Final Fantasy, La era de la Luz
Bienvenido a Cetus,
El lugar donde se desenvuelve Final Fantasy: La era de la Luz.

Si deseas registrarte no olvides leer las reglas obligatorias en el subforo "Centro de Leyes" y luego crear tu personaje en el subforo "Ficha de Personaje" guiandote de la ficha modelo.

Que disfrutes tu estadia.
Afiliados Élite (32/40)
Hermanos (02/05)
Directorio (02/10)

© HARDROCK
Últimos temas
» La Pluma y la Ficción [Cambio de botón - Normal]
Lun Mayo 23, 2016 6:33 pm por Invitado

» Jormungand Boarding School [Afiliación-normal]
Sáb Abr 23, 2016 6:52 pm por Invitado

» Accademia Di Cielo || Afiliación {Élite}
Sáb Abr 23, 2016 2:57 am por Invitado

» Hiccup Hofferson
Vie Abr 22, 2016 7:59 pm por Juez Alraheim

» Sailor Moon Crystal - Afiliación Élite -
Miér Abr 20, 2016 5:29 pm por Invitado

» Ficha de Adinal Sanát
Mar Abr 19, 2016 6:01 pm por Juez Alraheim

» Ritz Astori
Mar Abr 19, 2016 3:19 am por Juez Alraheim

» Escudo de Bronce, Cuerpo de Acero, Corazón de oro. [Libre]
Jue Abr 14, 2016 3:06 am por Juez Alraheim

» Fire Emblem: The Liberation Wars [Afiliación normal]
Mar Abr 12, 2016 11:47 pm por Invitado

» — Hopes and Dreams { Normal }
Lun Abr 04, 2016 10:48 pm por Invitado


[Historia] Cicatrices del Pasado [Alr, Ana, Sim, Gab]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Historia] Cicatrices del Pasado [Alr, Ana, Sim, Gab]

Mensaje por Valseik, el Centinela el Lun Dic 07, 2015 7:06 pm

EQUIPO Y HABILIDADES:
EQUIPO:

La Divine Comédie (Estoque)
   [Df. Est: Muerte]
Aegis Aurea (Escudo)
   [Defiende: Kap, Sap, Zom, Emb, Conf y Loc / Auto-Coraza / Auto-Escudo]
Guardia Real (Armadura Pesada)
   [Resiste: D. Catastróficos / Reacción: "Riposte" (Detiene un ataque físico común y
   contraataca provocando "Desconcierto") / Anti: Sacro / Anti: Oscuro]
Medalla de Elissa (Accesorio)
   [Auto-Regen / Reacción: "Anulasis" (Inmunidad a todos los estados alterados)]

HABILIDADES:

Deus Ex Machina: (1 Oponente)
  Destruye el Arma, Escudo, Armadura y Accesorio con una onda mística. [2veces]
Persephone: (Todos los enemigos)
  Inhabilita todas las esferas con un sello antiguo hasta que la batalla finalice. [1vez]
Resonancia Magnética: (Todos los enemigos)
  Onda estrambótica que infrinje los estados "Maldición", "Condena" y "Paro". [2veces]
+Milagro de Herrero: (Usuario)
  Evita robos y roturas de su equipo. [6veces/Automático]
Autolázaro (1 Aliado) (Mag. Blanca Nvl 1-8)
  Otorga la capacidad a un aliado de revivir automaticamente. [1vez]

La medianoche era muda y sincera ante las extensas calles de la ciudad aristócrata en la cual aún se podía presenciar la actividad por parte de los ciudadanos que divagaban realizando sus actos rutinarios; pero en el Capitolio de los Cristales ubicado cerca de la plaza mayor, no se oía ningun sonido. Allí me encontraba, rezándole a aquellas entidades majestuosas que nos habían salvado tiempo atrás, a pesar de que mis creencias no seguían la voluntad de un dios, tampoco me consideraba agnostico; los Espers no eran simples espíritus después de todo, por mi parte estaba muy agradecido por su aporte en la "Guerra Oscura" porque de no haber sido por ellos, Cetus hubiera sido transformado en un infierno lleno de crueldad y pandemonio. Fragmentos de aquella ardua batalla llegaban a mi mente en aquel entonces: Belias, el ogro, con su fuerza brusca y su gran mazo machacaba las criaturas de gran tamaño. Mateus, la innoble, desplegaba inmensas olas fluviales junto con Famfrit, el sombrío; ambos eran un equipo indomable. Adrammelech, el iracundo, no se quedaba atrás, con su capacidad volátil destruía a los voladores con ráfagas colosales. Zalera, el sepulcral, Zeromus, el verdugo, y Chaos, el reencarnado, unían sus fuerzas sombrías para generar vórtices titánicos de destrucción en masa; el miedo que ocasionaban no se podía explicar con simples palabras. Cuchulainn, el impuro, poseía un cuerpo repugnante y una gula inmesa por lo que cada desertor estaba destinado a padecer entre sus fauces. En cambio, para Exodus, el custodio, lo primordial eran sus compañeros a quienes ayudaba creando ondas curativas y barreras férreas. Por otra parte, Hashmal, el regidor, levantaba los suelos con suma ira lánzando a las criaturas por los aires mientras que Shemhazai, la traidora, les disparaba perdigones fugaces con gran precisión. Última, el ángel, también aportaba utilizando su belleza para distraer a los enemigos pero aquellos fallecían por sus rayos radientes antes de darse cuenta de su trampa. Todos los Espers eran comandados por Zodiark, el castigador, quien no dudaba en realizar maldiciones y hechizos prohibidos a quien se interpusiera en su camino. Claro, en aquel tiempo era un lobo más joven pero aún me llenaba de sorpresas las habilidades que poseían; por esta razón en mí estaba el pedir por su bienestar en esta pequeña casona sagrada.

No habiendo terminado aún, mis instintos me indicaron que una persona había entrado al capitolio. Su aroma a pólvora y metal era reconocible ante mi sensible olfato por lo que supuse que se trataba del Juez Alraheim, la máxima autoridad del Tribunal. A pesar de que nuestro deber nos imponía la irrelevancia en cuanto a relaciones amistosas siempre me era agradable dirigirle la palabra con suma confianza:

- Alraheim, no te esperaba por este lugar y menos a esta hora ¿Pasó algo? - Me expresé a él girando mi cabeza para observarlo con mayor detenimiento. Esperaba que su respuesta sea leve, tenía entendido que como juez debía atender algunas batallas o realizar trámites en la cárcel por el momento.
avatar
Valseik, el Centinela

Nivel : 80
Raza : Antrolobo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Historia] Cicatrices del Pasado [Alr, Ana, Sim, Gab]

Mensaje por Juez Alraheim el Lun Dic 07, 2015 8:50 pm

EQUIPO Y HABILIDADES:
EQUIPO:

Antecesor (Espada Santa)
   [Pr. Est: Rotura de armadura. Turnos: 2. Anula Sacro. Absorbe Sacro]
Ancestro (Escudo)
   [Defiende: Muerte instantánea, Soporte: Mantenimiento+: Evita las roturas
    de equipo o esferas. [2veces/automatico]
Coraza de Cristal (Armadura Pesada)
   [Resiste: D. Catastróficos / Soporte: "Turbo PM+" (Utiliza dos usos en sus
   esferas de habilidad en lugar de uno, aumentando
    el rango de habilidad de uno a todos.) / Anti: Agua / Anti: Hielo]
Figurilla de Madera (Accesorio)
   [Auto-Lazaro / Reacción: "Premonición" (Repele ataques fisicos, no habilidades)]

HABILIDADES:

Ley Primordial: (Todos)
  Cambia las leyes del campo de batalla, enviando a los infractores a prisión. [Infinitas Veces]
Infracción: (1 Enemigo)
  Utiliza una carta roja para enviar al objetivo a prisión. [2veces]
Recuerdos Lejanos: (Todos los enemigos)
  Envía fantasmas de heroes pasados en su ayuda. Produce "Confusión" En los
   hombres y "Locura" en las mujeres. [1vez]
Rompe-Reacciones++: (1 Enemigo - Condicional)
  Rompe las reacciones al ser activadas si el usuario
   porta un "Escudo" [2veces/Automático]
Sanctus (1 Enemigo) (Arcanos Nvl 1-5)
  Causa daños graves de luz a un enemigo [3veces]

La historia todas las noches era la misma. Estar toda la noche parado en mi balcón hasta el amanecer o escabullirme cuando sentía ahogo dentro del senado. Había muchas cosas que odiaba del senado y que me hacían recordar mi pasado. Al voltearme, vi sobré mi cama un prototipo de cañón estelar, un viejo modelo de artillería. Entonces, unas viejas palabras vinieron a mi mente:

- No quiero presumir, pero soy el artillero con la puntería más perfecta en todo el mundo

- Heh, ahora que lo pienso esas palabras eran estúpidas... pero... - Era joven en ese entonces. El nombre que usaba era Yango Razum. Era un típico mercenario, un lobo solitario que trabajaba por su cuenta para que mis fantasmas no afectaran a los demas. Terminé siendo uno de los líderes de un clan, conociendo a muchas personas, formandoa amigos, teniendo dificultades, enfrentar malvados. Eventualmente me convertí en juez, ya que quería proteger a mis amigos y al resto de nuestra región. Pasaron los años, y luego me arrepentí de mi decisión. Siendo un juez, mi tiempo se detiene en el instante en el que tomo el juramento... pero el tiempo de los demás pasan. Tuve que enterrar a todos mis amigos, mis hijos, mis nietos. Pronto, cada persona nueva que conocía sucumbió al paso del tiempo. Condenaba la decisión que tomé, me alejé de las personas, no comía o bebía ningún líquido y no me molestaba en dormir, ya que cada vez que cerraba los ojos los veía a ellos, pero esa felicidad era pasajera. Al despertar me daba cuenta de que todo era un sueño. Por supuesto que cada acción tiene una reacción, mis ojos adquirieron una tonalidad vacía, como si se viesen sin vida o alma. A mi no me interesaba en lo más mínimo... mientras más alejado esté de las personas, mejor para mí será. No necesito hacer amigos o socializar, siempre y cuando haga mi trabajo... todo lo demás me da lo mismo. Volví a mi terraza a vigilar. La luz de la luna daba directo en mi casco esparciendo la luz por toda la habitación. En eso, llegó uno de mis hombres.
- ¡Sseñor Alraheim, hubo un inssidente. Por favor, vaya a la ssala de juntas en esste pressisso insstante! ¡Sse urge ssu presscenssia! -
¿Incidente? Ya me figuraba que habrá pasado. En ese instante... un nu mou, guardia personal de Errans.
- Señor Alraheim, por favor, necesito que excuse a la maestra Allers. Ella está de viaje. Llegará aquí en dos días. -
- Bien, se lo haré saber al consejo. - ODIABA las juntas del consejo y como los demás me menospreciaban, como si fuese el malo de la película. Por éso intentaba escasearme de las juntas sienpre que podia... pero ahora parece que no me salvaré por culpa de Errans.
- Oh, una cosa más, señor Alraheim. Debe hacerle saber al señor Valseik de la junta. - ¿¡El no está informado!? No entiendo... ¿Por qué soy el primero en enterarme de ésto? Realmente no entendía que sucedía. Pregunté por el hasta que me dieron una ubicación. El capitolio de los cristales. Nada mas entrar le vi arrodillado, tratando de orar por los espers. Era algo gracioso, la verdad... no sabía que era del tipo devoto. Me vio y creí que sería facil todo, pero como era de costumbre, trataba de ser sociable conmigo. Pasé de su rango de visión y le di la espalda.
- Te necesitan en la sala de juntas. - Dije mientras me alejé con la misma frialdad en la que vine. Quería terminar rápido con esto. Odio a la gente y no se si quiera estar medio segundo en esa sala, así que debo ser breve.
avatar
Juez Alraheim

Nivel : 80
Raza : Bangaa

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Historia] Cicatrices del Pasado [Alr, Ana, Sim, Gab]

Mensaje por Anastasia, La Emperatriz el Lun Dic 07, 2015 10:20 pm

Equipo y Habilidades:
EQUIPO:

Rosa Creciente (Hoz/Rifle Francotirador)
  -[Modo Rifle: 100% posibilidad de acierto al atacar].
  -[Modo Hoz: 100% posibilidad de Critico].
  -[Soporte: "Hypervelocidad"  Provoca en el usuario los estados Silueta, Prisa y Triple por 3 Turnos luego de haber utilizado 3 habilidades distintas. (una vez por combate)].
Atuendo Imperial (Armadura Ligera)
  -[Anti: Sacro / Anti: Oscuro / Reacción: "Desvanecer" (Esquiva un ataque físico común desapareciendo y reapareciendo a una distancia de pocos metros y en la direccion contraria del atacante)].
Anillo del Silencio (Accesorio)
  -[Reaccion: "Silencio Primigenio" (Al ser objetivo de un estado alterado, anula todos los estados alterados del usuario y beneficiosos de los oponentes e impide el uso de habilidades por 2 turnos)].

HABILIDADES:


•Deus Ex Machina: (1 Oponente)
 -Destruye el Arma, Escudo, Armadura y Accesorio con una onda mística. [2veces].
•Disparo Primatico: (1 Oponente / Modo Rifle)
 -Un disparo que provoca los estados Ardor, Congelacion, Veneno y Condena [4 Veces].
•Mil Cortes: (Todos los oponentes / Modo Hoz)
 -El Usuario desaparece, atacando a todos los oponentes a gran velocidad con ataques que provocan daños graves, dejando imagenes remanentes de su movimiento al atacar (provoca muerte instantanea a enemigos de nivel muy bajo)[4 Veces].
•Orden Imperial: (1 Oponente)
 -Provoca el estado Embrujo en el oponente (Duracion: 4 turnos) [2 Veces].
+Herrería Imperial:
 -Evita la rotura de su equipo [4 Veces/Automatico].
Trono de Anastasia:

Anastasia se encontraba en su oficina dentro del Edificio del senado, a diferencia de algunos de los miembros del lugar, ella no vivía ahí, Anastasia poseía una impresionante mansión a las afueras de la ciudad. Y había convertido la habitación que le habían proporcionado en el senado en una oficina de lujo. En la habitación destacaban una variedad de reliquias, cuadros, obras de arte, y un gran escritorio lleno de papeles importantes. Anastasia estaba revisando y firmando aquellos papeles. Aprobando y negando peticiones y algunas propuestas de leyes, antes de pasarlas para revisión y aprobación del consejo.

De pronto Anastasia se detuvo y dejo su pluma junto a los papeles en el escritorio, se quitó los lentes que usaba para leer y se refregó suavemente los ojos, mientras Irina, su asistente personal, le dejaba un té en el escritorio. –Aquí tiene, ama-.
-Gracias- Respondió La concejala. –Debe ser tan bonito no hacer nada en todo el día, la mayoría de las veces siento que soy la única que trabaja en este lugar-. Comento Anastasia, tomando la taza y bebiendo un poco del té.
-Acabamos de recibir un informe del equipo ubicado en Mysidia- Menciono Irina mientras dejaba un papel medio arrugado en frente a Anastasia. Esta por su parte soltó un suspiro de frustración al ver el papel.
-Recuérdame elegir agentes que tengan algo de finesa la próxima vez-
-Por supuesto, aunque puedo asegurar que todos sus agentes son leales en extremo, ama-
-Eso no lo dudo- Menciono Anastasia mientras terminaba de leer el informe recibido. –Por lo visto fueron capaces de hacerse con el cargamento de armas que les pedí.- Anastasia tomo el papel y se lo entrego a su asistente.
-Irina, necesito que como siempre quemes este informe, y les respondas que necesito ese cargamento en el bosque de Macalania a más tardar en una semana, y de paso avisa al grupo del desierto que necesito un informe del avance de los experimentos-
-Como ordene, ama- Dijo Irina y se apresuró a tirar el papel en la gran chimenea que adornaba uno de los lados de la oficina, haciéndolo desaparecer completamente.

Anastasia había vuelto a revisar los papeles que tenía sobre el escritorio luego de terminar su te, cuando alguien golpeo la puerta de su oficina. Irina inmediatamente se apresuró a la puerta para ver de quien se trataba y que quería. Ahí se encontraba uno de los subordinados de Anastasia frente a la puerta, diciendo que tenía información urgente para La concejala.
-¿Que sucede?- Pregunto la mujer de la capa roja.
-Uno de sus subordinados dice que tiene información de suma importancia para usted, ama- Dijo Irina sin quitarse de la puerta.
-Deja que pase- Dijo Anastasia volviendo a dejar los papeles en el escritorio.
El subordinado entro velozmente a la oficina y se puso frente al gran escritorio done se arrodillo y agacho la cabeza.
-Su majestad, ha habido un incidente grave, y se requiere su presencia inmediata en la sala de juntas- Dijo con fluidez y se mantuvo en esa posición.
-Está bien, puedes retirarte- Dijo mirando al subordinado. Y este de inmediato se levantó hizo una reverencia y se retiró de la habitación. Anastasia por su parte se puso de pie inmediatamente, tomo a su fiel rosa creciente y se dirigió a la puerta. –Irina, ordena todo en la oficina y encárgate de las cosas que te pedí- Menciono antes de salir de la habitación.

Para su fortuna, su oficina era la más cercana a la sala de juntas y tomando en cuenta el tiempo de reacción de los subordinados de cada uno, Anastasia había sido probablemente la primera en enterarse que debía ir a la sala de juntas. La mujer de la capa roja se encamino hacia la sala con paso decidido, pero no rápido, y en su caminar, la gente con la que se encontraba hacían reverencias en señal de respeto. Al llegar a la sala de reuniones, Anastasia pudo ver que su suposición era correcta, ella era la primera en llegar a la sala y se tomó unos segundos para apreciar su querido trono que había mandado a hacer especial para ser usado en las juntas, y con una pequeña sonrisa en el rostro, tomo asiento y espero al resto, que desde su llegada, llegaban tarde.


Última edición por Anastasia, La Emperatriz el Miér Dic 16, 2015 5:01 am, editado 1 vez
avatar
Anastasia, La Emperatriz

Nivel : 80
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Historia] Cicatrices del Pasado [Alr, Ana, Sim, Gab]

Mensaje por Simbad el Rebelde el Mar Dic 08, 2015 4:00 am

Notaba que había cierta conmoción y revuelo en el senado, gente yendo y viniendo, demasiado ruido y voces hablando muy alto, lo que me hacia imposible el concentrarse en el trabajo. Deje las hojas de un proyecto que estaba analizando sobre el escritorio y me dirigí al patio.
Sentía una pequeña punzada en mis cienes y necesitaba con urgencia un poco de aire fresco y algo de silencio, y el único lugar adecuado era aquel jardín que estaba ubicado en la parte trasera del enorme edificio. Estaba poblado de flores, arboles y una hermosa y gran fuente en el medio. En las noches se encendían las luces del lugar y era entonces que el jardín te obsequiaba una hermosa vista.

Trate de descansar un poco y me senté en una de las bancas pensado en lo estresado que lucia todo el mundo últimamente, la extravagante de Anastasia parecía ocupada, Alraheim con su seriedad habitual y hasta Valseik lucia preocupado. Todo esto me tenia los nervios de punta, me costaba trabajar bajo presión, pero si había que hacerlo, no quedaba de otra. Existía mucha gente que confiaba en nosotros, aun después de que parecía difícil volver a creer en autoridades. No podíamos fallar.
Mientras meditaba en esto, llegó un trabajador del Senado a toda prisa y sin aliento -
Simbad, le...estuve...buscando...por todo el edificio - me dijo entrecortadamente - lo necesitan urgentemente en la sala de juntas -, termino y se seco el sudor de la frente.
Muchas gracias por venir a avisarme .

Eso si tenia que ser algo de inmediata atención, una reunión en la sala de juntas y sin previo aviso. Me levante y estire mi cuerpo y me dirigí al lugar indicado.
avatar
Simbad el Rebelde

Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Historia] Cicatrices del Pasado [Alr, Ana, Sim, Gab]

Mensaje por Juez Gabranth el Mar Dic 08, 2015 7:46 pm

EQUIPO Y HABILIDADES:
EQUIPO:

Hoja de Tormento (Espada Antigua)
   [Est: Electro/Aero][Golpe Entumecedor][Rompe PM]
Estrella Oscura (Espada Antigua)
   [Est: Inútil/Inmóvil][Bravura]
Armadura de Juez (Armadura Pesada)
   [Reacción: "Rompehueso" (Contraataque x2)]
  [Soporte: Guardia++/Auto-prisa/Espejo]
Anillo del Juez (Accesorio)
   [Inmune Condena+/Muerte Súbita+]
    [Auto-Regen][Anula Magias+]

HABILIDADES:


 

 

 

 

 

¿En dónde estoy?.

Todo era oscuridad, podía sentir como flotaba en la inmensidad del infinito lugar. Por donde quiera que mirase todo era oscuridad. Comencé a recordar que es lo que había pasado antes de despertar en este lugar. Estaba en Dalmasca, podía ver como la ciudad que un día juré proteger se encontraba devastada. En frente de mi se encontraba ese bangaa con aires de héroe y sus amigos, habían osado desafiarme y querían acabar conmigo, un chiste, puesto que no me costó nada acabar con aquella resistencia en la cual todos creían fervientemente que podrían cambiar las cosas. El reinado de los Jueces sería eterno.

Aquella batalla contra el bangaa no era nada, había acabado con los demás jueces y el poder de la magicita era mia. Mi reinado seguiría por mucho más, no desaparecería tan fácilmente. De pronto todo fue luz, sentí un cálido abrazo que rodeaba mi cintura. Era ella, Rinoa aun vivía y le quedaban fuerzas para tratar de detenerme. Mi cuerpo se había entumido, no podía moverme aunque quisiera. Los brazos de la mujer comenzaron a cristalizarse y por consecuente su alrededor, mi cintura comenzó a cristalizarse al igual que todo mi cuerpo, luego de ello todo era oscuridad.

Seguía flotando en la oscuridad, al parecer no me encontraba muerto, pero ¿seguiría aún vivo?. A lo lejos pude escuchar una dulce voz que me llamaba.

Gabranth. Gabranth.

No podía reconocer de donde provenía la voz y menos de quien era. Una pequeña luz se comenzó a acercar a mi al igual que la intensificación de la voz. Podía escuchar con más claridad aquella voz. Quizás el lugar en donde me encontraba era en donde habitaban los cristales, había oído hablar de ello muchas veces a los ancianos. Ahora todo el lugar era luz, pero no podía ver de quien provenía aquella voz. Trate de estabilizarme y tomé una de mis espadas, para cuando la desenvainé todo se tornó oscuro otra vez, pero ahora pequeños rayos de luz caían desde donde provenía la luz. Poco a poco los rayos de luz caían por todo el lugar y era imposible poder evitarlos. Uno dio de lleno en pecho y pude sentir un grito desgarrador. Otro rayo de luz dio en mi brazo y la imagen de alguien muriendo se apareció en mi mente, uno a uno los rayos de luz atravesaban mi cuerpo y podía ver como la gente que alguna vez juré proteger, caía muerta. Como pude envainé mi espada y las imágenes se detuvieron. La luz no volvió y yo comencé a caer en un vació. No tenía miedo de aquel vació, pero sí lo tuve de aquellas imágenes que habían invadido mi cabeza.

Lo siento. Fue mi miedo a desaparecer que cometí tal error.

La verdad era esa, cuando sentí que había perdido tal don y no podría seguir protegiendo a la gente por la cual juré hacerlo, me vi envuelto en desesperación y solamente quería que aquello no desapareciera. Ya me había acostumbrado a ver morir a la gente que me rodeaba, mi familia había desaparecido hace mucho y solo velaba por la gente de Rabanasta. Ellos siempre fueron mi razón para seguir, pero aun cuando fuera inmortal, era un humano más, erré como uno más. Destruí a mis compañeros al querer arrebatarme el poder para seguir con mi labor y aquellos quienes me desafiaron solo trataban de mostrarme que había perdido mi camino y solo los hice desaparecer.

La luz volvió a inundar el lugar, era tan claro como mi mente ahora, pero de nada servía ahora que todo había acabado y el daño estaba hecho. Quería seguir como Juez, quería seguir luchando para proteger a la gente de Dalmasca, quería seguir viviendo por todas las vidas que había arrebatado. Esta vez lo haría bien.

Gabranth. Gabranth.

La voz había parecido nuevamente, podía ver una silueta a lo lejos y comencé a acercarme a ella, había una grieta por la cual introduje mi mano y de apoco mi cuerpo pudo atravesar. Al cruzar aquel umbral me hallé en una habitación iluminada por el cristal que se encontraba a mi espalda. Nunca antes había estado en este lugar, no sabía donde me encontraba y como había llegado a parar allí.

Pude oír unos pasos, al parecer gente venía a toda prisa hasta donde me encontraba, de ser así, podía ser ese bangaa y sus amigos. Me encontraba listo para confrontarlos, pero no en batalla. Mi alma parecía estaba limpia, todo aquel mal que habitó en mi había desaparecido, había encontrado nuevamente el camino y quería recorrerlo con la frente en alto.


Última edición por Juez Gabranth el Miér Dic 09, 2015 9:49 pm, editado 3 veces

_________________
I.II.III.IV.V.
Juez Gabranth




«El guardián de la ley que preside los juicios a vida o muerte, su verdadera fuerza se ejerce cuando se pone el yelmo.»
avatar
Juez Gabranth

Nivel : 80
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Historia] Cicatrices del Pasado [Alr, Ana, Sim, Gab]

Mensaje por Valseik, el Centinela el Miér Dic 09, 2015 1:53 am

Al parecer el deber llamaba y la noche se había tornado intersante con aquel aviso, pero cuando intenté preguntar por más información me había dado cuenta de que mi superior ya se había retirado. La actitud de Alraheim me generaba sorpresa, pocas veces mostraba su repudio por los pueblerinos quienes, gentilemente, lo tomaban como ejemplo o lo veían como un héroe. Pero no lo culpaba, después de todo aún arrastraba aquella cruz de su pasado y no era de mi incumbencia incluirme en sus memorias, solo esperaba en mi interior que aquel bangaa pudiera superar los pecados que le acarreaba el destino.

Al entrar por los grandes portones del Tribunal los guardias me saludaron cordialmente, era normal que aquellos me mostraran una leve sonrisa pues me llevaba bien con la mayoría del personal pero también mi perfil fomentaba el respeto, eso me hacía sentir orgulloso como Consejal. Sin embargo, lo que me incomodaba en aquel entonces era un presentimiento que tuve: mis instintos me decían que algo podría amenzar a Cetus y ello no me dejaba pensar tranquilo. Al llegar a la Sala de Juntas divisé a Anastasia sentada en su trono; sinceramente, me parecía un desperdicio de dinero gastar en semejante traste pero sus gustos eran muy peculiares y se rehusaba a sentarse en un asiento "común"; no le tomé importancia después de todo.

- Vaya, entiendo que no fui el único a quien citaron ¿Podrías explicarme que hacemos aquí, exactamente? - Expresé con los brazos cruzados. Estaba seguro de que, de todas los Consejales, ella sabía los detalles de la situación pues sus subordinados merodean por cada rincón del Tribunal.
avatar
Valseik, el Centinela

Nivel : 80
Raza : Antrolobo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Historia] Cicatrices del Pasado [Alr, Ana, Sim, Gab]

Mensaje por Juez Alraheim el Miér Dic 09, 2015 5:01 am

Salí del capitolio, quería terminar con esto lo más a prisa posible... Del capitolio al senado tardaba veinte minutos y a la sala de juntas tardaba cinco minutos en subir las escaleras en llegar y con los passdizos del senado tardaba dos minutos. Tomaría mis atajos para ir rapido hasta la sala de juntas, cuando uno de mis guardias me interceptó de camino hacía allí. Estaba perdiendo valioso tiempo, así que no dudé en increpar a mi subordinado...
- Tengo una junta importante y no tengo tie... - El guardia tenía valor al interrumpirme a mitad de mi órden.
- Señor Alraheim, lo lamento... pero tiene que ser parte de ésto. - Algo raro pasaba si uno de mis guardias secretos me hacía la mención... así que me quedé callado y me resigné a seguirlo. Pasamos por el pasillo principal hacia el jardín. Vi que otro de los consejales, Simbad también recibió el mensaje... pero yo no le presté atención y seguí mi camino. Doblamos en el salón de la magicita madre hasta llegar a un área de mis pasadizos secretos... "¡Mierda, encontraron uno!" Pero mayor fué mi sorpresa cuando vi a un centenar de los esbirros de Anastasia patrullando el lugar. Uno de ellos nos detuvo al acercarnos.
- Lo siento, pero por orden de Anastasia, la Emperatriz, nadie puede cruzar es... - No tenía tiempo para esto. Aparté al tipo y entré al lugar. Me conocía esos pasadizos de memoria y se que ahí hay un templo enterrado, el cual no mostré interés al principio.
- Es por aquí, señor. Custodié estos pasadizos como me ordenó y vi un brillo. -
- ¿Un brillo? ¿Me hiciste venir hacía aquí por un brillo? No tengo tiempo para eso. Ve tú a investigar. - No tenía tiempo para éstas cosas, así que tomé uno de mis pasadizos. La guía de mi subordinado me quitó tres minutos, así que posiblemente Valseik llegue antes que yo. Me preocupaba bastante que Valseik llegara a la sala de juntas antes que yo, así que apresuré el paso y me dirigí a la sala de juntas, donde me pareció oír a Valseik hablar. Decidí intervenir.
- ¿Podrías explicarme que hacemos aquí, exactamente? - Al escuchar esa respuesta entré con firmeza diciendo:
- Eso puedo responderlo yo Valseik. ¿¡Quien te ha dado permiso de husmear en los mecanismos del senado, Anastasia!? Vas a tener mucho que explicar... - Con Anastasia solo podía hablar de dos formas. Bien podía ser de la forma firme o de la manera que ella odia. Pero con Valseik aquí no podía hacerlo, así que debía tener toda la información posible.
avatar
Juez Alraheim

Nivel : 80
Raza : Bangaa

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Historia] Cicatrices del Pasado [Alr, Ana, Sim, Gab]

Mensaje por Anastasia, La Emperatriz el Jue Dic 10, 2015 4:13 am

Los movimientos en el edificio se sentían, gente corriendo de un lado para otro, Anastasia, desde la comodidad de su trono, podía sentir como los pasos iban y venían una y otra vez, todos diferentes, personas de diferentes tamaños y pesos, diferentes razas, casi podía distinguir quien era cada quien por el sonido de sus pasos. Sentada ahí en la sala de juntas, se mantenía mirando a la entrada del cuarto, sabiendo que si quien le había avisado estaba en lo correcto, la reunión debía ser supuestamente importante, suponía que alguno de los flojos del lugar habría invocado la reunión y procedería a explicar la situación. Pero al parecer al resto de los miembros no les interesaba lo que fuera que sucediese, puesto que ninguno aparecía, o podía ser simplemente Anastasia, al tener sentidos mejorados, el tiempo era relativo, ya que veía todo más lento, y aunque se había acostumbrado a eso, cada cierto tiempo se veía impacientada cuando solo habían pasado unos minutos.

Anastasia continuaba contemplando la puerta esperando al resto, cuando sintió una serie de pasos más decididos, alguien grande, pasos que al cabo de un par de segundo fue fácil reconocer, -Valseik, será el primero al parecer- murmuro la emperatriz mientras observaba la puerta y esperaba a que el antrolobo entrara por la puerta, los pasos se acercaban y finalmente la puerta se abrió con delicadeza, Valseik entro mirando a todos lados hasta que poso sus ojos en Anastasia. El antrolobo se disponía a hablar cuando la chica de la capa roja sintió otros pasos que se acercaban a ellos con velocidad, pesados pero no muy grandes, una armadura debía ser, el usuario probablemente esta algo pasado de peso. “Uno de los guardias obesos de Alraheim, probablemente.” Pensó anastasia por un segundo mientras dirigía su atención a las palabras del antrolobo.

- ¿Podrías explicarme que hacemos aquí, exactamente? – Dijo Valseik, y la emperatriz se vio forzada a levantar una ceja en señal de confusión, al aparecer le estaban pidiendo explicaciones a ella, pero ella al igual que el antrolobo había sido llamada a ese lugar. De pronto y antes de que pudiera decir nada apareció el dueño de esos obesos pasos, y no era un guardia del juez, sino Alraheim en persona. - Eso puedo responderlo yo Valseik. ¿¡Quién te ha dado permiso de husmear en los mecanismos del senado, Anastasia!? Vas a tener mucho que explicar... – Dijo con fuerza el Bangaa al entrar al cuarto. Anastasia por su parte cambio su mirada a una de seriedad y disgusto, el tono del Bangaa le hizo molestar.

-Primero que todo, modera el tono de voz cuando te refieras a mi o a cualquier otro, juez- El tono y las palabras de Anastasia eran pesadas, denotando autoridad.
-Segundo, no sé a qué te refieres con los mecanismos del senado, a mí también me llego el mensaje de que habría una reunión extraordinaria urgente, y vine lo más rápido que pude, cosa que al parecer fui la única, pero…- Anastasia se detuvo por un momento recordando algo. –Ahora que recuerdo hace un par de días Irina vio a uno de tus guardias entrando a un túnel que no aparece en los planos del edificio, puse a algunos de mis súbditos a revisar esto y para mi gran impresión hay una gran red de pasadizos secretos, en todo el senado que al parecer solo usted y su gente conocen- Menciono la emperatriz en tono acusativo. -¡Irina!- Grito Anastasia y la asistente personal apareció corriendo por la puerta en un par de segundos, entregándole algunos papeles a la chica de la capa roja y saliendo del lugar a la misma velocidad que entro. Anastasia arrojo los papeles a los pies de Alraheim.

-Por qué mejor no les explicas tú a este consejo, ¿que son todos esos pasajes secretos que pasan por el senado? De los que no se tiene ningún registro, pero al parecer tú y algunos de tus guardias saben de ellos. Me gusta en especial ese que da directamente a tu cuarto- Dijo Anastasia apuntando a los papeles, que eran planos del edificio marcando TODOS y CADA UNO de los pasajes secretos que entraban y salían del lugar. –¿No será que estas planeando un golpe de estado, al igual que el resto de tus amiguitos jueces hace 800 años?, o en realidad no sabemos, solo dicen los registros que tu sobreviviste a la guerra, talvez tú eras el malvado y mataste a los que quisieron detenerte, como dicen la historia está escrita por los vencedores, y el registro acá de la rebelión de los jueces dice que solo tu sobreviviste y más encima te volviste inmortal, que conveniente, ¿no?- Continuaba Anastasia sin dar un momento al resto para hablar.

-Ahora, creo que le debes a este consejo una explicación acerca de esos pasadizos no tan secretos y también una explicación de porqué nos has llamado a la sala de reuniones, ¿cuál es la urgencia, pequeño Bangaa? Que hicieron tú y tus amigos ahora que les fuerza a llamarnos a limpiar su desastre nuevamente- Dijo Anastasia -¿Cual es el problema Alraheim,? repondele a este consejo, ¿o te quedaste sin palabras al ver coo tus secretos se revelan?- Termino finalmente esperando explicaciones de aquel juez.
avatar
Anastasia, La Emperatriz

Nivel : 80
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Historia] Cicatrices del Pasado [Alr, Ana, Sim, Gab]

Mensaje por Simbad el Rebelde el Vie Dic 11, 2015 6:03 am

Llegue a la sala del Tribunal en el momento preciso en que Anastasia y Alraheim comenzaban otra de sus discusiones sin sentido. Sentía que a veces se comportaban como niños, pero los temas debían ser discutidos, así aunque duraran horas y terminaramos todos enojados. Era específicamente por eso que odiaba esas reuniones, eran eternas, no alcanzaba a almorzar y por lo general salia con un dolor de cabeza que duraba días, pero trabajo era trabajo.

Guarde silencio y mire a los presentes, me fije que también estaba Valseik en la sala, ya estábamos todos, por lo que quería empezar esta reunión lo mas pronto posible, avance un poco mas para alzar la voz, pero sentí el tono serio ocupado por Anastasia.
Hasta el momento no había prestado mucha atención a lo que discutían, pero, al parecer, era algo grave, algo sobre unos pasadizos ocultos. La emperatriz era cada vez mas dura, pero le encontraba razón, también quería saber de que se trataba todo eso, si era verdad lo que decía, representaba un peligro para todo lo que habíamos construido hasta el momento.
Me molestaban mucho esas pruebas de falta de confianza, a fin de cuentas, y por muy diferentes que fuéramos y por distinto que pensáramos, éramos lideres, y un equipo por decirlo así, todos deberíamos saber cosas relevantes como esas.
Ya basta - dije, perdiendo un poco la paciencia y alzando la voz. Yo también creo que nos debes una explicación Alraheim, pero pienso que debemos empezar con la reunión primero, es por eso que se nos convoco de manera urgente, opino que hablemos de eso y luego veamos el tema de los pasajes ocultos - dije mirandoles seriamente.
avatar
Simbad el Rebelde

Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Historia] Cicatrices del Pasado [Alr, Ana, Sim, Gab]

Mensaje por Juez Gabranth el Vie Dic 11, 2015 10:32 pm

Los pasos eran cada vez más próximos hasta donde me encontraba yo. Se detuvieron y hubo silencio por unos minutos. No sabía quiénes se encontraban allí o cuantos eran. Quizás podrían ser imperiales o los amigos de aquel Bangaa, pero quienes fueran no lucharía contra ellos.

Las puertas se abrieron de par en par y unos hombres entraron, sus armaduras no me eran conocidas, quizás no estaba en Dalmasca, podría ser que fueran nuevas armaduras de los Imperiales o Rozaria o hasta el mismo Dalmasca.

Los soldados me rodearon, todos apuntándome con sus armas, espadas, estoques, bastones, lo que fuera. De entre ellos apareció un hombre y caminó hasta mí, quedando a una distancia prudente.

- ¿Qué es lo que hace aquí? – Realmente no sabía qué hacía allí o como había llegado. La mirada cambió hacia el cristal. - ¡No puede ser! – exclamó sorprendido. - ¡¿Qué le has hecho al Cristal?! Su brillo a desaparecido. – Me volteé para verlo, para mí solo era un cristal ordinario. - ¿Quién eres tú y que le has hecho al cristal de Magicita?. – volví a mirar el cristal y ahora que lo miraba detenidamente era una piedra enorme de Magicita, pero sin su poder, por eso estaba de ese color opaco.
- Soy el Juez Gabranth de Dalmasca y exijo ver al juez a cargo de este lugar. – no sabía que una Magicita tan grande como esta podía existir, de ser así, sería como una invitación para el imperio.
- ¿Juez Gabranth? – mofó el hombre. - ¿Crees que puedes tomarme el pelo? No existe ningún Juez con aquel nombre, no me creas idiota. – Acercó su espada hacia mi rostro. – Denle aviso a los Jueces y Concejales que un intruso profanó la cámara del cristal y que se hace llamar Gabranth. –
- Juez Gabranth. – Corregí. No entendía nada, pero si había jueces, me conocerían.
- ¿Creíste que haciéndote pasar por Juez podrías robar el poder del cristal? Eres el peor ladrón que existe, puesto que no existen jueces Hume, idiota. –

¿No existían Jueces Hume? Definitivamente no me encontraba en Dalmasca. Debía averiguar en donde estaba y como había llegado aquí.


Última edición por Juez Gabranth el Lun Dic 14, 2015 4:09 am, editado 1 vez

_________________
I.II.III.IV.V.
Juez Gabranth




«El guardián de la ley que preside los juicios a vida o muerte, su verdadera fuerza se ejerce cuando se pone el yelmo.»
avatar
Juez Gabranth

Nivel : 80
Raza : Hume

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Historia] Cicatrices del Pasado [Alr, Ana, Sim, Gab]

Mensaje por Valseik, el Centinela el Lun Dic 14, 2015 3:54 am

La tensión se había apoderado de la situación, no esperaba que una discución de tal margen surgiera en un momento como este. Sinceramente, el tema era de gran importancia pero la forma en que ambos lo trataban me hacía sentir muy incómodo. No obstante, justo cuando iba a interponerme entre los dos, Simbad entró sorpresivamente a la habitación deteniéndo su intercambio de palabras; en ese momento entendí que el tema principal debería ser expuesto con mayor prioridad por lo que concordé con mi compañero en aquel entonces.

- Simbad tiene razon. Lo mas importante ahora es discutir nuestra convocación, entiendo que el tema tenga relevancia pero ello lo discutiremos después. Pido que se comporten; como autoridades de Cetus, el respeto y la disciplina deben ser primordiales en nuestra persona. - Expresé de manera segura mientras caminaba lentamente hasta mi asiento en donde me senté apoyándo mis codos sobre la mesa de partes mientras cruzaba mis dedos en señal de interés. Mi mente estaba centrada y mis oídos, pulcros; lo que menos quería era perder el tiempo por lo que, luego, observe seriamente a Alraheim y liberé un suspiro.

- Juez Alraheim, prosiga con los detalles del suceso. - Esperaba que sus palabras no concuerden con una amenaza o atentado que nos tenga que poner en una posición emergente ante Cetus. Si se repitiese un enfrentamiento similar a la "Guerra Oscura" no dudaría en defender a mi pueblo pero... con los Espers fuera de sus cristales... ¿Seríamos capaces de sobrevivir a un atentado de ese nivel?
avatar
Valseik, el Centinela

Nivel : 80
Raza : Antrolobo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Historia] Cicatrices del Pasado [Alr, Ana, Sim, Gab]

Mensaje por Juez Alraheim el Lun Dic 14, 2015 5:42 am

Escuchaba atentamente todo lo que Anastasia decía sin perder la postura ni la cordura. Era lindo como trataba de inculparme de todo. Casi sentí ternura... casi. Cuando acabó de dar el discurso en contra de mi persona y los demás trataban de calmar la situación, pensaba en safar de forma amable, después de todo, esa era una mentira a medias, y como tal.. debía ser contada en partes.
- Yo creo que no es el momento para hablar de eso ahora Anastasia, de todos modos tendré que arreglar los mecanismos, como siempre lo hago. Bien... - Si bien eso serviría como punto de disuacion, aún faltaba otro punto en la discusión. - Aún quiero saber el porqué de ésta junta, y si nadie lo sabe, al menos quiero una explicación. Por cierto, Errans no asistirá hoy debido a que está de viaje. - No me saltaba nada, pero debía averiguar el motivo de la junta. Me voltee y vi a dos de mis subordinados. - ¡Von Alexandroz, Pendragón! - El moguri y el hume me saludaron con una reverencia. - Ustedes sabrán el motivo de la junta, así que por favor... - El moguri fue el primero en hablar, supongo que era el más informado de los dos. - S-si, kupo. Se están terminando los exámenes preliminares del santuario de los cristales prohibidos, kupo. Solo falta que el mensajero llegue con las pistas que necesitamos, kupopo. - Era perfecto, no sabíamos nada sobre el motivo de por qué alguien robaría los cristales, pero los examenes preliminares posiblemente nos den una pista del porqué. Hubiésemos continuado con la charla de no ser por que una persona entro con fuerza a la junta, jadeando del cansancio.
- Se.. ñores. Se.. le.. re... quisitan. - El hume parecía agitado. - Mantén la compostura soldado. - Dijo mienteas se levantaba de su silla y se posicionaba en frente de él. - Si... Señor. Se le requisita a todos de carácter urgente. Por favor seguidme. - Algo pasaba si nos llamaban a todos y no quería imaginar el motivo...
avatar
Juez Alraheim

Nivel : 80
Raza : Bangaa

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Historia] Cicatrices del Pasado [Alr, Ana, Sim, Gab]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.