Final Fantasy, La era de la Luz
Bienvenido a Cetus,
El lugar donde se desenvuelve Final Fantasy: La era de la Luz.

Si deseas registrarte no olvides leer las reglas obligatorias en el subforo "Centro de Leyes" y luego crear tu personaje en el subforo "Ficha de Personaje" guiandote de la ficha modelo.

Que disfrutes tu estadia.
Afiliados Élite (32/40)
Hermanos (02/05)
Directorio (02/10)

© HARDROCK
Últimos temas
» La Pluma y la Ficción [Cambio de botón - Normal]
Lun Mayo 23, 2016 6:33 pm por Invitado

» Jormungand Boarding School [Afiliación-normal]
Sáb Abr 23, 2016 6:52 pm por Invitado

» Accademia Di Cielo || Afiliación {Élite}
Sáb Abr 23, 2016 2:57 am por Invitado

» Hiccup Hofferson
Vie Abr 22, 2016 7:59 pm por Juez Alraheim

» Sailor Moon Crystal - Afiliación Élite -
Miér Abr 20, 2016 5:29 pm por Invitado

» Ficha de Adinal Sanát
Mar Abr 19, 2016 6:01 pm por Juez Alraheim

» Ritz Astori
Mar Abr 19, 2016 3:19 am por Juez Alraheim

» Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]
Jue Abr 14, 2016 3:06 am por Juez Alraheim

» Fire Emblem: The Liberation Wars [Afiliación normal]
Mar Abr 12, 2016 11:47 pm por Invitado

» — Hopes and Dreams { Normal }
Lun Abr 04, 2016 10:48 pm por Invitado


Nuestra historia [Privado Lon'qu]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nuestra historia [Privado Lon'qu]

Mensaje por Amalia Abagnale el Dom Nov 15, 2015 11:44 pm

Mis padres habían llegado de su último viaje desde Ashal, con mi hermana nos encontrábamos jugando en el patio trasero, en donde normalmente se encuentran la servidumbre, así que corrimos a nuestros cuartos a arreglarnos para que no nos sorprendieran. Para cuando ellos habían entrado a casa, nosotras ya estábamos listas. Todos los criados estaban en la puerta, recibiéndolos, mi hermana menor bajó las escaleras para saludar a nuestros padres y a nuestro pequeño hermano, quien viajaba con ellos, pues sería el heredero de la familia. Bajé lentamente las escaleras para saludar a mi pequeño hermano Dante, lo extrañaba y había comprado algo para él cuando acompañé a nona, mi nodriza, al mercado. No era muy experta en cosas de hombres, por lo que Lon'qu, su hijo me había ayudado a elegirlo. Cuando había llegado donde mis padres pude divisarlo detrás de todos, pareciera que se estuviese escondiendo. 
No habían pasado ni dos horas y mis padres ya habían salido, mi padre iría a recibir a un hombre importante con el cual formaría una alianza comercial y mi madre se había llevado a Haruhi, mi nodriza, para que la ayudase con las cosas de mi cumpleaños, pues se celebraría dentro de tres días. Mi madre quería una gran fiesta, pues cumplía diez y seis años, según ella dejaba atrás la niñez y comenzaba mi adolescencia, en donde por fin comenzaría a ser vista como una mujer, pero realmente no me interesaba que nadie me viese como tal, a excepción de Lon'qu, pero eso jamás lo sabría. 
En cuanto estuvimos solos, Dante pidió ir por el chico, quien se encontraba en el jardín, pues era el encargado de aquel lugar. Mi pequeño hermano le encantaba hablar y jugar con él, pues era el único chico aparte de él en la casa, al parecer sus dos hermanas menores no le servían mucho para el estilo de juegos que quería.
- Espero que esté desocupado, quiero entregarle el regalo que le traje desde Ashal. - Dijo Dante mientras bajaba las escaleras tomado de mi mano. - También traje un regalo para ti, pero te lo entregaré para tu cumpleaños. - Me miró con una gran sonrisa en su rostro. - Sé que te gustará.
- Lo atesoraré. - dije mientras le devolví la sonrisa. 
Cuando llegamos al jardín, Lon'qu se encontraba arreglando las rosas. Dante me soltó la mano y corrió hacia él. Caminé hacía ellos para saludarlo. 
- Mira lo que te he traído de Ashal, Lon'qu. - Dante le entregó un pañuelo de de color rojo. - Los hombres los ocupan en sus cinturas, espero te guste. -  Mi hermano no era el único que le tenía un presente a Lon'qu, pues el día que salimos al mercado, también le había comprado un presente. Uno de los criados llegó al jardín y nos alertó de la llegada de mi padre, quien venía acompañado. Dante salió corriendo dejándonos solos, por lo que sería una buena oportunidad para darle aquel obsequio.
- Desde que llegó solo hablaba del regalo que te había traído, así que lo traje antes de que llegasen mis padres. La casa volverá a ser una locura entre cenas y amigos de mi padre, espero verte como siempre aquí. Sabes que detesto ese tipo de cosas. - le sonreí mientras sacaba una tela en donde venía envuelto el regalo que tenía para él. - Lo vi y decía tu nombre, así que lo compré. - Lo vi y pedí que tallaran su nombre en aquella hoja hecha de madera para aquel colgante. - espero te guste. - sonreí nerviosa mientras estiraba mis manos para entregárselo.
avatar
Amalia Abagnale

Nivel : 18
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestra historia [Privado Lon'qu]

Mensaje por Lon'qu el Miér Ene 06, 2016 1:31 pm

Lon'qu estaba arreglando las maravillosas rosas que habia en aquel enorme jardín. De repente escuchó unas pisadas provenientes de aquellas largas y casi infinitas escaleras que conectaban con el hogar de los Abagnale. Giró ligeramente su cabeza para poder observar que eran Amalia y su hermano, Dante. No se sentia en condiciones pues andaba algo sucio de haber estado podando el jardín. Se levantó y se fue donde estaban ellos mientras los saludaba con la mano y con una sonrisa en el rostro.

Tras una pequeña charla con Dante, este último le dio un regalo de su viaje era un pañuelo de color rojo, sonriente Lon'qu frotó el pelo de aquel chico y acto seguido se puso el pañuelo en la cintura, tal y como lo habia indicado anteriormente aquel pequeño hombre. Después de ponerselo y notar que le iba perfecto pudo ver que desde la barandilla un criado habia gritado los nombres de Amalia y Dante, acto seguido les avisó que su padre habia llegado y parecia traer acompañantes. Para Lon'qu el padre de Amalia siempre habia sido un gran influyente de su vida, a quien habia respetado y incluso admirado mucho mas que a su propio padre con quien nunca habia congeniado demasiado. Mientras el pequeño Dante se iba corriendo junto al criado pudo notar como Amalia, su mejor amiga desde la infancia y con quien mejor se llevaba, se habia quedado.

Al ver como aquella chica le entragaba aquella tela, la cual llevaba algo envuelto se sonrojo levemente y abrió sin prisas la tela para ver que era lo que contenia. Era un hermoso collar con una hoja de madera que ponia "Lon'qu" su propio nombre. Se podia decir que era el mejor regalo que le habian hecho puesto que al ser de una familia no muy adinerada nunca habia tenido ninguna posesión de valor y aquella iba a ser su primera. Aquel collar iba a ser muy importante para el a partir de aquel dia. Se lo puso con cuidado y le dijo a Amalia:

-Es precioso, muchas gracias. Pero no debias haberte gastado dinero en mi... Porque yo no te he comprado ahora nada y me siento mal-Dijo el chico suspirando entre sonrojos- Ya sabes que yo siempre te espero, este es nuestro lugar. Pero si traen muchas visitas puede que tenga que acabar trabajando de mas y cueste verme el pelo pero para ti siempre tendré un hueco libre. Y oye -Dijo mientras miraba el rostro de aquella chica, quien desde hacia unos pocos años sentia algo por ella- ¿No deberias ir a saludar a los visitantes? Puede que tu padre se enfada si no vas por alguna razón te habran llamado junto a tu hermano.
avatar
Lon'qu

Nivel : 1
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestra historia [Privado Lon'qu]

Mensaje por Amalia Abagnale el Jue Ene 07, 2016 12:25 am

Lon’qu se había avergonzado por el regalo y lo que dijo me hizo avergonzarme. Aunque haya comprado ese regalo para él, no esperaba nada a cambio, me bastaba con que estuviera ahí para mí siempre que lo deseara. Con eso me bastaba y lo que dijo a continuación me había hecho feliz, pues era justo lo que quería, que me esperase. Me acerqué a él y tome una de sus manos con las mías.

- Mi regalo no fue para recibir otro a cambio, solo sé tú mismo. – lo abracé para luego susurrarle en el oído. – no sabes lo feliz que me has hecho con lo que me has dicho. – le di un beso en la mejilla y me alejé corriendo para ir a recibir las visitas de mi padre.

Cuando entré, Dante se encontraba hablándole al visitante del viaje hacia Ashal, mi padre se acercó a mí y me pidió que sonriera, el hombre se dio media vuelta y se acercó a mí para saludarme con un beso en mi mano, luego le devolví el saludo con una reverencia extendiendo mi vestido.

- Tu padre no había exagerado después de todo. –
dijo, dejando ver una amplia sonrisa. Era un poco más joven que mi padre, usaba un traje negro y un bastón con una gran roca brillante en el mango. Su cabello castaño claro estaba peinado hacia atrás y su tez era blanca. – eres una chica muy hermosa, Srta. Fon Rosenburg. – se acercó a mí para ofrecerme su brazo y así llevarnos al salón. Miré a mi padre de reojo y me hizo un gesto para que avanzase con el caballero. – Mi nombre es Robert Pells y seré el nuevo socio de su padre.
- Un gusto en conocerlo, señor Pells. – nos reunimos todos en la sala y tuve que quedarme escuchando aquella aburrida conversación, no me gusta para nada como me veía aquel hombre, pero solo debía sonreír, siempre debía hacerlo con los amigos y socios de mi padre, debíamos dar una buena impresión, sino mi padre se enojaría con nosotras.

Habían pasado horas conversando y aún seguimos ahí, pero la llegada de mi madre con Haruhi nos había salvado. Los criados llevaron todas las cosas que habían traído a la sala de eventos que quedaba afuera, en el patio que daba al lado del jardín de rosas en donde se encontraba Lon’qu. No hallaba la hora de que se fuera aquel hombre para ir nuevamente con él.

Llegó la noche y cenamos todos juntos, riendo, de mi parte al menos, falsamente. Me había tocado sentarme al lado del invitado, quien solo veía que tomaba copas y copas de alcohol. Hubo un punto en la noche que Pells posó su mano en la mía, lo que me causó extrañeza y repulsión, pero tenía a mi padre observándome, por lo que tuve que dejar que lo hiciera. Cuando termino todo y la visita se fue,  subí a mi habitación y me encerré. Me acerqué a la ventana para ver el jardín y sin hacer ruido bajé hasta el jardín, me senté en una de las bancas mientras dejaba que la brisa otoñal me acariciase.
avatar
Amalia Abagnale

Nivel : 18
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuestra historia [Privado Lon'qu]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.