Ashal con Bowgan, aunque para mi vista era más un traje de baño, pero solían usarlo los hombres ahí. Lo dejé adentro, en las bancas y me quité la ropa mojada. Me gusta bastante tomar las duchas frias, te despejaban la mente con mayor rapidez que el agua caliente y además, te ayudan a resistir las enfermedades, ya que te da mas resistencia al frío y te ayuda a resistir más tiempo en combate cuando el campo de batalla se torna lluvioso. Unos minutos despues empecé a escuchar ruidos, y una palmada bastante fuerte en la espalda me indicaron que el entrenamiento había terminado. A mi lado estaba Bulke, usando la ducha de al lado y en poco tiempo, el lugar se llenó de reclutas, algunos duchandose y otros esperando su turno. Me recordaba bastante esto a las tardes en la academia. Bulke contaba tan bien sus chistes que siempre se le olvidaba que estaba en la ducha y terminaba tragando un buen sorbo de agua de la ducha. Terminé bastante rápido, ya que fui el primero en llegar. Me seque, vestí, tomé con cuidado la ropa para no mojarme y salí descalzo, debido a que olvidé llevar mis sandalias conmigo. El camino no sería tan tortuoso, pero me aseguré de llevar mi ropa a que se lavase. Me pasé unos minutos en lavar la ropa y la armadura para ponerlas a secar y luego me dirigí a mi habitación a tomar una siesta para luego ir a la sala de juntas. Había sido un día largo y estaba bastante molido...
avatar
Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Artorias el Jue Mar 10, 2016 6:34 am

:Caja Musical:


Ahí estaba, corriendo, saltando obstáculos, atravesando la maleza mientras perseguía aquel Jabalí, su abundante carne serviría de alimento para un gran número de soldados. Por suerte no iba tan pesado, lo cual me permitía correr un poco más rápido y mantener el jabalí en mi vista. La persecución me condujo a la entrada de una de las cuevas cercanas a la Base, y al verlo entrar en dicha cueva en busca de refugio no tuve más opción que entrar detrás de él. Saltaba rocas, bajaba, subía y el Jabalí se alejaba cada vez más, hasta que en cierto punto alejado, pude observar como si se había detenido a descansar, por lo que me acerqué cautelosamente con la intención de capturarlo de un solo brinco. Salté y caí encima de él, pero para mi sorpresa, el Jabalí estaba frente mio, el cual no dudó en echarse a correr nuevamente al verme.

"¿A Quien diablos capturé entonces?.... ¿¿¡¡Alraheim!!??." - Mencioné sorprendido a la vez que me alzaba para continuar con la persecución.

Continué con la carrera detrás del Jabalí a la vez que gritaba mi disculpa al pobre Bangaa al cual había caído encima, tenía un parecido único con Alraheim, pero no me había quedado a charlar para descubrirlo. Al final terminamos corriendo dentro de la Base, recorriendo los campos de agricultura, corriendo cerca de la Casona hasta llegar al centro de la Base donde el pobre Jabalí terminó arrinconándose cerca de los muros, dejándolo a merced ante mí y el calderón al cual iría a parar.

"La cena está servida." - Dije mientras me acercaba lentamente a él y desenfundaba mi espada.
avatar
Artorias

Nivel : 20
Raza : Aegyl

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Juez Alraheim el Jue Mar 10, 2016 7:30 pm

La aparición de un jabalí no me parecía para nada extraña. Lo extraño es que corriese tan rápido y con tanto miedo. "Es cómo si estuviese siendo perseguido por algo, o alguien." Y mis sospechas no eran infundadas, debido a que alguien chocó de espaldas conmigo. Su ropa o armadura empapada en la lluvia me dio una fría ducha y un dolor en las escamas, sin mencionar que mi ropa terminó empapada a pesar de mis esfuerzos por mantenerla seca. No sabía quien era el sujeto que me estaba tomando por la espalda, pero escuchar que dijo mi nombre me sorprendió. "Espera... ¿¡Cómo el...!?" Pero antes de terminar ese pensamiento, el sujeto huyó tras el jabalí y en su huida pude oir el rasgado de una tela. Me asustó ese sonido, ya que este traje era un regalo de la familia de artilleros Razum, un traje que usaba como símbolo de amistad y también una pantalla para ocultar mi identidad. Al ver mejor mi ropa, pude observar que mis pantalones habían sido rasgados. Puse mis googles en mi cuello y decidí buscar al responsable del hecho y lo encontré. Estaba acorralando a un jabalí en una área de la montaña hueca y por supuesto, yo. No iría a dejar que se saliese con la suya después de lo que hizo con mi traje, así que cargué una bala de cañón en mi modelo diclum y disparé a discreción entre el sujeto y el jabalí, el cuál salió por los aires y huyó aturdido, sólo para quedar inconsciente embistiendo una pared mientras estaba aturdido. Por mi parte, yo sólo deseaba ver sangre correr. Estaba extremadamente furioso con el que le había hecho esto a mi pantalla.
- Tengo que admitir que estoy asombrado con el que me reconocieses, usando mi pantalla. - En ese entonces lo miré a los ojos, los ojos que decían las demás personas no expresaban emociones o vida dentro de ellos. Lo bueno que tenían esos ojos es que eran muy buenos para asustar. - Pero rompiste mi pantalla y un regalo importante de una familia de artilleros. Así que tú me dirás cómo pagarlo. - Sólo esperaba no asustarlo lo suficiente para que se quedara paralizado del miedo

_________________
avatar
Juez Alraheim

Nivel : 80
Raza : Bangaa

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.