Final Fantasy, La era de la Luz
Bienvenido a Cetus,
El lugar donde se desenvuelve Final Fantasy: La era de la Luz.

Si deseas registrarte no olvides leer las reglas obligatorias en el subforo "Centro de Leyes" y luego crear tu personaje en el subforo "Ficha de Personaje" guiandote de la ficha modelo.

Que disfrutes tu estadia.
Afiliados Élite (32/40)
Hermanos (02/05)
Directorio (02/10)

© HARDROCK
Últimos temas
» La Pluma y la Ficción [Cambio de botón - Normal]
Lun Mayo 23, 2016 6:33 pm por Invitado

» Jormungand Boarding School [Afiliación-normal]
Sáb Abr 23, 2016 6:52 pm por Invitado

» Accademia Di Cielo || Afiliación {Élite}
Sáb Abr 23, 2016 2:57 am por Invitado

» Hiccup Hofferson
Vie Abr 22, 2016 7:59 pm por Juez Alraheim

» Sailor Moon Crystal - Afiliación Élite -
Miér Abr 20, 2016 5:29 pm por Invitado

» Ficha de Adinal Sanát
Mar Abr 19, 2016 6:01 pm por Juez Alraheim

» Ritz Astori
Mar Abr 19, 2016 3:19 am por Juez Alraheim

» Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]
Jue Abr 14, 2016 3:06 am por Juez Alraheim

» Fire Emblem: The Liberation Wars [Afiliación normal]
Mar Abr 12, 2016 11:47 pm por Invitado

» — Hopes and Dreams { Normal }
Lun Abr 04, 2016 10:48 pm por Invitado


En busca del Hombre Rojo [2/2] [CERRADO]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

En busca del Hombre Rojo [2/2] [CERRADO]

Mensaje por Amalia Abagnale el Dom Nov 15, 2015 12:36 am

Aunque llevaba un par de años como soldado de la república, aún no había hecho nada emocionante. Mi labor se limitaba a recorrer las calles de la ciudad y resguardar el orden, lo cual traducido era, detener ladrones y rencillas de bar. No me molestaba lo que hacía, pero no podía aspirar a más por culpa de uno de los hijos de los capitanes, no le pareció haberlo dejado en vergüenza de todos siendo una mujer.

Al terminar mi ronda, me dirigí a las barracas, en donde el capitán de turno me pidió que fuera a verlo dentro de unos minutos. Una vez en su oficina, me encontré junto a otro hombre y el capitán.

- Soldado Amalia Abagnale reportándose, capitán. – mi posición era firme.
- Descanse soldado. –

El hombre sentado a un costado del lugar me examinó con la mirada de pies a cabeza. Me sentía incomoda con su presencia y no tenía idea de que es lo que hacía yo en ese lugar.

- Como le comentaba antes, La soldado Abagnale esta capacitada para esta misión, fue la mejor es su graduación, pero por cosas del destino, su oponente era hijo de alguien influyente y ahora recorre las calles imponiendo orden y resguardando a la ciudadanía. – El capitán me miraba sonriendo.
- Si no fuese porque esas palabras salen de su boca, no creería lo que dice, pues su apariencia se ve frágil. – el hombre prendía un cigarro mientras me miraba despectivamente.
- Soldado Abagnale, tenemos una misión para ud, debe encontrar a un hombre llamado Duesel Hawkner. Debes traerlo aquí a como dé lugar, de manera discreta. Requerimos de sus servicios, pero es algo escurridizo. El último avistamiento que tuvimos de él fue en el Gran puerto de Bafolheim. Debes partir a la brevedad. Como dato extra, quizás posea una armadura roja. –

Dicho eso salí del lugar y me dirigí a las barracas a prepararme para el viaje, al fin después de ese incidente podría hacer algo importante, por lo que no perdería esta oportunidad. Escribí una nota para mi hermana y la dejé en el buzón, así el día de mañana no vendría en vano a verme.

Una vez en la estación, tome el carruaje de chocobos hacia el Puerto, saque de mi bolsa un anillo y me coloque en el dedo. El viaje tomo unos días, pero al fin había llegado al puerto. Abrí un mapa y me dirigí al bar del lugar, quizás podría estar allí bebiendo. No tenía idea de quien era este tipo y para que lo querían, pero debía cumplir esta misión para poder hacer más grande que recorrer la ciudad.


Equipo y Esferas:
Arma: Espada Corta
Escudo: Escutcheon
Esferas de Habilidades:
•Primeros Auxilios: El usuario se recupera de los estados "Veneno" y "Ceguera". [1 vez]
•Alta Reacción: Se induce a sí mismo el estado "Coraza" si tiene equipado un escudo. [1 vez]


Última edición por Amalia Abagnale el Dom Nov 15, 2015 2:39 am, editado 1 vez
avatar
Amalia Abagnale

Nivel : 18
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En busca del Hombre Rojo [2/2] [CERRADO]

Mensaje por Duesel Hawkner el Dom Nov 15, 2015 1:18 am

El puerto del Balfoheim era uno de esos lugares en los que perfectamente te podías meter en problemas por cualquier cosa, y yo no era la excepción a la regla. Cuando solía ser un caballero de Solde Ruetha, por accidente volqué una carreta de mercancías, lo que logró que los mercaderes no me mirarán con buen ojo. Hoy era el día en el que mi informante me daría más paraderos, y como usualmente debía hacer, debía invitarle un par de tragos para que soltará información. El lugar en que debíamos juntarnos no había cambiado: La sirena Escarlata, el símbolo de cualquier trotamundos al llegar a Balfoheim. Al llegar, logre divisar al tabernero, una viera camarera que guardaba los vasos y un antrolobo, muerto de ebriedad. "Si, el mismo lugar apacible", pensé. Me senté en el pequeño taburete de la barra de bebidas y exclame:

-Dame lo menos fuerte que tengas Richards. Hoy quiero permanecer sobrio. - Y el tabernero, un viejo Aegyl de alas arrugadas y pelo canoso me contestó: - ¡Duesel, hombre! Han pasado dias, creí que habías muerto. - Dijo, a lo cual, respondí con una pequeña risa. Richards dejó un pequeño vaso con un líquido transparente y yo lo bebí sin siquiera mirar o saborearlo. Con un poco más de animos, entablamos una conversación que duró unos 15 minutos. Los sufucuentes para que Richards me mantuviese al tanto de los incidentes de Balfoheim. Tal parece que una banda de ladrones andaba suelta por las calles de Balfoheim, y que estos eran escurridizos, aún para los guardias de Balfoheim. Era una pena, incluso pensé que hubiese sido posible que le hubiesen robado a mi informante, pero antes de preguntarle sobre el, presencié el primer incidente del día: El antrolobo de antes, había tomado con sus garras a la viera camarera, cual pervertido intenta revolcarse con lo primero que vé. Richards estaba a punto de levantarse para intervenir, pero yo me levanté y le dije:

-Déjame esto a mi Richards, yo me encargo. - Mientras me levantaba, veía como la viera trataba de quitarse al antrolobo de encima. Saqué la espada de mi vaina, la clave entre el antrolobo y la viera para que la soltase y le dije a la viera que se fuese. Entonces le dí una advertencia al ebrio:
-Ya ni siquiera puedes con tu peso, mejor vete a casa antes de que causes mas estragos... - Dije mientras giraba mi espada hacia mi vaina y la guardaba. -... o me veré forzado a intervenir. - En ese entonces me distraje cuando alguien entraba al bar, abriendo lentamente la puerta...
avatar
Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En busca del Hombre Rojo [2/2] [CERRADO]

Mensaje por Amalia Abagnale el Dom Nov 15, 2015 2:34 am

Había llegado a mi destino, La sirena Escarlata, la recordaba muy bien, fue al primer lugar que llegué a pedir información junto con él cuando me fugué de casa para evadir aquella vida impuesta por mis padres, una vida que por mi culpa mi hermana menor estaba viviendo por mí. Debí haberme doblegado ante ellos, así aun seguiría con él con vida. Levante mi mano izquierda y vi el anillo en mi dedo.

“Te extraño”

Mi mente fue interrumpida por el ruido proveniente dentro del bar. Al parecer nada había cambiado en este lugar, un día sin incidente era muy raro. Los soldados que se encontraban en frente del lugar seguían parados allí, sin hacer caso de lo ocurría dentro, era de lo más común, para todos los que vivían aquí en realidad. Entre lentamente al lugar, no quería toparme con un vaso sobre mi cabeza. Al entrar lo primero que vi fue una armadura roja, lo había encontrado sin mucho trabajo, ya había dado el primer paso en mi misión. Detrás del hombre de armadura roja había un antrolobo dispuesto para atacarlo, mi espada estaba en mi pierna bajo mi vestido, demoraría mucho para hacer algo, así que tome un vaso y lo lance a la cabeza del can, dando en el blanco. Una vez en suelo, caí en que no había sido para nada discreta. Seguí mi camino hacia la barra.

- Atacar por la espalda es de cobardes y débiles. – Dije mientras me sentaba. – Un vaso con agua por favor.

Me sentía nerviosa, mi actuar podía delatarme y no sabía cómo era la persona a la cual tenía a un lado. Traté de pensar en otra cosa, pero me sentía algo mal, pues todo en esta ciudad puerto me recordaba a esa persona. Al llegar mi pedido mire al cantinero, el mismo de hace años atrás, esperaba no me reconociera, yo había cambiado, mi rostro era al más maduro y mi cabello mucho más largo y mi vestimenta era otra, mucho más bajo perfil.

- Sabe de algún lugar en donde pueda pasar unos días? – Tenía planeado descansar después de llegar, pero al encontrar mi objetivo de inmediato haría de ellos algo imposible.

Me preguntaba qué tipo de hombre sería, se veía que era alguien llamativo, no por su armadura, sino por el problema en que lo había conocido. Todo él tenía aspecto de ser alguien valioso, por algo el capitán lo mandó a buscar. Me preguntó porque no mandar soldados, si él también era uno. De que estaría escondido al ser alguien “escurridizo,” para que lo quisieran en Solden Ruetha. Era todo muy extraño.
avatar
Amalia Abagnale

Nivel : 18
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En busca del Hombre Rojo [2/2] [CERRADO]

Mensaje por Duesel Hawkner el Dom Nov 15, 2015 5:27 am

Apenas veo abrirse la puerta, veo a una chica, por no decir niña, de cabellos flameantes, que, nada más entrar, toma un vaso y se lo arroja en la cara al lupino que me quería atacar a traición por la espalda. No me tomó ni medio segundo darme cuenta de lo que estaba pasando, pero lejos de esperar la usual reacción que tienen los soldados de Solde Ruetha, ella se sentó en el bar y pidió un vaso de agua. Esa reacción me dejo boquiabierto, pero yo también decidí no decir nada al respecto. Me volví a sentar y le dije a Richards: -Dame lo mismo que pidió ella. - Le dije mientras el fue a llenar el vaso. Examine a la chica, parecía, a simple vista, no ser la gran cosa, pero mis años de experiencia me enseñaron a no juzgar un libro por su portada, y sus reflejos me dejaron muy bien en claro que no era una debilucha. Se que iría a meter la pata, como siempre, pero soy incapaz de dañar a una mujer, en especial tan joven como ella, asi que empecé lentamente a sacarle información...
-Así que eres una Soldado, alguien tan joven como tu debe tener una destreza impresionante. Te lo advierto ahora, lo que sea que te ordenaron desiste ahora. - Le dije mientras jugueteaba con el vaso. Di un enorme respiro y prosegui: -Ya les he dejado en claro a tus generales que no estoy interesado... al menos no hasta que terminé de buscar... - Mi voz se tornó débil cuando llegué a esa frase y me detuve. Exclamé luego:
-Mira niña, de seguro tu no sabes lo que es perder a un ser amado y quedarte en esa tristeza y rabia de saber por qué no pudiste estar ahi. Ahora que se que sigue bien, no puedo desertar ahora. - Mi voz retomó su firmeza en el instante en el que Richards volvio con los vasos de agua. Lo tomé sin mirar el fondo y exclamé:
-Pero si aún quieres continuar, no voy a detenerte. -Dije mientras volvía a mirar a la mesa. Los soldados que me descubrían atacaban primero y preguntaban después... deseaba que ella no fuese así.
avatar
Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En busca del Hombre Rojo [2/2] [CERRADO]

Mensaje por Amalia Abagnale el Dom Nov 15, 2015 6:38 am

Sin más el hombre comenzó a hablar, sin haberle esbozado palabra alguna, me había dado una respuesta, una negativa, no iría conmigo a Solde Ruetha. Sus palabras eran convincentes y no era la primera vez que trataba de persuadirlo para volver a la ciudad. El hombre era un viejo zorro y no tenía por donde lograr llegar a él para convencerlo. Para que lo querrían en la ciudad?. Todo era realmente extraño, por qué enviarme a mí a este tipo de cosas si pudieron haber enviado a otros más capacitados para esto?.

- Mira niña, de seguro tú no sabes lo que es perder a un ser amado y quedarte en esa tristeza y rabia de saber por qué no pudiste estar ahí. Ahora que sé que sigue bien, no puedo desertar ahora. – Sus palabras fueron una apuñalada en mi corazón la cual abrió esa cicatriz que tanto me costó sanar. Empuñé mi mano y di un golpe en la barra. Quería cortarle su lengua para que se la tragase y no volviera a decir una cosa así.
- No sabes nada de mí, yo solo cumplo órdenes. No sé para qué es lo que lo necesitan en la ciudad o cuál es su causa, pero le recomiendo que para la próxima no se dirija a mí tan a la ligera y haga supuestos hacia mí persona. – Realmente mi voz no era la mejor para convencerlo para llevarlo conmigo y me estaba conteniendo para no llorar. Sentía como mi corazón iba a explotar, quería salir corriendo y no parar hasta desfallecer. Sentía que iba a explotar y si lo hacía, arruinaría todo. Tome el vaso de agua de un golpe. -  No sé por qué es que lo necesitan en la ciudad, pero necesito que me acompañé. – Me levante de mi silla y desenvaine mi espada. – Usted decide, o se va conmigo caminado o lo me lo llevo arrastrando.

En un parpadeo la puerta del bar explotó y comenzaron a entrar tipos con una armadura negra y capas rojas, nunca antes había visto aquellas armaduras y menos el símbolo en sus capaz. El lugar se comenzó a vaciar. Todo apuntaba que eran sus compañeros y encontraba superada en número.

- Duesel Hawkner, debe venir con nosotros y le recomiendo venir por las buenas. – Ellos venían por él también y si dejaba que se lo llevasen no sería bueno para mí.
- Lo siento mucho. – Dije colocándome enfrente de los hombres de negro. – Pero él vendrá conmigo, llegaron tarde.
- Acaso eres su compañera?, la orden era llevarlo solo, quítate de en medio.
- Quiero ver cómo me quitas. – Pateé la mesa que se interponía entre los de armadura oscura y yo me lancé hacia ellos sin medir consecuencia alguna. Estaba tan enojada que solo quería explotar y golpear a alguien.
avatar
Amalia Abagnale

Nivel : 18
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En busca del Hombre Rojo [2/2] [CERRADO]

Mensaje por Duesel Hawkner el Dom Nov 15, 2015 8:31 am

La chica era bastante mala mintiendo, y peor ocultando sus sentimientos. Había tocado fondo en su corazón, y no pude evitar sentirme mal por ella y maldecir mi puta lengua de zorro... "Bien hecho Duesel, tan sensible como un pedrusco" Me dije. Con el mismo sentimiento de enfado, empuño su arma frente a mi, estaba preparado para desenvainar mi espada, cuando unos tipos de armadura negra y capas rojas entraron al recinto. La viera se ocultó y Richards salió corriendo por la puerta trasera. Tenían un extraño símbolo bordado en sus capas, reclamando que les acompañara, de manera amenazante. Antes de que pudiese decir una palabra, la chica había contestado por mi, tiró la mesa más cercana y se arrojó sobre ellos, cual lobo rabioso. Inmediatamente reaccioné tomandola de una de sus prendas y arrojandola con cuidado a mi lado. Antes de que le diese oportunidad a reaccionar exclamé:
-Cual es la lección más importante en una batalla soldado. A no llevar tus sentimientos a la batalla, el hacerlo te hará carne de cañon. - Y antes de que le diese oportunidad de reaccionar, le dije: - Me salvaste de ese lobo, mi código de caballero me obliga a devolverte el favor. Señores, me voy con ustedes si dejan a esta chica en paz. - Dije mientras susurraba una cosa al oído de la chica. - T112. -
Al salir, figuraba que ella entendería a la perfección lo que yo quería decir, despues de todo, habian seis tipos en formacion de panal alrededor mio, los tres de atras me amenazaban con sus espadas y los tres de adelante vigilaban ataques de los lados, solo espero que la chica haya captado la referencia o de lo contrarío soy hombre muerto.
avatar
Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En busca del Hombre Rojo [2/2] [CERRADO]

Mensaje por Amalia Abagnale el Dom Nov 15, 2015 6:56 pm

En cuanto dijo que se iría con ellos, di todo por perdido, no podía dejar que eso ocurriese, quizás la mejor manera esa aquella, tendría tiempo para idear un plan o al menos averiguar quiénes eran. Deben tener gran importancia, pues los soldados a las afueras del bar no impidieron su entrada.

Me volteé hacia el hombre de la armadura roja y di un paso al costado, dejando el camino libre. Todo era complicado, desde que me dio aquella respuesta. Siempre seguí lo que me decían en el cuartel, como buen soldado y esta era la primera vez que me cuestionaba las órdenes.

“Seguí este camino por ti, pero realmente actúo de la forma correcta?. El tener esta armadura puede ayudar a mucha gente, pero realmente lo estoy haciendo?.”


Debía llegar al trasfondo de esto, sin importa qué, debía saber quién era Duesel y quienes eran esos hombres de armaduras negras. Alguien en este lugar debía tener información sobre ellos.

Sin más que impotencia, vi como se llevaban a aquel hombre, lo seguiría hasta el mismo infierno con tal de saber quien era él realmente. Ambos teníamos algo en común por muy doloroso que fuera y me daba la impresión de que no solo sería eso nada más.
avatar
Amalia Abagnale

Nivel : 18
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En busca del Hombre Rojo [2/2] [CERRADO]

Mensaje por Duesel Hawkner el Dom Nov 15, 2015 7:56 pm

Mientras me hacía la idea de que estaba sucediendo, ellos me llevaron al área mas oculta de la ciudad. Figuraba ya cuales eran sus intenciones de sobra. La chica iba por mi espalda, procurando no ser descubierta y lo hacía bastante bien, a mi me tomó un buen tiempo darme cuenta de que me estaba siguiendo. Al final, paramos en un lugar casi invisible, donde un callejón en circulo y ausencia de ventanas hacía el perfecto escenario para un asunto turbio. Senti un desenvaino de espada desde mi espalda, y en ese instante, seis espadas estaban apuntando mi cuello. Uno de ellos alzó la voz.
-Duesel Hawkner, por su entromision constante en nuestra organización, ha sido sentenciado a muerte. No se resista o su muerte será dolorosa. - Y en cuanto alzó la voz, le identifiqué... "Como lo supuse, esa vieja rata parlanchina..." Viejos generales corruptos, todos ellos, todos destituidos gracias a mi, y no era de esperarse, yo les había destronado frente a sus superiores. Debía actuar con la cabeza fría, despues de todo, estoy a punta de seis espadas, no puedo tomarme las decisiones tan a la ligera... por desgracia, no soy de ese tipo de personas.
-Es increíble como han pasado de hombres de honor a ratas mentirosas en un abrir y cerrar de ojos, en especial con esas tontas armaduras que no engañan a nadie. - Aproveché la larga pausa para hacer un barrido con la vaina de mi espada, haciendo tropezar a todos los tipos, pero en un movimiento torpe, terminé mirando hacía la pared, sin posibilidades de escape. Un movimiento tonto de mi parte. En poco, los soldados se incorporaron y apuntaron sus espadas hacía mí. Si bien podía defenderme al menos de dos, caería con los otros cuatro. Mientras decidía por quien ir primero, logré oír algo pequeño, pero conocido. Se escucho un tenue aullido, aullido que identifico bastante bien. Solté una pequeña carcajada y dije:
-Estáis en problemas ahora... ¡Chica, Bowgan, ataquen! - Grité mientras me arrojé a uno de ellos con toda mi furia.
avatar
Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En busca del Hombre Rojo [2/2] [CERRADO]

Mensaje por Amalia Abagnale el Dom Nov 15, 2015 8:34 pm

Luego de seguirlos por las calles del Puerto, se detuvieron en un lugar oculto a la vista de los demás. Me detuve y escondí para no ser vista. Allí, en frete de mi veía como aquellos hombres de armaduras oscuras apuntaban al hombre en solitario. Escuchaba de manera vaga su conversación. Todo era al parecer un ajuste de cuentas. Cualquier cosa que hubiese hecho Duesel, tomarían venganza de ello en este momento. Aun siendo superado en número atacó, pero se su ataque fue en vano. Realmente estaba loco si creía que podría tener oportunidad contra todos ellos, debía actuar rápido antes de que fuera tarde. De pronto un particular aullido se escuchó a la lejanía, fue entonces cuando Duesel gritó.

- ¡Chica, Bowgan, ataquen! –

Sin dudarlo me lancé hacia los hombres de capas rojas, debía dar de baja tantos como pudiera. Podía ver como una sombra peleaba a mi lado, pero enfocada en mí ataque no le presté la atención suficiente.
Los choques de las espadas se escuchaban por todo el lugar, hace mucho que no tenía una pelea así y me sentía muy motivada. Me encontraba cara a cara con uno de los hombres, nuestras espadas chocaban y sentía como cedía por su fuerza, levanté mi pierna y lo eché hacia atrás, no me daría por vencida tan fácilmente. Al caer, su casco salió rodando y pateé su rostro dejándolo inconsciente, uno menos. Me volteé para ir en ayuda del hombre de rojo, pero alguien me tomó por la espalda sosteniendo mi muñeca para no blandir mi espada, rápidamente cambié de mano mi espada y le di con el mango en su casco, lo que hizo hacerlo retroceder. Sin dudarlo, enterré mi espada en su pierna dejándolo inmóvil por un momento. Pateé su espada lejos de él. Me lancé hacia el segundo hombre junto con Duesel, sin ver a un tercero a mi lado, a duras penas lo esquive, pero mi brazo izquierdo había sido herido.

“Demonios.”

avatar
Amalia Abagnale

Nivel : 18
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En busca del Hombre Rojo [2/2] [CERRADO]

Mensaje por Duesel Hawkner el Dom Nov 15, 2015 9:43 pm

En el instante en que cargue hacía ellos, la chica pelirroja y, un antrolobo de pelaje rojizo salieron en mi auxilio. Nunca había tenido el enorme gusto de ver a Bowgan una vez más, pero la situación lo ameritaba. A punta de sablazos y estocadas, la batalla por nuestras vidas se estaba decidiendo. Mientras, con acrobacias y volteretas, Bowgan trataba de exterminar a su objetivo, yo intentaba desarmar a los dos que tenía al frente mío, después de hacer una jugada arriesgada logré desarmar y noquear a uno, pero el otro contendiente hizo un corte vertical que me cortó unos cuantos cabellos... de no ser por que logré evadir a tiempo, hubiese sido fatal, pero aproveché esos segundos de descuido para noquear al tipo. La.chica se había encargado de dos y Bowgan seguía luchando contra el otro. En un instante ella terminó a mi lado, descuidando al tipo que aún quedaba consciente, el cual había herido el brazo izquierdo de la joven soldado. Debía controlar mis emociones, pero herir a una mujer, en especial a una jover, era algo imperdonable.
-Como te atreves... ¡COMO TE ATREVES A HERIR A UNA MUJER! - Entré en colera y cargué al cobarde, esquive su corte y perfore su rodilla con mi espada, sin sentir remordimiento alguno. Bowgan parece haber terminado con el último de ellos, dejando tirado a un grupo de hombres inconscientes y heridos. -El llevar armaduras de paladines no les hace ser unos... - Luego me voltee hacía la pelirroja y le dije: - ¿Tu brazo está bien?
A primera vista, era una buena soldado, un prodigio si logro desarmar a dos tipos sin ayuda. Pero, que llevaría a esta mujer a una vocación tan peligrosa... supongo que ella tendrá sus motivos.
-Debemos tratar esa herida, pero no aquí. ¡Eh, Bowgan! - El lobo se volteó ante mi y me respondió: - Eh... ¡Eh, Du.. duesel! Lo.. lo... ¡Lo hicimos! - Con una timidez y una actitud muy distinta a la que vimos en el campo de batalla. Rapidamente di la orden...
-Debemos tratar su brazo, llevala al escondite, a prisa. Sospecho que ellos no son los unicos...
-E... ¡Entendido! - Dijo Bowgan con un saludo militar - Salimos del callejón hacia otra área, una que yo me conocía de memoria, procurando llevar a la chica a mi lado, cubriendo la herida de cualquier fisgón.
avatar
Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En busca del Hombre Rojo [2/2] [CERRADO]

Mensaje por Amalia Abagnale el Lun Nov 16, 2015 12:01 am

Todo había acabo, los soldados de armaduras oscuras estaban derrotados, pero mi brazo se encontraba herido. Aquella sombra peleando a mi lado era un Antrolobo de color escarlata muy audaz. Sin dudarlo, Duesel era un gran guerrero, por ello lo necesitaban en la ciudad, pero de ser así, algo estaba ocurriendo y algo grande. Había algo que nos estaban ocultando y no descansaría hasta saber de qué trataba.

- ¿Tu brazo está bien?. – Duesel estaba en frente de mí.
- Sí, creo. – Mi herida no paraba de sangrar. – Esto dejará cicatriz. – dije medio bromeando.
- Debemos tratar esa herida, pero no aquí. ¡Eh, Bowgan!, Debemos tratar su brazo, llévala al escondite, a prisa. Sospecho que ellos no son los únicos. –

Me sentía algo mareada, quizás por la pérdida de sangre y no tenía idea de donde me llevaban, caminaba al lado de Duesel y el lupino iba delante de nosotros, a donde quiera que fuéramos, podría saber de qué iba todo esto.

- Algo muy malo para ellos debiste haber hecho para que esos hombres quisieran tu cabeza. – mi cabeza me daba vueltas. – necesito que te dirijas a Solde Ruetha conmigo para saber de qué va esto o si sabes de que va, dímelo, algo muy malo debe estar pasando y... – Sentía mi cuerpo como se desvanecía y lentamente perdía la conciencia.

Al despertar, me encontraba en una cama y mi brazo vendado, no sabía si aún era de día o de noche o cuánto tiempo había pasado desde que me desmaye, me levante y miré hacia todos lados.

- En dónde estoy?. -
avatar
Amalia Abagnale

Nivel : 18
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En busca del Hombre Rojo [2/2] [CERRADO]

Mensaje por Duesel Hawkner el Lun Nov 16, 2015 3:55 am

La pelirroja hacía un esfuerzo por mantenerse consciente, pero la perdida de sangre al final pudo con ella. Se desmayó en mis brazos y me di cuenta de que no podía cargarla sin levantar sospechas, pero traté de hacerlo de todas maneras, la llevé en mis brazos hasta que llegamos a una casa de dos pisos descuidada y abandonada. Entramos y bajamos al sótano por una trampilla oculta, donde estaba realmente todo lo necesario. Bowgan me dió un vendaje, el cual empapé con alcohol y envolví alrededor de su brazo para detener el sangrado. La recosté en mi cama y me senté a su lado, junto con Bowgan. Ambos apreciamos a la chica descansando plácidamente en la pequeña cama por unos minutos.
-E... es bonita Duesel, que pena que haya resultado herida... no debí haber descuidado la guardia... lo... lo siento.
-No hace falta Bowgan, ella está bien y eso es lo que importa. - Suspiré. -El verla durmiendo me hace pensar... si ella aún estuviese aquí... de seguro hubiesemos pensado en tener a una hija. Yo lo hubiese deseado de todo corazón, asi podrían conocerse, me refiero a ella y... que cosas estoy diciendo... - Dije soltando una pequeña carcajada.
-Bi... bien Duesel, soltaré de una vez, ahora que estamos a salvo. - Dijo Bowgan para llamar mi atención. -Sobre lo de tu esposa, creo que los hombres que acababas de enfrentar tienen un tipo de relación con su paradero, estoy seguro.
-Perfecto, cuentame más... - Mientras mantuvimos una conversación que duró al menos dos horas. Hasta que...
-Entonces logré encontrarlos, con lo que parecía ser una mujer... - Pero no pudo terminar de decir, debido a que nuestra invitada acababa de despertar.
-En donde estoy... - Dijo mientras se levantaba de la cama. Sonreí, me levanté de la pequeña silla en la que estaba y me senté a su lado. Exclamé entonces... -Estás en un lugar seguro. - Dije. -Estuviste durmiendo unas... tres horas, pero parece que estas mejor... eh... vaya, lo siento, pasamos por tanto y aún no se tu nombre. - Dije mientras esperaba una respuesta, o una conversación.
avatar
Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En busca del Hombre Rojo [2/2] [CERRADO]

Mensaje por Amalia Abagnale el Lun Nov 16, 2015 4:17 am

Pude ver aquella armadura roja pasar en frente de mí y posarse a mi lado. También pude ver a su can amigo a un lado de nosotros.

-Estás en un lugar seguro.  Estuviste durmiendo unas... tres horas, pero parece que estas mejor... eh... vaya, lo siento, pasamos por tanto y aún no se tu nombre. – Dijo el hombre sonriendo. Revisé mi brazo, el cual se encontraba vendado y me lo toqué mientras respondía.
- Amalia Abagnale es mi nombre y gracias por preocuparse de mí, no debió haberlo hecho, intenté atacarlo. – Comencé a recordar la breve conversación que hubo camino hacia donde quiera que estuviese. – Necesito saber el porqué de su intensa búsqueda, porque lo necesitan tan urgentemente el Solde Ruetha. – Comencé a recordar a aquella persona. – Dígame si estoy en el bando correcto, necesito respuesta, soy lo que soy por aquella persona, vivo por ambos y si estoy mal encaminada, todo habrá sido en vano. – Volví en mí luego de haberme perdido por unos segundos. – Lo siento, creo que hablé de más, pero realmente no sé para que lo necesitan con tanta urgencia e importancia, acaso se vienen malos tiempos para la república? - Si todo era como yo suponía, que ocurriría realmente, una guerra civil?, una guerra entre la propia gente de Solde Ruetha?, En que bando estaría yo?, hice una promesa y le sirvo a los militares de la ciudad, Cuanta gente moriría por ello, que es lo que realmente quería?.

Necesitaba tomar aire fresco, salir de aquel lugar, sentía mi pecho apretado, todo en lo que había creído por primera vez lo estaba cuestionando y solamente por no querer nunca ver más allá de mis narices y seguir una doctrina sin saber si aquello era lo correcto o no.
avatar
Amalia Abagnale

Nivel : 18
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En busca del Hombre Rojo [2/2] [CERRADO]

Mensaje por Duesel Hawkner el Lun Nov 16, 2015 5:18 am

La chica pelirroja se presentó por el nombré de Amalia, y me bombardeo con un sinfín de preguntas, pero una me llego hasta el fondo... "soy lo que soy por aquella persona, vivo por ambos y si estoy mal encaminada, todo habrá sido en vano" esa frase retumbó en mi mente por al menos unos segundos. Cuando ella terminó de hablar, yo contesté:
-Me alegra... haber encontrado a alguien que piensa igual que yo... - Dije, luego exalé un enorme suspiro. -Mi cruzada, es personal. Mi esposa, fue vendia por las personas a los que nos enfrentamos. Descubrí una red de corrupción entré las filas, asuntos turbios, que tenían que ver con los cristales que salvaron al mundo hace muchos siglos. Logré escalar a Jefe de capitanes... - Mi voz se torno triste por ese momento -Y ellos lo pagaron... con mi esposa. - Recobre la compostura, luego miré a amalia y le dije: -Dime, alguien como tu debería haber escalado en rangos bastante rápido, si aún estuvieses como soldado... Quiere decir que la red de corrupción no ha terminado... - Bajé la cabeza un poco y dije: -Lamento no poder ayudarte, pero mi esposa es lo primero para mi, no pierdo la esperanza de que esté viva y nunca la perderé... pero si de verdad quieres saber si haces lo correcto... Busca al General Bulke, es un calvo fortachón del regimiento, pero es la persona más confiable que puedas encontrar... de no existir ya... recurre a Valseik, el Centinela... Habla con ellos y encuentra la verdad... - Noté que la respiración de Amalia se volvía cada vez más tensa y le costaba más respirar. -Ven conmigo. - Le dije y la llevé al patio trasero. La verdad no se como reaccionaría ella... solo espero que pueda tragarse todo, por muy amargo que sea. Pero no podía dejarla en la incertidumbre...
-Si tienes otra duda, trataré de contestarla lo mejor que pueda, es lo menos que puedo hacer por ponerte en peligro - Dije
-Yo.. yo también. No.. no tengo tanta información, pero cre... creó que puedo ayudar - Dijo Bowgan.
avatar
Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En busca del Hombre Rojo [2/2] [CERRADO]

Mensaje por Amalia Abagnale el Lun Nov 16, 2015 9:52 pm

Duesel me había dado una respuesta, no la que esperaba, pero al menos ahora sabía a quién acudir para conseguir respuestas. No sabía que pasaría conmigo, definitivamente había fallado en mi misión y mi futuro como soldado de la republica era incierto.

- Le agradezco la ayuda y la información, espero que pueda seguir con su travesía en paz, pues no insistiré en llevarlo a Solde Ruetha. – Lo miré fijamente, quería verle el rostro al hombre que me había salvado y por quien había abierto mis ojos. Desde ahora viviría de la manera correcta, aunque eso significase dejar de vivir por él. – Lo que dije hace un rato. – Oculté mi rostro de su vista. – Su nombre es Jacob y sacrifico su vida por la mía, si soy soldado, es porque era su sueño e hice de ello mi vida, hasta ahora no había visto más allá de ello, pero ahora quiero hacer algo que realmente valga la pena y me haga sentir bien. Creo que es hora de seguir mi camino. Muchas gracias. – Debía marcharme lo más rápido posible, tenía que afrontar lo que me esperaba. – Debo partir hacia la ciudad, querrán saber lo que pasó y debo informar sobre los paladines de armadura negra. No mencionaré que lo vi, solo diré que ellos se lo llevaron a algún lugar, su paradero está a salvo conmigo, no lo encontrarán. – Miré al antrolobo escarlata.

Por primera vez me había dado por vencida y no se sentía tan mal, pues estaba ayudando a una persona con su cruzada, su búsqueda era mucho más importante y para lo que fuese que lo buscasen el Solde Ruetha, podía esperar, al menos eso creía.

avatar
Amalia Abagnale

Nivel : 18
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En busca del Hombre Rojo [2/2] [CERRADO]

Mensaje por Duesel Hawkner el Lun Nov 16, 2015 11:29 pm

Miraba a Amalia con una cara de tristeza, y no era el único, Bowgan también pasó por algo parecido. Era una desgracia, perder a tu ser querido, de la manera mas horrible de todas. Una voz en ese momento irrumpió mis pensamientos.
-E... encontraron su cuerpo... ¿No? S... si no, entonces no pierdas la esperanza. Due... duesel no la ha perdido, no tienes que perderla tú... - Cuando escuché esas palabras no pude evitar ponerme a pensar que la vida de esta chica y la mia estaban destinadas a unirse, ambos tenemos el mismo fantasma... el mismo tormento. Cerré los ojos un momento... y luego exclamé:
-Bien, iré contigo, vas a necesitarme si quieres llegar a hablar con el General Bulke, o con Valseik el centinela. Es lo menos que puedo hacer después del peligro en el que te puse. - Casi tan rápido como dije eso, Bowgan se puso tenso y exclamó:
- Pe... pero... ¡Duesel! S... si llegas a ir... - Interrumpí a Bowgan en ese instante.
-¿Es que acaso se te olvidan todos los trucos de éste viejo zorro Bowgan? No te preocupes por mí, ya me he retirado y no pueden forzarme a nada. Es hora de que pierda ese miedo fantasma a Solde Ruetha... - Dije mientras cerraba los ojos. La unica forma de enfrentar mis errores estaba ahi, y siento también que debería guiar a esta chica por el buen camino.
-Bowgan, siguenos de cerca. En cuanto a ti Amalia, conosco una salida subterránea que nos llevará a la salida. Afuera de ella tú guiarás el camino. Es tiempo... de ir a casa. - Dije mientras Bowgan y yo guiamos a Amalia hacia la salida. Es tiempo de eliminar éste miedo fantasma de una vez por todas. Nuestro próximo destino... es Solde Ruetha.
avatar
Duesel Hawkner

Nivel : 28
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En busca del Hombre Rojo [2/2] [CERRADO]

Mensaje por Amalia Abagnale el Mar Nov 17, 2015 1:21 am

Había dado todo por perdido, no sabía si realmente me creerían o no, pero cualquiera que fuera el resultado debía afrontarlo. En aquel momento, Bowgan  llamó mi atención, sus palabras abrieron una esperanza, siempre creí en lo que me habían dicho mis padres y jamás fui capaz de creer en la posibilidad de que estuviera vivo. Durante 5 años lloré su muerte, cuando pude haber buscado. Muerto o vivo, debía encontrarlo.

-Bien, iré contigo, vas a necesitarme si quieres llegar a hablar con el General Bulke, o con Valseik el centinela. Es lo menos que puedo hacer después del peligro en el que te puse. – Duesel interrumpió mis pensamientos con una noticia que hasta hace algunos segundos, me hubiese alegrado.
- De verdad vendrás conmigo?, no quiero que te atrapen por mi culpa. – Vendría conmigo, pero no para el propósito con el que me habían enviado hasta aquí. – Se lo agradezco mucho.

Una vez en Solde Ruetha debía localizarlo, no podías llegar juntos, de hecho aun no estando en la gran ciudad, debían estar vigilándome, en especial mi llegada. Ambos me llevaron a la salida. Debía pensar un lugar en donde reunirnos al llegar a la ciudad.

- Lo espero dentro de una semana en la ciudad, nos veremos al medio día en el bar séptimo cielo. – Los miré a ambos y di una leve sonrisa. – Muchas gracias por todo y lamento cualquier molestia que pude haberles ocasionado. Nos veremos pronto.

Sin más desaparecí rápidamente, llegue al carruaje de chocobos y emprendí viaje a Solde Ruetha, allí comenzaría a averiguar sobre Jacob y al primer lugar que iría sería a la Mansión Abagnale.

avatar
Amalia Abagnale

Nivel : 18
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En busca del Hombre Rojo [2/2] [CERRADO]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.